Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los gasoductos de Córdoba aparecen en los pagos de un cuevero del Lava Jato

El financista Youssef registró transacciones por U$ 36 millones de firmas que participaron en la licitación

Sábado 26 de agosto de 2017 • 19:37
SEGUIR
LA NACION
0
El financista Youssef (centro)
El financista Youssef (centro). Foto: Archivo

La construcción de un gasoducto en Córdoba, una millonaria obra provincial, quedó envuelta en sospechas por un posible pago de sobornos de las empresas brasileñas que en 2008 pujaron para quedarse con el contrato. Las firmas OAS y Andrade Gutiérrez aparecen en una lista confeccionada por el intermediario Alberto Youssef -condenado por lavado de dinero- con supuestos pagos por U$ 36 millones, según documentos de la operación Lava Jato a los que accedió LA NACION.

"Cliente: Constructora OAS"; "Obra: Conc. Internacional Gasoducto Córdoba (financiamiento BNDES)", escribió Youssef en el documento que consultó este diario. ¿El monto? 60.096.154 de reales, unos U$S 36 millones. La operación se habría concretado el 15 de diciembre de 2008, dos meses después de que el gobierno provincial abriera el concurso para construir una red de gasificación para las regiones del centro y sur de Córdoba. La obra se licitó tres veces, pero todavía no se terminó. El proceso fue denunciado ante la justicia cordobesa, que desistió investigar el concurso.

El gasoducto de Córdoba, una obra que permanece inconclusa, forma parte de la lista elaborada por Youssef con 750 contratos que realizó a pedido de distintas empresas brasileñas implicadas en el Lava Jato, tal como reveló el diario La Voz del Interior en junio.

Youssef registró en una prolija planilla sus operaciones opacas para Odebrecht, OAS, Camargo Correa y Andrade Gutiérrez, entre otras empresas brasileñas que sobornaban a funcionarios a cambio de obras públicas.

El juez Moro secuestró esa lista cuando allanó la casa de Youssef en 2014. El cuevero alegó que se trataba de presupuestos para ductos que ofrecía el proveedor Sanko Sider. Cuando fue condenado, la justicia consideró que Sanko Sider era una de las sociedades que movía el dinero destinado a los sobornos de las grandes empresas. El dueño de esta firma también fue condenado esta semana por lavado de dinero a 14 años de prisión.

Una repetida licitación

Los gasoductos de Córdoba aparecen en los pagos de un cuevero del Lava Jato
Los gasoductos de Córdoba aparecen en los pagos de un cuevero del Lava Jato. Foto: Archivo

El gasoducto es mencionado dos veces más en el documento. Aparece un nuevo pago, aunque sin información sobre el monto, ejecutado el 8 de octubre de 2008. Córdoba, bajo la gestión de Juan Schiaretti, había formalizado el llamado a licitación pública el 5 de septiembre.

Pero la licitación cordobesa no la ganó OAS, sino otra empresa brasileña. La provincia le adjudicó la obra al consorcio integrado por la brasileña Andrade Gutiérrez y los socios locales Iecsa -propiedad de Ángelo Calcaterra- y la empresa cordobesa Britos, que se quedaron con el contrato por $539 millones en 2009 (unos U$ 143 millones). OAS, junto a Electroingeniería, quedaron en el segundo lugar.

Los supuestos pagos para la construcción del gasoducto continuaron. Youssef registró otro, pero a nombre de Andrade Gutiérrez el 28 de mayo de 2010, cuando la obra ya estaba adjudicada. "Proposta Córdoba", apuntó el intermediario. Además de la empresa brasileña, aparece otro cliente de la misma operación "FG Unicontrol" y como intermediario figura "Fernando Gomes" con un teléfono porteño que termina en 0441.

El contrato fue adjudicado, pero la obra nunca se concretó por la falta de financiamiento. El Estado nacional no otorgó la garantía para el desembolso del Banco de Desarrollo de Brasil porque la obra había tenido un aumento de casi el 50% en concepto de redeterminación de precios, denunciaron los legisladores opositores Liliana Montero, Aurelio García Elorrio y Juan Pablo Quinteros.

Finalmente, el entonces gobernador José Manuel De la Sota canceló la licitación y Córdoba le pagó a las empresas más de U$ 6 millones por las "tareas preliminares", agregaron los diputados cordobeses. "Youssef dijo que pagó coimas en Córdoba en nombre de OAS. La realidad se impuso porque los directivos de Odebrecht están presos, los de OAS están presos y los de Andrade Gutiérrez están presos. Pero acá, en Córdoba, la justicia archivó la denuncia sin ningún tipo de investigación. El artífice de esto se llama De la Sota", aseguró la diputada Montero.

Desde el entorno de De la Sota defendieron su gestión y se desvincularon del caso. "Nunca en los 12 años que gobernó se le adjudicó una obra o un servicio público a ninguna empresa brasileña. Ambas licitaciones fueron llevadas adelante por Schiaretti", dijeron.

La red de gasoductos volvió a licitarse en 2015. El proceso fue iniciado por De la Sota y finalmente ejecutado por Schiareti en febrero de 2016. La obra extendió 500 kilómetros los gasoductos previstos y se dividió en diez tramos por $8600 millones. Seis tramos fueron adjudicados a Odebrecht (con financiamiento de la provincia), a pesar de que la compañía brasileña ya era investigada tras haber confesado el pago de sobornos a nivel mundial.

"Odebrecht trabaja bien, rápido y cobra barato", la defendió Schiaretti en mayo. Dos meses después, el Estado nacional suspendió a Odebrecht como proveedor del Estado, es decir, que por un año no podrá presentarse a ningún concurso público nacional tras confesar que pagó sobornos para quedarse con obras en la Argentina. El gasoducto de Córdoba se convirtió en un proyecto más importante de los brasileños, tras vender su parte en el soterramiento del Sarmiento.

Los otros cuatro tramos del gasoducto de Córdoba se dividieron entre Iecsa y Electroingeniería, ambas asociadas a capitales chinos, porque garantizaban el financiamiento de la obra. Pero el dinero de China nunca llegó. En febrero de este año, Córdoba volvió a licitar esos cuatro tramos, que se volvieron a multiplicar y se convirtieron en diez (sumados a los que ya ejecutaba Odebrecht). Iecsa se quedó con dos, Electroingeniería con tres, y también ingresaron a la obra Contrera Hermanos (2 fases), Supercemento y Chediack, entre otras empresas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas