Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué piensa Guillermo Barros Schelotto sobre las diferencias que podrían darse con la Superliga

Para el técnico de Boca, su equipo y River no estarán cortados del resto; "A los grandes cuando les toca jugar de visitante, juegan de visitante de verdad".

Viernes 25 de agosto de 2017 • 23:30
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: FotoBAIRES

Si bien la competencia comenzó hace pocas horas, la Superliga había empezado bastante antes, con disputas y negociaciones, con acuerdos y enfrentamientos. Los escritorios fueron el obligado paso previo a los choques en el campo de juego. La nueva institucionalidad de la primera división, con un organismo autónomo escindido de la AFA , se presenta como un terreno en el que las dos locomotoras del fútbol argentino, Boca y River , pueden sacarle mucha más diferencia al resto. Ese es el temor. O la celebración, según desde qué costado se lo mire.

Sobre esta cuestión, Guillermo Barros Schelotto opinó que en el nuevo tiempo que ya se inició, la disputa de la máxima categoría no perderá la paridad que la caracterizó en los últimos años. "Creo que el fútbol argentino sigue siendo muy parejo; o, al menos, no tiene la misma distancia entre un equipo grande y uno chico que la que hay en Italia y España".

El Mellizo subrayó la alta exigencia que implicará para su equipo enfrentar a Estudiantes y Gimnasia en La Plata, a Lanús y Banfield en el Sur, a Central en Arroyito, a Vélez en Liniers y viajar a Tucumán. "Esos partidos no son fáciles. Ahí sí hay una gran paridad, porque en Argentina cuando a los equipos grandes les toca jugar de visitante, juegan de visitante de verdad; y en otras ligas no es tan así", analizó

"No nos va a resultar fácil jugar en la segunda fecha en Lanús", anticipó en relación al encuentro que afrontará luego del debut frente a Olimpo y después del receso por eliminatorias. Aunque es posible que para ese choque Boca cuente con una ventaja, ya que tres días después el conjunto de Jorge Almirón afrontará el primera partido ante San Lorenzo por los cuartos de final de la Copa Libertadores, con lo cual es posible que reserve a varios de sus mejores jugadores.

La última edición de un torneo de 30 equipos tuvo a Boca como campeón y River como su escolta (junto con Estudiantes), y de 15 partidos de local que disputaron solamente cayeron en dos, uno de los cuales fue, para ambos, el superclásico. En la Bombonera solo celebraron River y Talleres; y en el Monumental lo hicieron Boca y Racing.

"Pretendo que el equipo domine los 90 minutos sin tenerlas las desconcentraciones que en el campeonato pasado nos hicieron perder puntos, como en la última jugada ante Patronato, en el partido que dominábamos ante Talleres y perdimos y que no nos sorprendan en los primeros minutos como pasó en la Bombonera", señaló Guillermo en relación a lo que espera de su formación en el desarrollo del certamen. "Hay que acomodar esas cosas y repetir o mejorar las que hicimos bien", concluyó.

El fútbol argentino lleva 21 torneos en los que cada ganador del título fue distinto del anterior, el último equipo bicampeón fue el propio Boca, cuando se quedó con el Apertura 2005 y el Clausura 2006. Ahora el elenco de los Barros Schelotto buscará repetir aquel festejo duplicado cuando el entrenador era Alfio Basile. El domingo ante Olimpo tendrá la primera parada de en ese camino de 28 estaciones.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas