Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras el violento episodio en Virginia, Donald Trump sostuvo que sus dichos fueron "perfectos"

El presidente de Estados Unidos había dicho que había "culpa de ambos bandos" cuando se refería al enfrentamiento entre activistas de la extrema derecha y grupos anti-racistas que acabaron con una persona muerta

Miércoles 23 de agosto de 2017 • 03:15
0
Foto: Archivo

PHOENIX.- Diez días atrás, el sábado 12 de agosto,una persona murió durante un enfrentamiento entre quienes participaban de un acto de la extrema derecha estadounidense y varios grupos anti-racistas, en Charlottesville, Virginia. Tras el episodio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, si bien expresó que condenaba "en los términos más duros la violencia en Charlottesville", había añadido que creía que había "culpa de ambos bandos" por lo sucedido. Ayer, durante un acto en Phoenix, en Arizona, el mandatario revalidó sus dichos y atacó a la prensa.

Durante un mitin sostuvo que sus dichos tras el evento en Virginia habían sido "perfectos" y criticó a los medios de comunicación dado que, según expresó, no reportaron debidamente lo que él había dicho tras lo acontecido. Además, añadió que la prensa es "una plataforma a grupos de odio". Entonces, algunas personas de la multitud señalaron a los periodistas presentes en el recinto. Otros, incluso, corearon "CNN apesta".

Además, Trump sugirió que podría perdonar a Joe Arpaio, ex alguacil del condado de Maricopa, Arizona, que fue declarado culpable el mes pasado por desacato criminal, al violar una orden de un juez, que data de 2011, para que cesara en la persecución a inmigrantes. "¿A la gente de aquí le gusta el alguacil Joe?", preguntó Trump, recibiendo fuertes aplausos y un eco que repetía: "¡Perdonen a Joe!"."¿El alguacil Joe fue condenado por hacer su trabajo?", consultó entonces, antes de predecir que Arpaio estaría bien. "No lo haré esta noche porque no quiero causar una controversia", declaró.

Trump recibió críticas de distintos sectores por culpar tanto a los nacionalistas blancos como a los contramanifestantes por la violencia en el mitin de Charlottesville, organizado por neonazis y supremacistas blancos, donde una mujer perdió la vida. Los manifestantes afuera del mitin de ayer gritaron: "Vergüenza, vergüenza, vergüenza" y "no a Trump, no al KKK [por el grupo supremacista blanco Ku Klux Klan], no a unos Estados Unidos fascistas" cuando los partidarios de Trump comenzaron a llenar el Phoenix Convention Center.

Por otro lado, quienes apoyan el gobierno del actual presidente de EE.UU., arengaban: "Construye el muro", en referencia a la promesa de Trump de levantar un muro en la frontera con México.

Agencia Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas