Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los detenidos del caso Próvolo continuarán en prisión hasta el juicio oral

La Justicia rechazó la libertad de los acusados de abusar sexualmente de niños sordos del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza; además se determinó que la investigación penal preparatoria se extenderá por tres meses

Miércoles 23 de agosto de 2017 • 23:27
SEGUIR
PARA LA NACION
Instituto Próvolo, en Mendoza
Instituto Próvolo, en Mendoza. Foto: Archivo

La Justicia rechazó una vez más la libertad de los acusados de abusar sexualmente de niños sordos del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza. Asimismo, se determinó que la investigación penal preparatoria se extenderá por tres meses.

Patricia Alonso, magistrada del Cuarto Juzgado de Garantías, decidió que cuatro de los cinco imputados por abuso sexual y corrupción de menores de la institución sigan tras las rejas hasta que comience el debate en su contra, ya que considera que existen suficientes pruebas que los comprometen seriamente.

La decisión se tomó luego de una nueva audiencia tras un pedido de prórroga de la prisión preventiva solicitada por el fiscal que lidera la causa, Gustavo Stroppiana. De esta manera, continuarán detenidos los dos sacerdotes Nicola Corradi (82), que goza del beneficio de prisión domiciliaria, y Horacio Corbacho (56), quien se encuentra en el penal de Boulogne Sur Mer, junto con los empleados del colegio Jorge Bordón (50) y Armando Gómez (46). En tanto, aún no se define la situación de José Luis Ojeada, también administrativo, quien por su hipoacusia y un retraso mental, solicitó, a través de sus abogados, que sea declarado inimputable. Sin embargo, fuentes ligadas a la investigación descartan esta posibilidad ya que existen testigos que aseguran que sabía lo que hacía y lo que ocurría puertas adentro del establecimiento con los menores de edad.

A pedido de la magistrada todos los imputados, al igual que la monja japonesa Kumiko Kosaka (42), acusada de participar activamente de los abusos, deberán permanecer tras las rejas hasta que sea elevado la causa a juicio y se sienten en el banquillo de los acusados. Mientras, no se detienen las tareas de investigación, que continuarán por tres meses más, también en busca de otras nueve personas que han sido señaladas por las víctimas por haber omitido actuar en el momento en que se producían las vejaciones. Se cree que al menos dos de ellos también habrían violada a chicos del instituto ubicado en Luján de Cuyo.

Te puede interesar