Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

AmeriCup: las necesidades de la selección de básquetbol llenan de juventud y juego externo a la lista

El plantel que disputará el certamen promedia 24,6 años de edad y tiene el doble de perimetrales que de internos

Miércoles 23 de agosto de 2017
0
El seleccionado festeja la conquista del Súper 4 de Salta
El seleccionado festeja la conquista del Súper 4 de Salta. Foto: Villarpress

El Súper 4 de básquetbol que la Argentina ganó en Salta y la lista para ir en pos de la AmeriCup sugieren cómo será la fisonomía del seleccionado a corto plazo: mucha juventud y mucho juego externo.

Los 12 miembros de la nómina promedian 24,6 años de edad, con apenas tres encima de los 25: el histórico Luis Scola (37) y los consolidados Nicolás Laprovittola (27) y Facundo Campazzo (26). Lógica consecuencia de los recientes retiros de glorias y del objetivo de largo plazo del entrenador Sergio Hernández : completar el recambio de la Generación Dorada.

El otro objetivo es más inmediato: ser competitivo ahora. Muy pronto, a partir de este domingo, cuando la Argentina afronte su primer torneo con un único vestigio de la Generación Dorada, Scola, que, en rigor, no estará disponible para la etapa de Bahía Blanca sino, quizás, para la de Córdoba (ver aparte). Para esa meta de seguir aspirando a podios el DT echó mano no sólo a lo mejor que tiene sino también a lo que hay, que es un marcado desbalance entre talento fuera del perímetro y fortaleza en la zona pintada.

Por cierto, se trata de un rasgo clásico del básquetbol nacional, siempre escaso en jugadores grandotes. Y Hernández tomó una decisión poco común: que entre los 12 convocados quedaran 8 perimetrales (bases, escoltas y aleros) y 4 internos (ala-pivotes y pivotes), cuando lo normal es que haya 7 y 5, respectivamente. Algo que, además, se condice con el estilo de los equipos del bahiense, afectos a los triples con un juego muy colectivo. Llegado el caso, el versátil alero Gabriel Deck puede desempeñarse como ala-pivote, pero sus 194 centímetros son pocos para el puesto en el nivel internacional.

Lo que viene para la selección
Lo que viene para la selección. Foto: LA NACION

Sin embargo, algo favorece a la Argentina en ese aspecto: en el básquetbol se usa cada vez menos internos. Muchas veces los conjuntos forman con un 4-1, es decir, un solo hombre cerca del aro. Las tácticas de Hernández son compatibles con esa tendencia.

La prelista del seleccionado tuvo 17 miembros al principio, incluidos los invitados Erik Thomas (luego se fue a protagonizar los juegos universitarios mundiales en Asia) y Daniel Amigo. Después del 86-74 a Brasil con que la Argentina conquistó el Súper 4 salteño, de los 15 restantes Hernández desafectó al base José Vildoza, el escolta Eric Flor y el pivote Roberto Acuña, que había participado en los Juegos Olímpicos de 2016. El del hombre de Quimsa parece ser otro caso de un interno que no se afianza, como el de Matías Bortolin y el de Tayavek Gallizzi, que esta vez sí quedó en la nómina.

Por lo pronto, Patricio Garino (desgarro de 7 milímetros en el tercio medio del recto anterior izquierdo) estaría disponible para Bahía Blanca. Lo de Scola (ídem en el gemelo interno izquierdo) es de proyección más incierta. Un poco como lo que sucede con este plantel joven y perimetral.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas