Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Maldonado: organizaciones sociales no quieren integrar una comisión conjunta sobre el caso

Rechazan una propuesta de los ministros Bullrich y Garavano; reafirman su teoría de que la Gendarmería es responsable de la desaparición del joven

Miércoles 23 de agosto de 2017
0

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, pidió ayuda a los familiares y allegados de Santiago Maldonado para obtener un resultado positivo en la investigación. En conferencia de prensa, junto a Germán Garavano, ministro de Justicia, y a Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, comunicaron además la propuesta que se le realizó a algunas organizaciones sociales defensoras de derechos humanos, de trabajar en forma conjunta "para hacer una comisión de seguimiento del caso".

Tanto Bullrich como Garavano dijeron que las personas que representaban a las organizaciones no estuvieron dispuestas a trabajar en equipo. La investigación tiene más dudas que certezas hasta el momento, desde el hecho que no existe información que corrobore la versión de los mapuches sobre la desaparición de Maldonado durante un conflicto con la Gendarmería el 1° del mes actual.

Las organizaciones sociales luchan por encontrarlo con vida. El Gobierno maneja varias hipótesis y no está dispuesto a declarar la culpabilidad de la Gendarmería hasta que no lo diga la Justicia. Las organizaciones sociales, por su parte, sólo aceptan la hipótesis contra la Gendarmería como la única fehaciente.

Los interrogantes son muchos en un conflicto, donde la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) defiende las tierras que alguna vez le pertenecieron. La agrupación tiene más de 70 causas penales en su contra y su líder político, Facundo Jones Huala, está en prisión. El conflicto se extiende a Chile.

Santiago Maldonado lleva desaparecido más de 20 días. El 31 de julio, la Gendarmería recibió una orden, firmada por el juez federal de Esquel, Guido Otranto, que ordenaba despejar un corte en la ruta 40 realizado por cuatro personas encapuchadas, en nombre de la comunidad mapuche. Liberaron el corte y, al día siguiente, los mapuches redoblaron la protesta y fueron entre ocho y diez personas encapuchadas las que cortaron la ruta.

La Gendarmería actuó de oficio y, según lo muestran los videos y las fotografías, la movilización fue violenta de ambas partes. Dos gendarmes resultaron con heridas de gravedad e inmediatamente después al enfrentamiento, una mujer mapuche realizó una denuncia ante el defensor oficial, Fernando Machado, por la desaparición de Maldonado.

Desde el primer momento, la familia de Maldonado y los integrantes de la RAM acusaron a la Gendarmería por la desaparición del joven. Dos miembros de la organización, que actúan bajo la figura de "testigos protegidos", denunciaron que Maldonado fue atacado en forma violenta por efectivos de la Gendarmería que luego lo introdujeron en una camioneta blanca y se lo llevaron.

La Gendarmería niega la versión. Garavano ayer insistió en que la investigación está a cargo de las fiscalías que actúan en el caso y el juez federal. "Los resortes del Ejecutivo están a disposición del juez y los fiscales", dijo.

A modo de ejemplo, citó el programa de testigos protegidos. Bullrich aprovechó la conferencia de prensa para aclarar que la persona a la que ella se había referido en su presentación ante el Senado, Ariel Garzi, no era un testigo protegido ni tenía identidad reservada.

La aclaración buscó descartar los múltiples comentarios en las redes sociales que habían denunciado a Bullrich por supuestamente haber divulgado la identidad de un testigo protegido.

La ministra, además, planteó dudas sobre su testimonio. Garzi dijo haber llamado al celular chileno de Maldonado el 2 de agosto y que alguien contestó la llamada y mantuvo silencio durante 22 segundos. Bullrich expresó que en su testimonio, la persona mostró una captura de pantalla del 4 de agosto y dijo que era el 2. Además hay una llamada saliente y los operadores de telefonía argentina dicen que el teléfono no se activó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas