Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empezó la primera cátedra universitaria que trata el tema del aborto

Ayer, este debate debutó en la currícula universitaria con la materia "El aborto como problema de salud" que se dicta en la Universidad Nacional de Rosario

Miércoles 23 de agosto de 2017 • 01:49

La Universidad Nacional de Rosario (UNR) decidió incluir el aborto dentro del listado de materias que ofrece la Facultad de Medicina y la respuesta entre los alumnos fue contundente. A pesar de tratarse de una asignatura optativa, los 80 cupos disponibles para anotarse en "El aborto como problema de salud" no fueron suficientes para saciar la gran demanda de los estudiantes por inscribirse, por lo que ya hay alumnos de cuarto y quinto año en la lista de espera.

De esta manera y por una decisión unánime del Consejo Directivo, desde ayer a las 18, el aborto se sumó formalmente a la currícula educativa. Para acompañar este cambio, un grupo de mujeres, que lucían unos pañuelos verdes, desplegaron una bandera del mismo color que decía: "Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, Rosario".

Desde ayer a las 18, el aborto se sumó a la currícula educativa
Desde ayer a las 18, el aborto se sumó a la currícula educativa. Foto: Gza. La Capital

Tal como publicó el medio local La Capital, la vicedecana de la facultad, Alejandra Chervo, explicó que para la facultad esta decisión "significa poner en blanco sobre el papel algunas cuestiones muy importantes que están pasando hoy, todos los días, en cada uno de los centros de salud de la región".

Y agregó: "La idea es brindar un marco teórico para los estudiantes. En otras materias, también se da el tema, pero las situaciones que se viven son muy graves, muy comunes, muy duras, y los futuros profesionales tienen que saber trabajar sobre esta problemática". Por eso, quienes se encargarán de dictar esta materia serán docentes vinculados con la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir.

Además, confesó que desde la institución se sintieron "sobrepasados" por la repercusión que tuvo esta medida: "Es la primera en el país que lo encara de esta manera. Es algo histórico y ha causado mucho más revuelo del que imaginábamos".

Aclaró, también, que la decisión "no representa una cuestión de valores": "Sabemos que causa resistencia en algunos sectores sociales, pero nosotros pensamos que las mujeres son las que mejor conocen estas situaciones. Por supuesto que hay una cuestión de creencia, pero esa no es nuestra intención. No queremos avasallar sobre las cuestiones de conciencia".

En esta nota:
Te puede interesar