Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Afirman que la reapertura de China para el aceite de soja no compensará la pérdida de EE.UU. para el biodiésel

Jueves 24 de agosto de 2017 • 14:00
SEGUIR
LA NACION
0
La reapertura de China no será suficiente para amortiguar las pérdidas en la industria de biodiésel
La reapertura de China no será suficiente para amortiguar las pérdidas en la industria de biodiésel.

Tras el virtual cierre de mercado que aplicó los Estados Unidos para el biodiésel de la Argentina, imponiendo fuertes aranceles de un promedio del 57,01%, el Gobierno anunció hoy que, luego de casi dos años de estar vedado su acceso, China volverá a comprar aceite crudo de soja proveniente del país.

Como la materia prima con la cual se elabora el biodiésel que exporta la Argentina es el aceite de soja, se abrieron expectativas respecto de que el país podría compensar con ese mercado, vendiendo aceite de soja crudo, lo que no se transformará en biodiésel a EE.UU.

Sin embargo, en la industria admitieron que, si bien se trata de una buena noticia la reapertura de China, no será suficiente para amortiguar la pérdida del mercado estadounidense para el biodiésel. Vale recordar que a los Estados Unidos se exportaron 1,5 millones de toneladas del biocombustible en 2016 (716.485 toneladas se embarcaron entre enero y junio de 2017), en tanto que la industria no tiene claro cuánto aceite de soja podrá colocar en el mercado chino. Con el proceso de transformación para el biocombustible, con 1,03 toneladas de aceite de soja se obtiene una tonelada de biodiésel.

Para el sector, el mercado chino para el aceite de soja se discontinuó en octubre de 2015 "sin razones desde el punto de vista comercial" y su cierre se terminó de sentir en 2016. No obstante, en ese momento los rumores que circularon fueron desde el freno a la construcción de las represas en Santa Cruz a la indefinición para reconocer a China como economía de mercado. De comprarle 523.418 toneladas de aceite de soja a la Argentina en 2015, en 2016 se llevó 449 toneladas.

La noticia sobre que china volverá a comprar aceite de soja se conoció en el marco de una gira que está realizando por ese país la secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher, con el embajador argentino en China, Diego Guelar, entre otras autoridades y representantes del sector privado. Allí, según difundió el Ministerio de Agroindustria, el vicepresidente ejecutivo de la empresa china Sinograin, Xu Gaofeng, anunció que su país volverá a importar aceite de soja.

"Este gran logro nos permite incrementar nuestras exportaciones de valor agregado y recuperar, tras dos años de trabajo, un mercado en crecimiento constante", señaló el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Sin embargo, Agroindustria no precisó cuánto podría recuperarse de ese mercado, es decir en volúmenes, y cuándo se podrían concretarse los embarques.

"Lamentablemente, no va a alcanzar (a compensar la pérdida de los Estados Unidos por el biodiésel); China fue un comprador enorme de aceite, pero fue construyendo su industria y cada vez importa menos", expresó a LA NACION Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles. De todos modos, para el directivo es una "buena señal" que China vuelva a comprar aceite de soja porque se había cerrado. "Es una buena noticia que se vuelva a abrir el mercado", indicó el presidente de Carbio.

Los datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) confirman la tendencia de China a comprar más poroto para industrializar internamente que adquirir aceite de soja. Según ese organismo, las importaciones chinas de aceite de soja para el ciclo 2017/2018 están previstas en un total de 500.000 toneladas, una merma del 19,4% respecto del ciclo 2016/2017. En tanto, tras comprar 91 millones de toneladas de poroto en 2016/2017, saltaría a 94 millones de toneladas en 2017/2018.

"Es una buena noticia para el sector que se vuelva a un mercado que se cerró en octubre de 2015. Fueron auspiciosas las gestiones del gobierno argentino", señaló Andrés Alcaraz, gerente de comunicaciones corporativas y relaciones institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). Alcaraz agregó: "Difícilmente compense el mercado chino 1,5 millones de toneladas de aceite de soja que requiere la industria de biodiésel para la exportación a los Estados Unidos".

Por su parte, Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, opinó que la reapertura de China es "una buena noticia", y explicó: "Ocurre que al aumentar el crushing EE.UU. (para transformar en biodiésel lo que dejará de comprar a la Argentina), le quedan menos excedentes de poroto, y, por ende, afecta la molienda en China. Los chinos rápidamente se dieron cuenta de esto y salieron a informar que comprarán aceite más barato. Sin dudas, que China compre más aceite, es bueno".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas