Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El último grande del año, con el plus de la lucha por el número 1

Flushing Meadows levantará hoy el telón, con el foco puesto en Nadal y Federer; el suizo intentará arrebatarle el liderazgo al español; entre las mujeres, hay ocho candidatas a la cima; serán siete los argentinos en el cuadro

Lunes 28 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Federer y Nadal, protagonistas de un clásico inigualable desde 2004, durante el distendido Kid's Day; desde este lunes empezarán a pelear por el título
Federer y Nadal, protagonistas de un clásico inigualable desde 2004, durante el distendido Kid's Day; desde este lunes empezarán a pelear por el título. Foto: USTA

NUEVA YORK.- Es el US Open del regreso de los viejos duelos y de la lucha por el número 1 del mundo entre Rafael Nadal y Roger Federer. Es el torneo de las bajas por lesiones, como suele ocurrir hacia el final de la temporada. Entre ellas, la polémica ausencia de Andy Murray post sorteo del cuadro. Es el Grand Slam en el que actuarán siete argentinos, y entre ellos, Juan Martín del Potro. Es, a su vez, el certamen en el que el capitán Daniel Orsanic terminará definir el equipo para el repechaje de la Copa Davis ante Kazakhstán, en Astana. Es también el US Open en el que ocho jugadoras podrían finalizar como la mejor del mundo en el ranking de la WTA luego de que termine la acción. Sobran los motivos para no perderse el último Grand Slam del año.

Rafa-Roger, por el Nº 1

Por las bajas por lesión de Novak Djokovic y Murray, Nadal y Federer surgen como los grandes candidatos al título. El español, que llegó al US Open como el mejor del planeta, buscará defender su ranking y su amenaza más feroz es el suizo. Ambos podrían cruzarse en las semifinales. Si Roger lo vence, será otra vez el Nº 1 del mundo. Sincero como siempre, Nadal ya admitió que prefiere no cruzarse con el suizo. "Sé que todos ustedes quieren escuchar que amaría jugar contra Roger. Sé que sería genial para la historia de nuestro deporte porque nunca nos hemos enfrentado aquí. Pero si llego a semifinales, no me gustaría jugar contra él. Me gustaría enfrentar a otro. Es obvio, ¿no? No soy así. Suena muy bien pero la realidad es que si fuera posible elegiría jugar con un oponente más fácil", aseguró el zurdo de Manacor.

Lesiones y Murray, bajo la lupa

Luego de que se conociera el cuadro de la primera rueda, Murray anunció que se ausentaría del US Open por sus dolores en la cadera izquierda. Si lo hubiese confirmado antes, Nadal y Federer sólo se habrían enfrentado en una posible final, por ser los dos primeros preclasificados. El suizo Stan Wawrinka (N°4 del mundo y campeón defensor, fue intervenido en su rodilla), el serbio Djokovic (5º y lesión en el codo), el japonés Kei Nishikori (10º y dolor en su muñeca derecha) y el canadiense Milos Raonic (11º y lesión en su muñeca izquierda), fueron otras de las figuras con el físico dañado. "Somos conscientes que tenemos una responsabilidad de empezar a promocionar a nuevas figuras en el tenis y eso va a comenzar con el US Open de este año", dijo Chris Widmaier, vocero de Flushing Meadows. "Verán a nuevos rostros en los carteles publicitarios. Verán nueva gente en las sesiones nocturnas", añadió Widmaier, quien realzó a figurar como el joven alemán de 20 años Alexander Zverev, en contraste con la vieja guardia de jugadores que está herida.

Del Potro y el brillo perdido

Es el torneo favorito del tandilense. Y en contraste con el fabuloso 2016 en el que cosechó la medalla de plata de los Juegos de Río, donde venció a Djokovic y a Nadal, y luego se consagró en la Copa Davis, en la que en semifinales derrotó a Murray, no pudo extender su excelente temporada en 2017. El campeón del US Open 2009 sabe que es idolatrado en Nueva York y buscará alimentarse de ese brebaje para levantar su espíritu. El sorteo lo benefició: debutará mañana ante el suizo Henri Laaksonen (94º del mundo), en el estadio Louis Armstrong, en el segundo turno. El español Roberto Bautista Agut (13º de ATP) y el austríaco Dominic Thiem (6º preclasificado) podrían ser sus potenciales adversarios en la 3a rueda y en los 8vos de final, respectivamente. También mañana, Leonardo Mayer, que entró en el cuadro como lucky loser y llega con el envión de haber sido campeón en Hamburgo, se medirá ante el francés Richard Gasquet (26º). Guido Pella (72º) se enfrentará al belga Steve Darcis (66º) y Nicolás Kicker (93º) jugará ante el alemán Cedrek-Marcel Stebe (107º). Hoy habrá duelos de argentinos: Diego Schwartzman (29º preclasificado y segundo mejor argentino del ranking -33º-), que este mes alcanzó los cuartos de final del Masters 1000 de Canadá, se medirá ante Carlos Berlocq (95º del mundo) en el segundo turno de la cancha 11. El partido anterior comienza a las 12 (hora argentina). Y el marplatense Horacio Zeballos se enfrentará hoy con el surcoreano Hyeon Chung, con quien nunca jugó en el circuito, a las 12 de la Argentina, en la cancha 13.

Ocho mujeres por la cima

Además de la española Garbiñe Muguruza, campeona de Wimbledon, la rumana Simona Halep, la ucraniana Elena Svitolina, la checa Karolina Pliskova, la danesa Caroline Wozniacki, la británica Johanna Konta, la rusa Svetlana Kuznetsova y hasta la estadounidense Venus Williams podrían convertirse en la nueva número uno del mundo al finalizar el US Open. La ausencia de Serena Williams por maternidad abrió el camino en la WTA. "Hoy no hay tanta diferencia entre una y las otras", aseguró Muguruza. "Hay más rotación. Es más real, hay muchas jugadores buenas que pueden ganar. Hoy hay verdaderas top ten y no una jugadora que gana todo y el resto gana lo que puede", explicó la española de origen venezolano.

Sharapova, el regreso

En su primer Grand Slam luego de estar suspendida 15 meses por doping -consumió meldonium en el Abierto de Australia 2016-, Maria Sharapova regresa a una cita de primerísimo nivel mundial gracias a un wild card que le otorgó la United States Tennis Association (USTA). Hoy, en su debut, se medirá ante la rumana Simona Halep, 2a preclasificada, a las 20 (hora argentina) en el estadio Arthur Ashe. Es una incógnita cómo recibirá el público estadounidense. Sharapova había vuelto en abril a Stuttgart, también por un wild card, pero estas invitaciones provocaron críticas de algunos rivales. "Soy consciente de lo que muchos de mis compañeros dijeron acerca de mí y de lo crítico de mí que fueron algunos de ellos", escribió la rusa, campeona en el US Open 2006.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas