Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La saga de asesinatos de periodistas en México no frena: suman diez en el año

El país es uno de los lugares más peligrosos para ejercer la profesión; anteayer balearon a otro reportero

Jueves 24 de agosto de 2017

CIUDAD DE MÉXICO.- Los periodistas siguen pagando con su vida el derecho de ejercer el oficio en México. Con la muerte de Cándido Ríos, corresponsal de un diario del estado de Veracruz, suman diez los reporteros asesinados en lo que va del año en el territorio mexicano.

Familiares del periodista Cándito Ríos, junto al féretro, en Hueyapan
Familiares del periodista Cándito Ríos, junto al féretro, en Hueyapan. Foto: EFE / Ángel Fernández

Ríos, periodista de información policíaca para Diario de Acayucan, estaba inscripto en el mecanismo del gobierno federal para la protección de periodistas y defensores de los derechos humanos. Había sido amenazado repetidas veces desde 2012 por un ex alcalde del poblado de Hueyapan de Ocampo y tenía un botón de pánico en su teléfono celular y una cámara de seguridad en su casa, señaló Cecilio Pérez Cortés, subdirector editorial del periódico.

El martes, el reportero había concluido su trabajo del día alrededor de las 15 y se dirigía a su casa. Al parecer se detuvo junto a la autopista en Hueyapan para hablar con un ex inspector de policía -al que conocía- y con su escolta. Los tres fueron asesinados a tiros.

Algunas versiones señalaron que el periodista en realidad no era el blanco de los disparos, sino sus acompañantes, que supuestamente se dedicaban al narcotráfico, y que fue alcanzado por las balas por estar "en el lugar equivocado y el momento equivocado".

Sin embargo, otras fuentes señalan que Ríos había sido amenazado y que las autoridades tenían conocimiento de ello, por lo que incluso se le otorgó protección de parte del Ministerio de Gobernación.

Según sus colegas, el periodista se había enemistado con algunos alcaldes de la región donde trabajaba. Ríos había denunciado amenazas del ex alcalde de la localidad de Hueyapan de Ocampo -Gaspar Gómez- en un video que subió a su cuenta de Facebook hace unos días. "Gaspar manda a matar, desaparece y nunca es investigado", había dicho.

La ONG Reporteros Sin Fronteras calificó a México como uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo con más de 108 reporteros asesinados desde 2000, y la mayoría de esos casos hasta ahora no han sido resueltos. De hecho, México es el tercer país donde más periodistas son asesinados, sólo superado por Siria y Afganistán.

El asesinato del respetado periodista Javier Valdez en el estado occidental de Sinaloa en mayo supuso una renovada atención internacional sobre este problema.

En marzo pasado, otra periodista, Miroslava Breach, fue asesinada en el estado norteño de Chihuahua. Breach también se dedicaba a cubrir temas sobre el crimen organizado.

Breach indagaba especialmente el financiamiento que habrían otorgado bandas de delincuentes a las campañas de alcaldes de una amplia región montañosa de ese estado fronterizo con Estados Unidos.

"Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio", escribió Valdez, cuando murió Breach, sin saber que un mes después también él caería asesinado en una calle de Culiacán.

Veracruz, especialmente, es uno de los estados marcados con rojo en el mapa de la violencia en el país, y sólo el martes fueron asesinados dos taxistas, uno en Acayucan y otro en el puerto cercano de Coatzacoalcos. El sábado, además, aparecieron muertas tres personas en Medellín de Bravo, con huellas de tortura y de disparos de armas de alto calibre.

Este año también fueron asesinados en México los periodistas Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Maximino Rodríguez, Filiberto Álvarez, Salvador Adame, el hondureño Edwin Rivera Paz y Luciano Rivera, así como Jonathan Rodríguez, hijo de la directora comercial de un semanario.

Otra víctima más de la violencia

Cándido Ríos

Periodista mexicano

Edad: 55 añosEspecialización: cubría los casos policiales en un diario

Asesinato Fue atacado a tiros junto a un ex jefe de la policía y a otra persona no identificada, cuando estaban en una estación de servicio en el pueblo de Covarrubias, 200 kilómetros al sudeste de Veracruz

Amenazas

Ríos ganó mucha popularidad, pero también enemigos; uno de ellos, el ex alcalde de Hueyapan Gaspar Gómez, que lo amenazó de muerte varias veces. "El alcalde lo mandaba a detener, a golpear y lo amenazó de muerte. Hubo un tiempo en que dejó el periodismo por las intimidaciones, pero regresó", dijo el director del diario

Agencias ANSA, DPA, AP y AFP

En esta nota:
Te puede interesar