Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ramiro Moyano, el perseverante: "Siempre supe adónde quería llegar"

Fue la revelación de los Jaguares y busca consolidarse en los Pumas; tras sortear varios obstáculos, aprovechó su oportunidadel

Sábado 26 de agosto de 2017
0
Ramiro Moyano, en acción
Ramiro Moyano, en acción. Foto: AFP

SALTA.- La plenitud de un jugador de rugby llega entre los 26 y los 30 años, pero no todos tienen la perseverancia para luchar hasta esa edad en la espera de una oportunidad. Ramiro Moyano sí. A los 27, el tucumano está atravesando el mejor momento de su carrera. Tras sortear una larga serie de lesiones y luego de estar muchas ve-ces relegado por otros jugadores, finalmente logró consolidarse con la camiseta de los Jaguares y se convirtió en la revelación de la temporada del Super Rugby. Ahora busca replicar esa preponderancia con la camiseta de los Pumas.

Desde el primer partido del año, cuando entró desde el banco ante Kings en Port Elizabeth, Moyano demostró tener sed de revancha. Con la salud como aliada, con la confianza que le dio tener continuidad y minutos de juego y con el in-goal entre ceja y ceja, apoyó grandes tries (incluido uno apoteótico ante Reds, en el que dejó cinco rivales en el camino) y terminó como el tryman del equipo, junto con Creevy y con Tuculet. Sin dudas está en el podio de los tres mejores Jaguares de la pasada campaña.

"Estoy muy contento con la temporada que tuve. Me hizo ganar confianza jugar contra equipos duros como los sudafricanos. Me dio otro aire, otra cabeza, me entendí más con el equipo", festeja Moyano, fullback por naturaleza pero igualmente efectivo como wing. "Estoy con mucha confianza y esperando tener minutos con la camiseta de los Pumas para plasmarlo en la cancha".

El camino no fue sencillo y eso hace que ahora valore más el lugar en el que está. En el medio, pasó por momentos duros, pero fue la perseverancia lo que le permitió llegar adonde está hoy. Pese a los contratiempos, nunca pensó en dar un paso al costado. "La cabeza es fundamental. A veces sentís que la peleás tanto y que no se dé por una u otra cosa hace que sea muy difícil seguir", confiesa Moyano. "El jugador tiene que estar muy metido, muy enchufado, saber muy bien lo que quiere para seguir peleándola, porque si no, se cansa y decide dejar. Pero la verdad es que siempre supe muy bien a qué apuntaba y adónde quería llegar.

"Moyano entró en el sistema hace ocho años. Jugó en los Pumitas, Pampas XV, Argentina XV, Pumas 7s y Jaguares. Pero su debut en el seleccionado, por un motivo u otro, se fue postergando. En 2012, por ejemplo, venía siendo el tryman de Pampas XV en la Vodacom Cup cuando sufrió una lesión que lo marginó de la convocatoria del seleccionado para la ventana internacional de junio. En 2105, también por lesión, quedó afuera de la preselección para el Mundial cuando estaba convocado para los amistosos con Barbarians Franceses.

"Fue duro. Esperé mucho tiempo. Por una cosa u otra no podía llegar. O los de Europa estaban en mejor nivel o una que otra lesión venía en el momento inoportuno", recuerda Moyano un pasado no tan lejano. "No tuve ninguna lesión importante, por lo general eran musculares, pero muchas fueron justo antes de que dieran una lista y me impedían pelear por el puesto".

El primer coqueteo con los Pumas llegó en el amistoso ante Barbarians, un mes después de finalizado el Mundial de Inglaterra. Ante varias bajas, no sólo resultó convocado, sino que fue titular y, por si fuera poco, tuvo una gran actuación, que le valió ser la figura del partido disputado en Twickenham. "Fue un impulso muy bueno", cuenta el ex jugador de Lince. "La confianza que me tuvieron para llevarme y para entrar de titular en ese partido me dio muchísima confianza. Me dije que ahí sí iba a tener una oportunidad y me iban a dar minutos. Venía de un año no muy bueno, justo había sido el Mundial y me bajoneó un poco no haber quedado en la lista. Que me hayan llevado, que me hayan puesto de titular y haber jugado un partido muy bueno me puso muy contento".

Sus ilusiones de ahora en más

La primera temporada en los Jaguares tampoco fue la mejor, y entre lesiones y un paso por Pumas 7s que se preparaban para los Juegos Olímpicos, sólo jugó cinco partidos. Sin embargo, las bajas en su puesto le abrieron una ventana en los Pumas y en el primer partido de 2016 tuvo su debut oficial, ante Italia. Por fin este año logró continuidad en los Jaguares. Tuvo minutos de juego y los supo aprovechar al máximo, y lo ratificó en la ventana de junio con los Pumas, donde fue la figura ante Georgia al apoyar sus primeros tres tries con la celeste y blanca.

"Siento que ya pertenezco a este lugar. Los jugadores son los mismos, los entrenadores te dan mucha confianza", afirma Moyano. "Me gustaría seguir teniendo minutos para competir a nivel Puma en lo que queda del torneo".

Ahora, su objetivo es continuar escalan-do. El sábado pasado no tuvo mucha participación ante Sudáfrica, que prácticamente monopolizó la posesión y neutralizó bien los ataque argentinos. Que Moyano toque mu-chas pelotas será un signo positivo para los Pumas, y si puede hacer alguno de sus trucos que mostró en Jaguares, tanto mejor. "Esperamos contrarrestar las virtudes que tienen los sudafricanos", explica el tucumano en referencia al partido de hoy. "Tienen un pack muy pesado y que va para adelante. Después la defensa, la famosa garra que tienen ellos es un objetivo a competirles para que no nos ahoguen y poder desplegar el juego que venimos intentando.

"Moyano ya llegó. Ahora viene lo más difícil: mantenerse.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas