Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ted Sarandos: "Queremos que Edha sea muy, muy argentina"

El máximo responsable de los contenidos de Netflix habló sobre el impulso de su firma a las producciones originales en nuestro país y los nuevos hábitos de los televidentes

Viernes 25 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Netflix

En medio de la sucesión de novedades cotidianas que convierten Netflix en el protagonista más activo del escenario televisivo mundial, hay una que le interesa especialmente a la región: la decisión del gigante del streaming de lanzar 50 nuevos títulos surgidos y realizados en América latina antes de que termine 2018. Entre ellos sobresale Edha, su primera producción original en la Argentina, concebida por Daniel Burman. "América latina fue nuestro primer objetivo internacional fuera de Estados Unidos y seguimos muy comprometidos con toda la región. Pasamos mucho tiempo aprendiendo los gustos, las culturas y todos los matices de cada país de la región", señala Ted Sarandos, el máximo responsable de los contenidos de Netflix, en una conversación telefónica con LA NACION desde la Ciudad de México. "Queremos que Edha sea muy, muy argentina. El elenco completo es argentino, todo el talento que aparece en la serie les pertenece a ustedes. Desde el comienzo nos enfocamos en que responda auténticamente a la identidad local. Y mientras más auténticos con su región sean estos programas, estarán en mejores condiciones de recorrer el mundo. No hay que caer en la hibridez si queremos alcanzar el éxito", dice el ejecutivo.

-¿Qué criterio utilizan para evaluar, elegir e impulsar las producciones originales que llevan adelante en la Argentina?

-Buscamos lo mismo en todas partes. Esto es, personajes que puedan representar de la mejor manera al público que invierte mucho tiempo en ver nuestros contenidos. Sabemos que las audiencias que nos siguen están conectadas con esos mundos y con creadores que ya han probado en el pasado su capacidad para contar muy buenas historias. Daniel Burman es uno de ellos: tiene una gran historia entre manos y está preparando algo muy ambicioso. Edha será un gran programa.

-¿Qué lugar ocupan hoy esta región y específicamente la Argentina como potenciales generadores de nuevos contenidos?

-Se trata de una mezcla entre la historia propiamente dicha y lo que el autor hace con ella. Muchas veces las historias más exitosas aparecen del modo más inesperado y de la manera más imprevisible.

-Pasaron ya algunos meses de la controversia que se abrió en el último festival de cine de Cannes alrededor de la inclusión de películas originales de Netflix en la competencia oficial, como Ojka. ¿Qué lecciones les dejó esa experiencia hacia adelante?

-Queremos producir las mejores películas del mundo. Y el Festival de Cannes quiere rendir tributo a las mejores películas del mundo. En ese sentido, los dos estamos perfectamente alineados. Vivimos un tiempo en el que las reglas se están acomodando todo el tiempo, y tratar de definir una película sólo a partir del hecho de que debe verse en una sala de cine podría dejar rezagado al resto del mundo.

-Muchos afirman que el cambio que estamos experimentando en el sistema tradicional de ventanas de exhibición es irreversible. ¿Cómo observa todas esta modificaciones? Tal vez Netflix se haya anticipado a lo que hubiese ocurrido de todas maneras.

-Tratamos siempre de interpretar y de hacer lo que nuestros consumidores quieren. Si alguien quiere ver una película en su casa y no puede hacerlo, lo más probable es que se sienta tentado de robarla o de piratearla, algo que reduce el valor y la intensidad de la experiencia misma de conectarse con una película y vivir esa experiencia. Nosotros queremos hacer grandes películas y llevarlas al lugar en el que la gente está dispuesta a verlas. Y ese lugar cada vez más es el hogar.

-¿Cómo vive el hecho de que lograron duplicar respecto del año pasado el número de nominaciones a los premios Emmy?

-Lo primero que hicimos fue duplicar el número de nuestras producciones originales para televisión. Y la mejor señal fue comprobar que en la medida en que creció la cantidad de nuestra programación, logramos al mismo tiempo mantener intacta la calidad.

-¿Tienen pensado en un futuro próximo o lejano incorporar transmisiones en vivo a sus contenidos originales?

-Netflix es un servicio que funciona a partir de los mecanismos on demand. Esto quiere decir que le agregamos valor a la experiencia del consumidor, que prefiere ver televisión de esta manera porque se adapta a sus planes, a sus necesidades de organizar el propio tiempo. A la vez, a la gente le gusta seguir en vivo los eventos deportivos o los programas en los que hay algún tipo de competencia. Nosotros no estamos en realidad interesados en ese tipo de programación porque sentimos que está desconectada de lo que les ofrecemos a nuestros clientes. Quién sabe lo que pueda ocurrir hacia adelante, pero por ahora creo que aquellas personas interesadas en seguir en vivo los eventos deportivos tienen a su disposición los canales de TV en línea o de cable.

-Ya nadie duda del cambio de paradigma y lo que Netflix significó para la TV, convirtiendo al televidente en un protagonista mucho más activo y transformando sus hábitos de consumidor. Pero, al mismo tiempo, el último upfront market mostró en Estados Unidos un sólido y para muchos sorprendente apoyo de los avisadores a la televisión tradicional en línea. ¿Acaso nos estamos anticipando demasiado y algunas cosas todavía no cambiaron?

-Está comprobado que mientras más nos acostumbramos a ver contenidos por Internet, somos cada vez menos tolerantes a las interrupciones publicitarias y a los horarios fijos de programación que no se acomodan a nuestra expectativa genuina de ver televisión dónde y cuándo queramos. Netflix pudo eliminar esos obstáculos de un modo que hoy resulta muy valorado por los consumidores. Esto agrega una presión adicional a la televisión tradicional, muy preocupada en encontrar la manera de lograr que la publicidad resulte menos intrusiva y la factura del cable, menos onerosa. Esta situación también le pone presión a la industria frente a la pregunta de cómo hacer mejor televisión, hoy condicionada por estas cuestiones relacionadas con la publicidad y las suscripciones a algún sistema de cable.

-¿Cuáles son los requisitos que convierten un programa de Netflix en un éxito?

-Número uno, un gran texto. Los mejores guiones son los que obtienen más éxito. Número dos, el profundo conocimiento que el creador de un programa tenga acerca de todo lo que está contando. Número tres, la pasión y el compromiso que ese creador pone para llevar esa historia a la pantalla. Más allá de todo eso, un éxito es el resultado de la suma de diferentes partes. Como la presencia de grandes actores que se van sumando al proyecto. Por eso siempre estamos en busca de programas auténticos y dispuestos a tomar distancia de las restricciones que tiene la televisión de hoy.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas