Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Habló la docente que se sintió humillada en una cabina de peaje y escribió una carta viral

Bianca Vanni dio detalles de cómo se le ocurrió escribir la carta

Sábado 26 de agosto de 2017 • 18:19
0
Se olvidó la billetera y no la dejaron pasar en el peaje: esta fue su inesperada reacción
Se olvidó la billetera y no la dejaron pasar en el peaje: esta fue su inesperada reacción. Foto: Facebook

Bianca Vanni, la docente cordobesa que se sintió humillada una cabina de peaje y escribió una carta sobre el tema que se viralizó en redes sociales, dio detalles de cómo fue el episodio.

"Llegué a mi casa llorando de impotencia, tristeza y bronca por no haber podido hacer nada y por cómo me habían tratado", le dijo Bianca a Radio Latina.

"Soy educadora, me parece que vivimos en un mundo lleno de violencia; lo primero que siempre hacemos es insultarnos, agredirnos y actuar sin pensar. Precisamente es lo que intenté no hacer", agregó.

El martes 22, Vanni viajaba de Córdoba a Salsipuedes. En el peaje de la ruta E53 se dio cuenta de que se había olvidado su billetera, y Martín, que controlaba el paso, no la dejó pasar.

"Lejos de insultarte y recordarte lo mal que me trataste el motivo de mi carta es para agradecerte por hacerme llorar y humillarme ese día llamando a la policía para que me sacaran como si fuese una delincuente", escribió la mujer en una carta que se viralizó en redes.

"Gracias a encontrarme con gente tan inhumana como vos, tu empleada y el policía que llamaste para mostrar su burocracia, me ayuda a ser mejor persona, a ponerme en el lugar del otro, a entender que lo mismo que me pasa a mi le puede pasar al otro", indicó.

En dialogo con Radio Latina, Bianca contó cómo fue que se le ocurrió escribir la carta: "Al otro día me terminaron de convencer unos muchachos que se acercaron a mi jardín porque están asfaltando la calle, están trabajando y me pidieron si podía correr el auto. Les dije 'uh, chicos, pero todos los días...' Y cuando empecé a quejarme digo, 'estoy repitiendo la historia', son hombres que están laburando, igual que yo".

Entonces les cebó mate, y ellos la ayudaron a cambiar una rueda pinchada de su auto y se quedaron charlando. "Se generó un clima muy lindo", recordó Bianca. "Y me terminé de convencer de que estamos rodeados de relaciones humanas y que necesitamos ser un poco más comprensivos y solidarios", concluyó.

La carta de Bianca

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas