Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jumbo se suma a la pelea por ganar en los barrios

Abrió en Recoleta un nuevo formato de supermercado de cercanía

Jueves 24 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El nuevo Jumbo de Recoleta
El nuevo Jumbo de Recoleta. Foto: Gentileza Jumbo

Jumbo se suma a la pelea por la cercanía. Con una inversión de $ 69 millones, el grupo Cencosud concretó la apertura de una tienda de 1200 m2 en pleno barrio de Recoleta que busca replicar la experiencia de compra de un hipermercado, pero en un local diez veces menor.

El nuevo supermercado opera con la marca Jumbo y se levanta en un terreno donde hasta hace dos años funcionaba un supermercado Disco. En Cencosud además adelantaron que antes de fin de año sumarán otro local de similares características en Belgrano, potenciando la guerra en el barrio que ya libran otras propuestas de tiendas de proximidad como los Carrefour Express y los minimercados Día.

"Jumbo siempre se destacó por algunos atributos, como el surtido, la calidad y los servicios, pero a la vez algunos clientes se quejaban de que el hipermercado les quedaba lejos de su casa. Con esta apertura estamos llevando la propuesta de Jumbo a un formato de proximidad, con el foco puesto en lo que siempre caracterizó a la marca, como los artículos importados, los alimentos frescos y los platos preparados", explicó a LA NACION Matías Videla, gerente general de Jumbo Retail. La compañía cuenta en la actualidad con 282 supermercados repartidos en sus tres marcas: Jumbo, Disco y Vea.

La decisión de apostar fuerte a la cercanía ya fue tomada por otras cadenas, como Carrefour -que hoy cuenta con más de 400 tiendas de su marca Carrefour Express- y Día%, que suma 800 minimercados y además anunció un agresivo plan de expansión en el mercado argentino que contempla la apertura de otros 228 locales hasta 2020.

Videla reconoció que el consumo todavía no da señales de recuperación. "En el caso de Jumbo nos favoreció el cambio en el contexto y las facilidades para importar, lo que nos permitió mejorar nuestro surtido. Pero en general todavía no se ve una reactivación del consumo. La sensación que tenemos es que somos el último vagón del tren y que aún habrá que esperar un poco más para ver una mejora clara en las ventas", admitió el supermercadista. En cambio, destacó que la inflación sí está dando señales muy claras de desaceleración. "Si bien en los últimos 60 días hubo algunos aumentos, lo que vemos es que no hay mucho margen para que la industria avance en nuevos aumentos. El consumidor está muy sensible a que cualquier suba", explicó Videla.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas