Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno insiste en que aún no hay pruebas contra Gendarmería

Viernes 25 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El Gobierno insistió ayer en que aún no hay pruebas que involucren a la Gendarmería en la desaparición de Santiago Maldonado, y acusó a organizaciones de Derechos Humanos y a parte de la oposición de realizar una "caza de brujas" con el objetivo de demonizar a las fuerzas de seguridad.

Mientras en la Casa Rosada aguardan los resultados de las pericias que podrían determinar si la Gendarmería capturó a Maldonado en el predio ocupado por la comunidad mapuche en Leleque, Chubut, cerca del presidente Mauricio Macri afirmaron que tiene plena "confianza" en el trabajo que están liderando la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

"Tiene mucha confianza en los ministros, pero queremos dejar bien claro que es un tema de la Justicia. Caiga quien caiga, lo tiene que decir el juez", expresaron fuentes oficiales.

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, tiene a la fuerza de seguridad como primera hipótesis de la investigación. Dos declaraciones testimoniales de mapuches afirmaron que Maldonado fue detenido por la Gendarmería durante el desalojo del predio ocupado. Pese a la sospecha, Bullrich continuará como hasta ahora defendiendo el accionar de esa fuerza federal. "Tiene la convicción de que está haciendo lo correcto. Pero si la Justicia define que algún gendarme fue responsable, será implacable", adelantó una fuente que conoce cada paso que da la responsable del área de Seguridad.

Fuentes de la investigación insistieron en destacar que todos los gendarmes apostados en la zona, en total unos 40, ya fueron interrogados en tres oportunidades y no hubo ni una sola contradicción. "Es altamente improbable que haya un acuerdo de este tipo", explicaron.

En el Gobierno hay mucho mal humor con algunas organizaciones de Derechos Humanos. Las acusan de montar un "show" y de lanzar acusaciones "durísimas sin fundamento". Ayer, tras el cruce con Garavano, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y directivos del CELS llamaron al ministro de Justicia para pedirle disculpas. "Se dieron cuenta de que fue demasiado. Nos acusaron de tenerlo escondido y encima grabaron la reunión", sostuvo un funcionario cercano al Presidente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas