Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos naufragios en apenas 48 horas dejan un trágico saldo en Brasil: 39 muertos

El accidente de un barco de pasajeros que se dirigía a Salvador se sumó al de otro en el estado de Pará, anteayer; continúa la búsqueda de desaparecidos

Viernes 25 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Socorristas trasladan el cuerpo de una de las víctimas del naufragio, ayer, en Salvador
Socorristas trasladan el cuerpo de una de las víctimas del naufragio, ayer, en Salvador. Foto: AFP / Lucio Tavora

RÍO DE JANEIRO.- Por lo menos 39 personas murieron en dos naufragios ocurridos en Brasil en las últimas 48 horas debido al mal tiempo en los estados norteños de Bahía y Pará, mientras los equipos de rescate continuaban la búsqueda de desaparecidos.

Ayer por la mañana, el barco Cavalo Marinho 1, de la empresa CL, que recorría el trayecto entre Vera Cruz, en la isla bahiana de Itaparica, y Salvador, zozobró con 120 pasajeros a bordo como consecuencia de los fuertes vientos y el mar agitado en la bahía de Todos los Santos. La Secretaría de Salud de Bahía confirmó que por lo menos 18 personas murieron en el accidente y 89 fueron rescatadas por buques de la marina brasileña y otras embarcaciones privadas, que seguían patrullando la zona en busca de los demás pasajeros.

"Estaba lloviendo mucho, vino una ola y el barco se dio vuelta. Había mucha gente en el agua, pero se demoraron mucho en rescatarnos. Fueron dos horas que estuvimos en el mar", contó a la prensa Edvaldo Santos de Almeida, uno de los sobrevivientes.

La empleada doméstica Morena Santana, de 34 años, viajaba a Salvador a trabajar. "No había de dónde agarrarse. Cuando nos dimos cuenta, ya estábamos debajo del barco, en el agua. El barco se dio vuelta", contó a un canal local.

Según la alcaldía de Vera Cruz, el naufragio ocurrió a 200 metros de la costa, alrededor de las 6.30 de la mañana (hora local). Por el horario, la mayoría de los pasajeros del barco, con capacidad para 160 personas, eran trabajadores o estudiantes que suelen ir a pasar el día a la capital estatal. Ya en los últimos días, la terminal marítima de Vera Cruz había suspendido los viajes turísticos por las malas condiciones climáticas.

"Todas las fuerzas del gobierno del estado fueron movilizadas para dar asistencia y prestar socorro a las víctimas. Estoy acompañando personalmente esta difícil operación desde temprano y todas las providencias fueron tomadas de inmediato", dijo, por su parte, el gobernador de Bahía, Rui Costa, que decretó tres días de luto oficial por la tragedia.

El cónsul general de la Argentina en Salvador, Pablo Virasoro, informó a la agencia Télam que no figuraban argentinos entre las víctimas del naufragio. "No nos han reportado la presencia de argentinos en ese barco. El oleaje en la bahía de Todos los Santos era muy fuerte en la madrugada", dijo el representante diplomático.

En tanto, en el estado de Pará, anteanoche, en medio de una fuerte tormenta, el barco Capitão Ribeiro, que transportaba 48 pasajeros entre Santarém y Vitória do Xingu, se hundió en el último tramo de su travesía. La Secretaría de Seguridad Pública de Pará confirmó ayer que se hallaron 21 cuerpos sin vida y se rescataron 23 personas en una zona de difícil acceso sobre el río Xingu, un afluente del Amazonas.

"La tripulación dijo haber visto en el horizonte algo como un tornado, acompañado de mucha lluvia y vientos fuertes, que golpeó el barco por la popa y lo hundió. De acuerdo con los relatos, la embarcación se dio vuelta y se fue a pique enseguida", informó el comisario Elcio de Deus, de la vecina localidad de Porto de Moz.

De acuerdo con la Agencia Estatal de Regulación y Control de Servicios Públicos, la empresa dueña del barco accidentado, Almeida e Ribeiro Navegação, no estaba autorizada para transportar pasajeros, por lo que se trataba de una actividad clandestina.

Solidaridad

En un comunicado, el propio presidente brasileño, Michel Temer, "lamentó profundamente las trágicas pérdidas", manifestó su solidaridad con las familias de las víctimas y puso a disposición toda la estructura del gobierno federal para ayudar en el operativo de búsqueda de sobrevivientes.

"Las medidas para investigar las causas de los accidentes y castigar a los responsables están siendo tomadas", señaló el mandatario.

El fluvial es el principal medio de transporte en la región del Amazonas. Sin embargo, hay muchas embarcaciones clandestinas que funcionan sin permisos oficiales y, por ende, sin cumplir las condiciones de seguridad mínimas para el transporte de pasajeros.

"La región amazónica convive con un problema histórico de naufragios", remarcó ayer el diario Folha de S. Paulo. El diario paulista dijo que desde 1981 murieron o desaparecieron por lo menos 1160 personas en esta región.

Las zonas de los accidentes

Balance

En sólo dos días, dos naufragios en los estados de Pará (Norte) y Bahía (Nordeste) dejaron por lo menos 39 muertos; la cifra podría aumentar, ya que aún se buscan desaparecidos

Bahía

Ayer, una embarcación con 120 personas a bordo se hundió durante el trayecto entre la isla de Itaparica y Salvador; hubo por lo menos 18 muertos

Pará

Anteanoche, un barco con 49 personas a bordo se hundió en el río Xingú; 21 personas murieron y 23 fueron rescatadas

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas