Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La cámara afgana, el ojo reflexivo de Rodrigo Abd

Entre la inmediatez de la noticia y el vértigo de cubrir los conflictos más extremos en todo el mundo, que el fotógrafo argentino realiza para la agencia Associated Press, surge esta serie de fotos realizadas con una vieja cámara de cajón; la muestra se puede visitar en FoLa (Fototeca Latinoamericana) hasta el 24 de setiembre

Kabul, Afganistán, 2006
Kabul, Afganistán, 2006. Foto: Rodrigo Abd
Jueves 24 de agosto de 2017 • 02:07
0
Kabul, Afganistán. 2006
Kabul, Afganistán. 2006. Foto: Rodrigo Abd
Pandilleros en Guatemala, 2010
Pandilleros en Guatemala, 2010. Foto: Rodrigo Abd
Familiares de desaparecidos en la década del 80, Ayacucho, Perú, 2012
Familiares de desaparecidos en la década del 80, Ayacucho, Perú, 2012. Foto: Rodrigo Abd
Perú, 2012
Perú, 2012. Foto: Rodrigo Abd
Cortadores de caña de azúcar, Retalhuleu, Guatemala
Cortadores de caña de azúcar, Retalhuleu, Guatemala. Foto: Rodrigo Abd
Princesa maya.Francisca, partera y Reina maya, Coban, Guatemala, 2011
Princesa maya.Francisca, partera y Reina maya, Coban, Guatemala, 2011. Foto: Rodrigo Abd
Perú, 2012
Perú, 2012. Foto: Rodrigo Abd

En 2006 Rodrigo Abd fue enviado a Kabul para cubrir la guerra de Afganistán para Associated Press, la agencia que integra como staff photographer desde 2003. Un día, caminando por el centro de la ciudad, descubrió el antiguo oficio local de la kamra-e-faoree -la cámara instantánea- o cámara de cajón, como la conocemos acá. Encantado con una tecnología tradicional que desconocía, decidió comprarle una cámara a uno de los fotógrafos y un taller completo para aprender a usarla. En ese cruce entre el universo incierto y tenso del reportaje de guerra y el espacio más íntimo y distendido de la fotografía de plaza nació una nueva mirada. El tiempo de la toma fotográfica retoma su esencia y el objeto retratado cobra su singularidad. En 2006 en Kabul, Rodrigo Abd comenzó a producir retratos de jornaleros afganos con su "nueva" cámara y nunca más la abandonó.

En los años siguientes, entre Guatemala -donde vivía- y después en Perú, país en el que reside a partir de 2012, Abd siguió produciendo retratos: reinas mayas, payasos de calle, cortadores de caña de azúcar, pescadores artesanales, pandilleros juveniles, parteras rurales, familiares de desaparecidos, entre otros, desafiando los calendarios implacables del fotorreportaje, así como el peso y la falta de practicidad de la maquinaria rudimentaria.

Fotos de Rodrigo Abd

Texto de Verónica Cordeiro

Edición fotográfica de Dante Cosenza

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas