Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuando la moda es cada vez más inclusiva

La firma americana Torrid presentará su propuesta de temporada para una curva de talles del 40 al 60 en la semana de Nueva York

Sábado 26 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Rossy de Palma, Candice Huffine, algunas de las que están a favor de una moda para todas
Rossy de Palma, Candice Huffine, algunas de las que están a favor de una moda para todas.

BARCELONA

Desde que la marca americana Torrid anunció que se presentará en la Semana de la Moda de Nueva York en diez días, con sus talles del 40 al 60, la noticia dio la vuelta al mundo y generó mucha expectativa. No es la primera firma que sube talles plus size a la pasarela pero sí la que presenta una colección completa en talles XL, que promete no dejar al margen a ninguna mujer de las últimas tendencias rocanroleras y de boho romántico en ropa casual y elegante, trajes de baño y lencería. La firma tiene 500 locales entre Estados Unidos y Canadá.

Un paso adelante rumbo a una industria de la moda más inclusiva y representativa. "Comprometidos en ayudar a los consumidores a encontrar su estilo personal, sentimos que es importante exhibir la diversidad del plus size en uno de los escenarios más influyentes de la moda. Nuestro objetivo es mostrar moda y llevarla con el cuerpo, se cual fuere su talle, o más bien, por su talle, de manera inclusiva", declaró Kay Hong, directora ejecutiva de Torrid desde Los Ángeles.

Ashley Graham en la gala del Met vestida por H&M
Ashley Graham en la gala del Met vestida por H&M.

Ashley Graham, Iskra Lawrence, Candice Huffine y otras modelos de talle grande, ficharon en desfiles del último fashion week de Nueva York. Fueron 27, contra las 12 de la edición anterior, o las 4 del previo. Buena parte desfiló para el estadounidense Christian Siriano, famoso por vestir a actrices, como Christina Rene Hendricks, la pelirroja de Mad Men; Oprah Winfrey, y Whoopi Goldberg.

El desfile que prepara Torrid incluirá como nuevas modelos a las 10 semifinalistas del certámen Cara de Torrid 2018, en el que se inscribieron miles de mujeres.

"Esta iniciativa, que comenzó en el Fashion Law Institute y que este año incluye también a Christian Siriano y Chromat, significa el triunfo de las estrategias de marketing que suman pasarela + concurso televisivo de modelos + estrategias de imagen corporal positiva", opina Patrícia Soley-Beltran, doctora en Sociología de la Universidad de Edimburgo y licenciada en Historia Cultural de la Universidad de Aberdeen, galardonada con el Premio Anagrama de Ensayo por ¡Divinas! Modelos, poder y mentiras (2015), que estudió como pocas su primera profesión: modelo.

Soley-Beltran, barcelonesa, integrante del grupo de investigación de antropología del cuerpo (Institut Català d'Antropologia-CSIC) y del comité editorial de la revista Critical Studies of Fashion and Beauty, cree que la sociedad cambió poco, ya que la diversidad corporal es parte de la realidad humana y hace años que se manifiesta el activismo corporal, por ejemplo en las redes. No obstante, algo se mueve en la industria de la moda, ya que "no sólo se atiende al amplísimo nicho de negocio que no encaja en los talles prêt-à-porter estándar, sino que se busca satisfacer a una demanda social por representación e inclusividad".

Activismo corporal

En Estados Unidos, más que en cualquier lugar en el mundo, es más fácil conseguir prendas de todos los tamaños. Soley-Beltrán no se imagina un desfile como el de Nueva York en París o Milán: "Por ahora no, más allá de alguna modelo como excepción en un desfile estándar, o los desfiles de marcas como Marina Rinaldi, ya especializadas. De cualquier modo, en Europa los talles no son tan generosos".

Las prioridades están invertidas, sostiene la socióloga. "Los cuerpos de las modelos se homogenizaron durante los años 60, respondiendo a la necesidad de mostrar las colecciones de pret-à-porter en un muestrario elaborado en el mismo talle para todas. Una cuestión práctica que difiere en mucho de la confección a medida. De coser prendas a medida del cuerpo, se pasó a elegir cuerpos a medida de las prendas".

Más marcas como Torrid

Susan Westman, oriunda de New Jersey, es clienta de Torrid y de Desigual. Con su talla 46, Susan puede llevar los modelos de temporada. Le entran justo. Le va mucho mejor con la segunda marca de Mango, Violeta, donde asegura que siempre puede comprarse lo que le gusta. Esta firma, que fue lanzada en 2014, a los dos años extendió su curva de talles hasta el 54 a pedido de sus clientas, al mismo tiempo que presentó a la modelo norteamericana Candice Huffine como imagen de campaña. ¿El objetivo? Vestir a un público joven, con prendas confortables, femeninas y modernas y de calidad.

Violeta by mango y su perchero plus size
Violeta by mango y su perchero plus size.

Cuenta Westman que también frecuenta el departamento de talles grandes de El Corte Inglés, donde se consigue hasta el talle 52, con líneas propias o externas, pero que a su juicio le resultan un tanto clásicas.

La oferta online resulta más tentadora. Cualquier chica que quiera llevar ropa de tendencia puede conseguir lo que quiera en Asos.com. Basta moverse por el catálogo de la página para ver a las modelos plus size, en completa armonía con el resto de las modelos. Los talles llegan hasta el XXXL. Con marcas propias y externas, ofrecen 50.000 líneas de productos, que salen de su almacén en Inglaterra, a 190 países. Tiene 2000 empleados y 13,6 millones de visitantes únicos al mes. A tono con el Norte de Europa, desde la low cost sueca H&M hay propuestas que se consiguen en XXXL. El pantalón con lazo en la cintura que está tan de moda, llega al 56. Pero en España, el gigante Inditex, dueño de Zara, Bershka, Stradivarius, Oysho, Pull & Bear y Massimo Dutti, hace oídos sordos. Sólo Zara tiene 7292 tiendas repartidas por el mundo. Las chicas plus size no se cansan de pedirle a Amancio Ortega, la cuarta persona más rica del mundo, que se acuerde de ellas...

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas