Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elena, platos argentinos y urbanos

En el elegante hotel Four Seasons, productos frescos para alta cocina

Domingo 27 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Martín Lucesole

La gran cocina de hotel, la haute cuisine française, ha tomado otro perfil en el restaurante Elena del Four Seasons, más humana sin productos sofisticados de alto costo ni servicio grand hotel de chaquetas rojas y guantes blancos. En el restó que lleva el nombre de pila de la señora de la mansión Alzaga Unzué, que le fue obsequiada por su marido Félix Saturnino para la boda, allá por 1920, el lujo pasa por otro lado.

Pasando el salón y la barra del Pony Line, el comedor de Elena es espacioso, alto, bien repartido en sectores con mesas de diferentes tamaños, espectacular la table du chef paralela a uno de los frentes de la llamativa cocina transparente que permite apreciar la dinámica con Nicolás Díaz Rosáenz, chef principal, segundo tras el distinguido ejecutivo Juan Gaffuri.

En Elena, la carta no es común, el concepto family style encanta a los asiduos locales, que no se sienten azotados por precios siderales. Las carnes y la parrilla son para los de afuera motivo de admiración y disfrute, tanto las tradicionales como las maduradas en sus impecables vitrinas.

Para arrancar, langostino en sartén con remoulade, buñuelos, vinagreta de mejillones (266), panceta de cerdo ahumada y braseada con locro de kabutia, guacatay y huevo a 63° (225), o camemebert tibio en tostada francesa trufada, puré de castañas y hongos rostizados, todo de la nueva carta; de siempre, el pulpo grillado con cremoso de pimiento amarillo almendras y mandioca frita más salsa criolla (310). Hay tablas de charcuterie (360/400, para 2), quesos servidos con ciabatta y miel. Para los principales: pollo de campo especiado (310), ribs de cerdo (330) y cochinillo (510). Cada uno se sirve a gusto. Buenas noticias para los fanáticos del arroz: reapareció el negro con chipirones, calamar, langostinos, chistorra, chauchas (640 para dos), y de lo nuevo, el magret de pato con polenta cremosa (560), los ravioles de brócoli y brie (310). Platos copiosos servidos en vajilla bien caliente, un detalle de gran cocina poco visto. Hay mariscada ideal para dos con trucha, pulpo, langostino, pesca del día, calamar (660).

Los postres son creativos y apetecibles: old fashion churros con salsa de chocolate y helado de canela (225), los sorbetes (175) y las cremas imbatibles, sambayón de malbec con membrillos asados y avellanas al chocolate, helado de lima con jengibre confitado (175).

Elena

Puntaje: 9

Dónde: Four Seasons Hotel Buenos Aires. Posadas 1086, Recoleta

Teléfono: 4321-1634

Otros: mediodía y noche. Tarjetas. Valet parking. 120 cubiertos. No se cobra servicio de mesa

El plato: panceta de cerdo ahumada braseada y locro de kabutia

Foto: Martín Lucesole

Precios: menú de mediodía ($ 570), entrada y principal, o postre, copa de vino y café

Vinos: carta de etiquetas catadas por tres sommeliers, con Vanina Carnevali a la cabeza. Malbec, cabernet y sus blends, dulces after dinner, champagne y espumantes

Por copa: casi una docena de etiquetas por copa ($ 115 a 300)

Barra: Pony Line del hotel, con ciclos de música y DJ. Tragos de autor

Café: único hotel con Coffee Master (Diogo) y café propio

Para mejorar: manteles tradicionales

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas