Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Casi un millón de argentinos compraron dólares en julio, al iniciarse la corrida preelectoral

Los datos de julio muestran la mayor demanda en un año y medio, engrosada por los ahorristas que buscan defender su ahorro

Jueves 24 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Casi un millón de argentinos compraron dólares en julio, al iniciarse la corrida preelectoral
Casi un millón de argentinos compraron dólares en julio, al iniciarse la corrida preelectoral. Foto: Archivo

Una de las máximas argentinas dice que el dólar es más demandado en la plaza local cuando sube. Los datos conocidos ayer de lo operado en el mercado lo confirman: casi un millón de argentinos (983.485 clientes) compraron divisas en julio, la mayor cifra desde enero de 2016, es decir, cuando el mercado aún se estaba acomodando al final del cepo.

Los datos del balance cambiario del Banco Central (BCRA) muestran que la compra bruta de dólares superó los US$ 3000 millones, al sumarse a la demanda unos 250.000 clientes respecto de los meses previos. Quienes engrosaron la fila del lado comprador fueron los ahorristas comunes. Según el informe, casi el 50% de las compras de billetes (unos US$ 1400 millones) "fueron realizadas por importes de hasta US$ 10.000 mensuales por cliente, participación que aumenta tres puntos porcentuales respecto de junio".

De hecho, el 96% de la cantidad de clientes que compraron billetes operaron en este estrato, es decir, el más bajo del mercado. O, para decirlo más simple, 944.145 de los 983.485 clientes que compraron los hicieron buscando defender sus ahorros ante el raid alcista que había iniciado la cotización del dólar en medio de la creciente incertidumbre derivada del primer acto electoral. Y su compra promedio fue de US$ 1483.

Parte de estas compras de billetes impulsaron el incremento de US$ 754 millones que registraron los depósitos en cajas de ahorro en moneda extranjera, una "tendencia que se siguió observando en los primeros días de agosto", observó el reporte oficial.

Parte de la dolarización fue financiada con el desarme de plazos fijos en pesos, stock que cayó en casi 5000 millones de pesos en los últimos dos meses por las bajas tasas que pagan los bancos y la renovada competencia que planteó el dólar.

A la vez que se fortaleció la demanda, la oferta de divisas comenzó a retraerse. Las ventas mensuales de billetes de clientes totalizaron en julio US$ 1286 millones, lo que supone una caída de US$ 370 millones respecto del mes previo.

El balance cambiario de julio, difundido ayer por el BCRA, permite confirmar otro dato. Los ahorristas suelen llegar tarde a los procesos de dolarización, lo que hace que terminen pagando el billete más caro.

El informe oficial lo corrobora al observar que en los últimos cuatro meses (cabe recordar que el dólar testeó un piso a mediados de abril) "las personas físicas compraron billetes de forma neta, mientras que las personas jurídicas vendieron billetes de forma neta". La única diferencia es que en julio esas ventas fueron por menor monto que en los tres meses anteriores, tal vez especulando para elegir el mejor momento para hacer el pase de monedas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas