Oficina compartida: el secreto delcoworking que sólo los millennials conocen

Networking - cambio generacional: los espacios de trabajo colaborativo no sólo permiten ahorrar costos, sino también aceitar la red de contactos profesionales

Cintia Perazo
PARA LA NACION
Miércoles 23 de agosto de 2017

Cuando los millennials sean mayoría en el sector laboral vendrán profundos cambios como consecuencia de la forma de vida que desea llevar esta generación. "Si un millennial completara un formulario para buscar trabajo seguramente valoraría un buen ingreso, pero iría mucho más allá. La flexibilidad es fundamental para la vida de estos jóvenes nacidos entre 1980 y 2000 y es por eso que, a nivel laboral, se llevan de maravillas con el trabajo freelance y con todas las modalidades de teletrabajo que dejan de lado los rígidos horarios de ocho o nueve horas presenciales en la oficina", aseguran desde Toptal, red mundial de desarrolladores de software y diseñadores freelance.

Hoy, los millennials tienen entre 21 y 34 años y constituyen el 22% de la población argentina y el 30% de los habitantes de América latina. Según la consultora internacional Nielsen, hacia 2025 representarán el 75% de la fuerza laboral y de consumo del mundo.

Por eso los espacios de trabajo colaborativo o coworking presentan un futuro prometedor. Pero ¿en qué difieren de las clásicas oficinas compartidas? La gran diferencia del coworking es el espíritu de colaboración. Los espacios de trabajo colaborativo potencian, ya desde su diseño, la innovación y la generación de una red más amplia de contactos con profesionales de diferentes disciplinas. Son un reflejo de la aparición de nuevos modelos de trabajo y expectativas de crecimiento en el mundo de los negocios.

En la Argentina existen aproximadamente 100 espacios de coworking. El promedio de estos espacios tiene 300 m2 y alberga unas 50 personas, pero también hay casos de espacios de hasta 10.000 m2 y más.

Entre los principales beneficios que destacan los usuarios es que estos lugares generan oportunidades laborales y personales porque allí se reúnen profesionales de diferentes sectores. También aumenta la productividad, potencia la creatividad y permite ampliar la red de contactos. Al mismo tiempo permite ahorrar costos y tener mayor flexibilidad al delegar cuestiones de infraestructura y servicios, ya que ponen a disposición salas de reuniones, servicio de Internet y telefonía, secretaria y domicilio postal, entre otros servicios. "Los coworkers tienen cero costo de inversión al armar la oficina, mientras se enfocan en su trabajo", agrega Martín Orlando, CEO de La Maquinita, uno de los espacios locales de coworking.

Por su parte, Alejandro Gawianski, presidente de HIT Group, coincide con Orlando y agrega que al no requerir una inversión inicial para montar una oficina este servicio es ideal para empresas que recién comienzan, ya que les permite flexibilizar su gasto según su crecimiento.

La llave tiene precio

Los valores varían según cada espacio y los servicios contratados. La Maquinita, por ejemplo, ofrece oficinas para empresas de cinco miembros y hasta de 80 posiciones de trabajo, para freelancers, microempresas y emprendedores, y salas para todos aquellos que necesiten hacer reuniones de trabajo esporádicas. También cuentan con salas de capacitaciones donde se pueden realizar talleres, cursos, capacitaciones y workshops. "El precio por lo general es por miembro y ronda los $3500 más IVA por mes. Pero este valor se reduce cuando los equipos son más grandes", revela Orlando.

Otro jugador de este sector es Urban Station. Esta empresa ofrece escritorios individuales, salas de reunión, auditorios y espacios para eventos. "La modalidad de alquiler es por hora, día o mes según las necesidades del cliente. Se complementa con servicios de wifi de alta velocidad, cafetería, impresiones, escáner, catering, servicios de librería, bicicletas, es decir, todo lo necesario para que los clientes desarrollen sus actividades", resume Florencia Faivich, cofundadora del espacio. En este caso la posición mensual, que incluye wi-fi y coffee break, cuesta $ 3300 más IVA por mes, mientras que la hora de un espacio abierto sale $ 75.

Una alternativa diferente es HIT Group, que ofrece servicios de oficinas "llave en mano", con amenities incluidos, como salas de reuniones, workcafés y auditorios. El valor promedio por el alquiler mensual de estos espacios es de entre $ 5000 a $ 8000 por persona. "Nuestro público es muy variado, desde emprendedores individuales, pasando por equipos de trabajo, hasta corporaciones, que prefieren no invertir en activos tercerizando la gestión de la oficina", resalta Gawianski.

En el interior del país también hay gran cantidad de espacios y siguen sumándose; entre ellos se encuentra Dorregus Coworking, ubicado en Mar del Plata. Este lugar está situado cerca del centro de la ciudad, pero lejos de los atascos de tráfico, y cuenta con la posibilidad de estacionar en la calle.

Más allá de la complicada situación económica que estamos atravesando, Faivich destaca que el sector está en crecimiento. "Como el servicio que ofrecemos es variable y flexible, es una excelente alternativa para aquellos que quieren reducir los costos fijos", argumenta.

Mientras que Matías Calvo, del espacio Dorregus Coworking, comenta que si bien hay mucho interés en utilizar los espacios tuvieron que ajustar los precios. "En nuestro caso particular algunos miembros full time están contratando planes part time para reducir sus gastos", cuenta.

Pero más allá de la coyuntura económica el sector está creciendo, y esto lo hizo atractivo también a las multinacionales, que ya comenzaron a ingresar al mercado local. Entre ellas se destaca la compañía estadounidense WeWork, que desembarcó recientemente y está alquilando una torre de 12.000 m2 en pleno microcentro.

"Debido al cambio de paradigma laboral, el sector va a seguir creciendo y hasta duplicándose año tras año, ya que ahora no sólo empresas pequeñas eligen el coworking, sino también las medianas y grandes, que entienden el valor de tener una oficina que resuelva todo por ellas, incluso la inversión del armado de las mismas", señala Orlando.

El CEO de La Maquinita advierte que se vienen tiempos de mucha competencia, ya que continuarán ingresando más jugadores internacionales. "El sector va a seguir desarrollándose gracias a que se sumarán las medianas y grandes empresas. En el mundo ya está sucediendo que compañías como Microsoft o Spotify elijan el coworking para sus nuevas operaciones. Hasta bancos como el HSBC están empezando a ocupar metros cuadrados de oficinas compartidas", cuenta.

Antes de concluir, el presidente de HIT Group destaca: "Creo que el coworking es una modalidad que va a experimentar un crecimiento exponencial, sobre todo porque será muy buscado por las nuevas generaciones de millennials".

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original