Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dudamel, en su laberinto: de emblema del chavismo a enemigo de Maduro

La estrella del Sistema de Orquestas venezolano tomó distancia del régimen y el presidente se lo está haciendo pagar

Viernes 25 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Dudamel, en otros tiempos de su relación con el poder
Dudamel, en otros tiempos de su relación con el poder. Foto: AFP

Las relaciones, antes idílicas, entre Gustavo Dudamel y el régimen chavista parecen haberse roto sin vuelta atrás. Después de años de silencio y ambigüedades sobre el gobierno de Hugo Chávez, primero, y, más recientemente, sobre el madurista, el actual director de la Filarmónica de Los Ángeles decidió hace un mes pronunciarse públicamente. Lo hizo por medio de un artículo que, en lengua española, publicó el diario El País. Vale la pena citar un pasaje. "Desde la fe inquebrantable en el respeto a la diversidad humana, siento la necesidad y la obligación como ciudadano venezolano de manifestarme en contra de las elecciones para conformar una Asamblea Nacional Constituyente en los términos en que fueron convocadas por el gobierno de Venezuela para el próximo 30 de julio. La forma en que las autoridades de mi país han llevado adelante esta medida no hace más que avivar el conflicto nacional antes que solucionarlo. Nuestro marco constitucional vigente no ha sido respetado."

Veamos cómo fueron los hechos. El pronunciamiento, no hay duda, llegó demasiado tarde (en política, los pronunciamientos tardíos pierden eficacia con la impostación a destiempo de valentía); en todo caso, mucho más tarde que su colega, la pianista Gabriela Montero. El hecho que precipitó la reacción de Dudamel fue el asesinato de Armando Cañizales, un violinista de 17 años que integraba el famoso Sistema de Orquestas. El presidente Nicolás Maduro acusó el golpe y en uno de esos discursos morosamente histriónicos que da por televisión se ocupó de él. Fue el 18 de agosto. "Bienvenido a la política, Gustavo Dudamel. No te dejes engañar y no ataques a quien ha sido el artífice de niños, niñas y jóvenes. Es muy fácil creer la mentira fresca, la mentira fácil y lanzársele al presidente Nicolás Maduro encima. Está bien, Gustavo Dudamel, que Dios te perdone por dejarte engañar." Tres días después, el 21, Dudamel publicó en su cuenta de Twitter (@GustavoDudamel): "Me rompe el corazón la cancelación de la gira por cuatro ciudades estadounidenses de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela". Maduro había pasado de las palabras a los hechos: la gira por Estados Unidos en la que iban a participar alrededor de 200 músicos quedaba cancelada. La explicación la había dado anticipadamente en su exabrupto televisivo. "El Sistema de Orquestas existe gracias a la revolución", dijo. Y ya sabemos que, como señaló Jesús Ruiz Mantilla en el diario El País, las giras de la orquesta dependen del presupuesto gubernamental.

La mentira de Maduro es tan grosera que casi no necesita refutación. José Antonio Abreu creó en 1975 la formidable Fundación del Estado para el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, una red de orquestas infantiles, juveniles y coros, y la fundación de la emblemática Orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar se remonta a 1979, mucho antes de que Hugo Chávez llegara al poder.

Pero la causa de que Maduro pudiera reclamar que el llamado Sistema era un logro de la "revolución" le compete también al propio Dudamel. Su largo silencio de todos estos años -su tibieza política- se entendió como aquiescencia al régimen y el Sistema de Orquestas se convirtió entonces en nave insignia del proceso chavista, que encontró en él una herramienta de propaganda. Tal vez no sea tarde para desandar esos años. Dudamel empezó a darse cuenta de que no será gratis.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas