Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Texas, azotada por el huracán: devastación y un muerto

Fue el de mayor poder en másde una década en el país; aunque se debilitó, advierten que aún hay riesgo de inundaciones

Domingo 27 de agosto de 2017
0

CORPUS CHRISTI, Texas.- El paso del poderoso huracán Harvey se cobró ayer la vida de al menos una persona en Texas, donde la tormenta más fuerte que azotó a Estados Unidos desde 2005 también destruyó casas y negocios, y generó vientos y lluvias "potencialmente catastróficas" que continuarán por varios días, según las autoridades.

El huracán tocó tierra anteanoche a unos 48 kilómetros al nordeste de Corpus Christi como un gigantesco huracán de categoría 4 (el máximo es 5), con vientos de hasta 209 kilómetros por hora. Pero horas más tarde se debilitó a categoría 1 y, luego, a tormenta tropical.

Galpones destruidos y camionetas aplastadas en el aeropuerto de Rockport
Galpones destruidos y camionetas aplastadas en el aeropuerto de Rockport. Foto: AFP / Mark Ralston

Sin embargo, los expertos afirman que sus efectos más destructivos recién comienzan. Las lluvias que continuarán durante días podrían arrojar más de 1000 milímetros de agua e inundar muchas ciudades, incluida Houston, la cuarta urbe más grande del país y propensa a inundaciones.

"Ahora estamos enfocados en enfrentar los niveles extremos y potencialmente históricos de inundación", dijo Eric Blake, especialista en el Centro Nacional de Huracanes, en Miami. La tormenta fue la más poderosa en impactar Texas en más de 50 años.

Los fuertes vientos que hubo durante la madrugada de ayer impidieron que los equipos de emergencia pudieran llegar a muchos lugares, por lo que las autoridades aún no pudieron hacer una evaluación completa de los daños.

Ya al amanecer, casi 300.000 hogares se habían quedado sin electricidad en la región costera, y en algunos lugares ya habían caído 500 milímetros de lluvia.

El alcalde de Rockport, una ciudad costera de unos 10.000 residentes que estuvo directamente en el paso del ojo de Harvey, dijo que su comunidad recibió un golpe "justo en la nariz" que dejó "una devastación generalizada", incluidas casas, negocios y escuelas que sufrieron fuertes daños. Algunas estructuras fueron destruidas.

Ayer por la tarde se supo que la víctima fatal que dejó el huracán vivía en Rockport. "Quedó atrapada en el incendio de su casa durante la tempestad", según confirmó el juez Burt Mills Jr. del condado de Aransas, en la costa texana.

El presidente Donald Trump llamó ayer a los equipos de emergencia a "mantenerse totalmente movilizados", porque las consecuencias de Harvey se sentirán durante varios días, según la Casa Blanca.

Ciudad fantasma

"Estamos cerca de la bahía, acostumbrados a fuertes vientos, pero nada que ver con lo de anoche. Yo estaba aterrorizado", dijo Brandon González, propietario de una tienda en Corpus Christi, transformada en ciudad fantasma luego de una masiva evacuación.

Terry Smisth, de Rockport, resistió al huracán dentro de su casa
Terry Smisth, de Rockport, resistió al huracán dentro de su casa. Foto: AFP / Joe Raedle

"Ha sido la tempestad más aterradora de toda mi vida", comentó Cherylyn Boyd, que también enfrentó la tormenta en su casa, sin evacuarse hacia el interior como lo hicieron otros miles de habitantes de las zonas costeras ante la insistencia de las autoridades.

El panorama de toda la zona es catastrófico: vías ferroviarias tapadas por el agua, casas sin techo, señales de tránsito en el suelo, ramas de árboles por todas partes y hasta pequeños aviones aplastados en sus hangares.

Las autoridades decretaron además el cierre de las refinerías petroleras, una millonaria pérdida teniendo en cuenta que los pozos petroleros texanos garantizan un tercio de la capacidad de refinación de Estados Unidos.

El Oil & Gas Journal informó que las compañías petroleras evacuaron a todo su personal de las 86 plataformas que se encuentran en el Golfo de México.

El alcalde de Rockport, Patrick Ríos, había hecho anteayer una cruda advertencia a los residentes que decidieron quedarse en lugar de aceptar ser evacuados. Dijo que esos residentes debían escribir su nombre en su brazo con un marcador para que los rescatistas pudieran identificarlos con facilidad.

Inmediatamente después del paso del huracán, la Guardia Costera envió dos helicópteros para tratar de rescatar a los trabajadores de tres remolcadores que supuestamente tenían problemas en un canal cerca de Port Aransas.

Para las primeras horas de la tarde, Harvey se había debilitado a tormenta tropical. Sus vientos sostenidos máximos habían disminuido a 113 kilómetros por hora, y su ojo se encontraba 97 kilómetros al sudeste de San Antonio. Se desplazaba hacia el norte, según el Centro de Huracanes de Estados Unidos.

El huracán más potente desde 2005 en EE.UU.

209

kilómetros por hora

Fue la velocidad de los vientos cuando Harvey tocó tierra en Texas; tenía categoría 4 (en una escala que llega hasta 5)

1000

milímetros de lluvia

Tras el paso de Harvey, los expertos pronostican lluvias de hasta 1000 mm

300.000

hogares sin luz

Las principales localidades afectadas por los cortes están en la zona costera

Agencias AP, Reuters y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas