Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Avanza el juicio por la muerte de 33 presos durante un incendio

Dos sobrevivientes señalaron la responsabilidad de los agentes penitenciarios

Viernes 25 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

LA PLATA.- La noche de la masacre, en octubre de 2005, eran 36 las personas encerradas en un pabellón del penal de Magdalena; 33 murieron por asfixias y quemaduras. Uno de los sobrevivientes murió durante los años de espera hasta llegar al juicio. Y finalmente anteayer declararon frente a un tribunal los únicos dos hombres que pueden relatar lo sucedido en aquel pabellón 16.

Diecisiete ex integrantes del Servicio Penitenciario se encuentran acusados por esas muertes.

Algunas noches, A. (tal como se lo identifica judicialmente) se despierta escuchando el lamento de los presos que murieron. Tiene como secuela cáncer de estómago. El sobreviviente declaró un mes después de la tragedia, pero en sus dichos de esta semana hubo muchas contradicciones con lo que había expuesto doce años atrás. Por eso, la fiscal del juicio, Florencia Budiño, le leyó pasajes del documento del año 2005.

Los abogados querellantes detectaron estas contradicciones y presumen que el sobreviviente habría sido "apretado" antes de declarar.

Budiño le consultó al testigo si había tenido algún impacto neurológico o psicológico en este tiempo que lo hiciera no recordar. El hombre lo negó, aunque consideró que la muerte de los 33 detenidos lo "impactó. "

Cerca del final de la jornada declaró J., el otro sobreviviente del pabellón 16. "No pensaba volver a vivir todo esto de vuelta. Estoy acá porque hay muchas muertes y trato de explicar lo que pasó", dijo. Cuando quedó en libertad, hizo terapia para recuperarse.

El testigo comentó que la pelea en ese pabellón fue provocada por una disputa sobre la ubicación de mesas para la visita familiar del Día de la Madre: "Entró la policía (penitenciarios) a reprimir por la puerta de adelante, empezaron a tirar, tirar y tirar (...) Nosotros empezamos a ir para atrás, tiraron mucho". Agregó que él se tapó con un colchón para no recibir las balas de goma.

El Comité contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria aseguró que varios testigos del juicio denunciaron haber recibido amenazas por parte del Servicio Penitenciario Bonaerense. Uno de ellos contó que fue advertido sobre posibles castigos por su declaración judicial. Ese hombre aún está detenido y su posible salida condicional depende del informe favorable de los agentes penitenciarios.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas