Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cristóbal López, de aquella expansión a este repliegue

Nacido y criado en Comodoro, sufre la caída del kirchnerismo

Domingo 27 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Los 12 años de kirchnerismo representaron el mayor golpe de suerte para el más famoso y controvertido empresario local: Cristóbal López. Como se dice aquí, este "nacido y criado" eclipsó la ciudad durante la década K con emprendimientos privados que fueron desde la construcción de un shopping -el único de Comodoro-, medios, concesionarias y hasta innovadores proyectos urbanísticos. Todos alentados por el viento de cola que le daban sus aceitados vínculos con el gobierno nacional.

Dueño de no más de 10 empresas hasta 2003, los Kirchner lo convirtieron en una suerte de Harry Potter, otorgándole una magia fuera de escala que también en ésta, su ciudad natal, deslumbró con su apogeo y, desde hace un año y medio, con la inevitable caída.

Comodoro sintió el cimbronazo de la operatoria que desenmascaró sus redes de negocios con el ex gobierno, sus vinculaciones con la causa Hotesur y el mecanismo que le permitió acumular, en los últimos cuatro años de presidencia de Cristina Kirchner, una deuda de su empresa Oil Combustibles por más de $ 8000 millones con la AFIP.

López replicó en su patria chica el modelo de negocios que, de la mano de su amigo Néstor Kirchner, y más tarde de la propia Cristina, lo catapultó a las grandes ligas a nivel nacional. Compró -alineado con la adquisición de C5N como puntapié inicial de su expansión mediática- lo que le restaba del paquete accionario del diario El Patagónico (el mes pasado estuvo sin salir a la calle 6 días por falta de pago a sus empleados) y un porcentaje de Canal 9 y de la Radio Del Mar, tres marcas históricas de la ciudad. De estos dos últimos se retiró el año pasado.

En la "década ganada"

Se expandió al ritmo de una "década ganada" y dejó su impronta en el corazón empresario de Comodoro: el barrio Industrial. En noviembre de 2013 cortó las cintas de su nueva concesionaria Feadar, uno de los locales de venta de camiones Scania más importantes de América latina. Con 700 invitados, la fiesta fue proporcional a los años de abundancia kirchnerista. Un año después le tocó el turno, cerca de allí, a Tsuyoi, el mayor punto de venta de Toyota en el país, de 18.000 metros cuadrados.

La magia llegó también a Rada Tilly, una localidad ubicada 12 kilómetros al sur de Comodoro, donde construyó su mansión y, pared de por medio, la de sus dos hijos. Grandes ventanales sin cerco miran al mar patagónico desde la costanera, por la que se lo puede ver paseando sin custodia. Esta pequeña ciudad, de metódica administración radical y a la que el gobernador Mario Das Neves acaba de llamar "capital provincial del voto gorila" tras la avasallante victoria de Cambiemos en las últimas PASO, vivió las mieles de su empresario estrella. Un centro cultural y el programa Argentina Corre formaron parte del desembarco y proyectaron a nivel nacional a la pequeña playa radatillense, con helicópteros, multitudinarios recitales y una pléyade de estrellas desfilando por In, el restaurant del empresario, a 150 metros de su casa y con una intocable mesa redonda siempre reservada para su dueño.

La Urbanización Rada Tilly Solares del Marqués, un barrio acomodado cerca del ingreso a la ciudad, fue parte del explosivo crecimiento del empresario: un ambicioso proyecto que se pensó al amparo de la fluidez de los negocios de aquellos años, en los que el grupo incluía bancos y entidades financieras. La empresa para impulsarlo fue "Desarrolladora M&S", pero se paró al poco tiempo de comenzar.

Obras sin concluir

En diciembre de 2015, el fin de la era kirchnerista dejó los principales desarrollos privados de López a mitad de camino. El más emblemático es un sueño comodorense: el shopping, cuya inauguración había sido anunciada para mediados de 2016. El proyecto Costanera Shopping -hoy un esqueleto de cemento en el corazón de la ciudad, junto al también inconcluso Estadio del Centenario- estaba al mando de un conjunto de empresas del Grupo Indalo, nave insignia de López. En 2014, con las luces del kichnerismo aún encendidas, se inauguró la primera etapa de la obra, con la apertura del hipermercado Easy-Jumbo. "Comodoro es un emblema del Grupo Indalo y esta obra le cambia la escala a la ciudad", dijo el entonces gobernador, Martín Buzzi. "Toda la vida invertimos en Comodoro y vamos a seguir haciéndolo", prometió López.

El esqueleto del edificio permanece inerte frente al mar desde hace un año y medio. La obra demandó hasta el momento una inversión de 86 millones de pesos y para su finalización se precisan 45 millones más. El proyecto inicial preveía 150 locales comerciales y varias salas de cines. Las empresas de López, sin embargo, mantienen vigencia en la obra pública. La licitación de la doble trocha Caleta Olivia-Rada Tilly -símbolo de la corrupción y una de las primeras en ser retomadas por el gobierno de Macri- fue ganada por su empresa CPC, que presentó una oferta 20% por debajo del presupuesto oficial.

Se suma al aterrazamiento del cerro Chenque, que impidió la avanzada del alud de greda sobre el centro de la ciudad durante el último temporal; a la finalización del Estadio del Centenario, y a la repotenciación del acueducto, para ampliar la capacidad de transporte de agua potable desde 160 kilómetros hacia Comodoro Rivadavia y Rada Tilly.

Lejos de esconderse, López todavía tiende redes desde su patria chica.

Polémico

Cristóbal López, de 61 años, es el empresario más famoso y polémico de la ciudad; vive a 12 kilómetros, en Rada Tilly

Alianza

Gracias a la amistad con Néstor Kirchner, a partir de 2003 tuvo una gran expansión de sus negocios

Declive

Con el fin de la era kirchnerista, varias de sus inversiones en la zona quedaron paralizadas

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas