Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Floyd Mayweather vs. Conor McGregor: un negocio brillante, con un amplio favorito

Osvaldo Príncipi

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 26 de agosto de 2017
0
Foto: Reuters

La vigilia del combate entre el ex quíntuple campeón mundial de boxeo, Floyd Mayweather y el afamado luchador irlandés Conor McGregor, figura estelar de artes marciales mixtas, aclama una incuestionable reflexión que justifica y consagra a este híbrido deportivo como la idea más impactante de la historia de los espectáculos de la ciudad de Las Vegas.

Hay una razón, decisiva y fundamental, para acatar tal nominación: los ingresos colosales y los cientos de millones que por todo concepto provocará este desafío. Y este patrón económico, hoy por hoy, no puede acatar objeción alguna. Será un evento mucho más lucrativo que aquel duelo entre Mayweather y el filipino Manny Pacquiao, que concitó cifras que parecían inigualables, el 3 de mayo de 2015. Más allá de los purismos y las lógicas deducciones técnicas, que proyectan favorito a Mayweather 20 a 1 como mínimo -a entender de este cronista- , y 7 a 1, en los parámetros oficiales de los casinos de Las Vegas, el interés universal por este choque superó lo previsto.

¿Qué es hoy Mayweather?

Se trata de un ex boxeador de 40 años, que arrastra una inactividad de 23 meses y que en sus dos últimos combates, ante Pacquiao y André Berto, evidenció el paso del tiempo y el deterioro natural de una carrera que comenzó a trascender en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Sin embargo, su continuidad en los gimnasios y su relación constante con el boxeo lo mantienen vivo en este ambiente. Sus casi dos años de ausencia en el cuadrilátero constituyen un atractivo acertijo.

Mayweather aspira ganar 300 millones de dólares. Es parte de la organización y como hombre de la industria del espectáculo deportivo sabrá cómo potenciar a McGregor, en su nuevo rol de boxeador. Del mismo modo que lo hizo Cassius Clay, agigantando a sus adversarios, en los años 60. Mayweather quizá convierta a Conor en un peleador atractivo y lo guíe en el ring en momentos de desconcierto. Eso también potenciará su brillantez y su arte. Tiene todo para hacerlo. Con esgrima o con pelea. En cualquier terreno, es ampliamente superior al irlandés. Nos preguntamos entonces: ¿Lo ridiculizará? ¿Lo destruirá? McGregor es el pilar de una industria floreciente y millonaria (UFC) y ello -creemos- ocasionará algún tipo de templanza.

¿Qué es McGregor?

El rey de las artes marciales mixtas es un atleta de 29 años, puro y natural. Consagrado en una disciplina ascendente que lo proyectó más allá de su deporte. Su vida forma parte de una historia de pobreza y superación, cautivante y conmovedora para la opinión pública. Con alguna experiencia lejana en boxeo amateur, en su adolescencia irlandesa.

Analizamos sus aptitudes, de aproximación pugilística, a través de su combate con Aldo Mendes, que ganó por KO, en 2016. Es un zurdo frontal, rígido y sin plasticidad. Guapo. Su fortaleza a la absorción de golpes de boxeo es una incógnita. Su cruzado de izquierda es su mejor impacto. Deberá golpear ahora con guantes de boxeo,de 8 onzas, que suplantarán los guantines de 4 onzas, con dedos libres, con los cuales dirimió en el octágono.

Deberá trasladarse calzado, en un ring acolchado, relegando su andar descalzo y cómodo en escenarios de base plana. Todo esto aumenta sus desventajas frente al boxeador más talentoso del siglo XXI.

El boxeo como deporte, ajeno a los millones que generará su industria, arriesgará demasiado cuando pasada la medianoche de la Argentina de este sábado suene la campana. Nadie, absolutamente nadie, puede predecir cómo terminará esta historia, mas allá de un resultado que parece cantado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas