Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La lucha de padres chilenos que buscan la aceptación de sus hijos transgénero

Se intensifica el debate sobre los derechos de género en un país socialmente tan conservador como Chile

Una corona sobre el sofá en la casa de Luna
Una corona sobre el sofá en la casa de Luna. Foto: AP / Esteban Felix
Martes 29 de agosto de 2017 • 02:33

Mónica Flores regresaba de unas vacaciones en el exterior cuando la policía chilena la detuvo en el aeropuerto para interrogarla. Les molestaba que no coincidieran los registros: había salido del país con un hijo y volvía a ingresar con una hija.

Mónica tuvo que explicar que su hija de 6 años, a la que habían anotado como varón, se identificaba como una nena.

Monica Flores peina el cabello de su hija en su casa en Santiago, Chile.
Monica Flores peina el cabello de su hija en su casa en Santiago, Chile.. Foto: AP / Esteban Felix
Luna juega con su perro Stark en su colcha con tema de Barbie en su casa en Santiago, Chile
Luna juega con su perro Stark en su colcha con tema de Barbie en su casa en Santiago, Chile. Foto: AP / Esteban Felix

"Fue un momento angustiante. Me dí cuenta de que era urgente capacitar a las distintas instituciones de nuestro país en los temas referidos a la transexualidad, para evitar que los chicos tuvieran que pasar por ese tipo de cuestionamientos", dice Mónica.

El incómodo incidente se produjo hace dos años y llevó a Mónica y a su esposo a iniciar una batalla legal por los derechos de su hija, una lucha que alentó a las familias de otros chicos trans a exigir una mayor aceptación y que alimentó un debate más amplio en torno a los derechos de género, en un país socialmente tan conservador que legalizó el divorcio hace apenas 13 años.

Palabras de vocabulario de identidad de género en un recorte de papel durante un taller para niños sobre identidad de género en un centro comunitario de Santiago de Chile
Palabras de vocabulario de identidad de género en un recorte de papel durante un taller para niños sobre identidad de género en un centro comunitario de Santiago de Chile. Foto: AP / Esteban Felix

Los esfuerzos de la familia dieron lugar a un fallo histórico, cuando el año pasado, un juez ordenó a las autoridades del Registro Civil que cambiaran el nombre y el género de la niña en su partida de nacimiento, el primer caso en Chile tratándose de alguien tan joven.

"El caso de esta nena me tocó el corazón. No podía permitir que frente a la sociedad siguiera viviendo en un cuerpo equivocado", declaró el juez que falló a favor de la niña, José Luis Fernández, en la única entrevista que concedió para hablar del caso y que fue publicada en el diario La Tercera.

Las niñas Selenna, segunda desde la izquierda, y Mathilda, a la derecha, juegan con una muñeca mientras sus madres asisten a una reunión sobre identidad de género en una librería en Santiago de Chile.
Las niñas Selenna, segunda desde la izquierda, y Mathilda, a la derecha, juegan con una muñeca mientras sus madres asisten a una reunión sobre identidad de género en una librería en Santiago de Chile.. Foto: AP / Esteban Felix
Selenna, derecha y Génesis que posan dentro de una pintura de Mona Lisa, juegan en el museo Artequin durante las celebraciones que marcan el Día del Niño Transgénero en Santiago, Chile
Selenna, derecha y Génesis que posan dentro de una pintura de Mona Lisa, juegan en el museo Artequin durante las celebraciones que marcan el Día del Niño Transgénero en Santiago, Chile. Foto: AP / Esteban Felix

El dictamen del juez Fernández escandalizó tanto a los grupos conservadores, que estos presentaron una denuncia penal en su contra. La denuncia fue desestimada.

A partir de la decisión de ese magistrado, fueron elevadas por lo menos otras cinco peticiones de cambio de género registral de menores de edad.

El propio gobierno de centroizquierda viene impulsando un conjunto de medidas por los derechos de género, que van desde la descriminalización de algunos abortos en virtud de la legislación confirmada el lunes por el Tribunal Constitucional, hasta la exigencia de una mayor aceptación hacia las personas transgénero en general, y hacia los niños en particular.

Selenna, luciendo un traje de jirafa, baila con otros niños al final de un taller de identidad de género en un centro comunitario en Santiago de Chile.
Selenna, luciendo un traje de jirafa, baila con otros niños al final de un taller de identidad de género en un centro comunitario en Santiago de Chile.. Foto: AP / Esteban Felix
Josefa, de 13 años, y Selenna, de 8 años, posan para una foto vistiendo sus trajes tradicionales de baile chileno antes del evento que marca el Día del Niño Transgénero en Santiago de Chile
Josefa, de 13 años, y Selenna, de 8 años, posan para una foto vistiendo sus trajes tradicionales de baile chileno antes del evento que marca el Día del Niño Transgénero en Santiago de Chile. Foto: AP / Esteban Felix

En mayo, el Ministerio de Educación chileno emitió una directiva que exhorta a las escuelas de todo el territorio nacional a proteger la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes. La medida antibullying insta a las escuelas a identificar a los alumnos trans según el género de su preferencia. La Asociación de Colegios Católicos del país promete resistir la medida. En un sentido más amplio, el gobierno apoya un proyecto de ley que otorgaría a los adultos el derecho a cambiar su género en los registros oficiales, aunque la medida quedó estancada en el Congreso tras ser puesta en tela de juicio por la Iglesia Católica y otras fuerzas tradicionalistas.

En junio, con la normativa todavía en el limbo, un Tribunal de Apelaciones de Santiago le reconoció a un adulto transgénero el derecho de cambiar su género legal. "Toda persona tiene derecho a desarrollar libremente su personalidad de acuerdo con su propia determinación de su género", sentenció.

El niño transgénero Tobías, de 16 años, posa para un retrato con sus padres Paulina y Carlos en un parque en Santiago, Chile.
El niño transgénero Tobías, de 16 años, posa para un retrato con sus padres Paulina y Carlos en un parque en Santiago, Chile.. Foto: AP / Esteban Felix

En principio, el proyecto de ley presentado ante el congreso incluía a los niños, como la hija de Mónica, pero estos fueron excluidos después de enfrentar resistencias aún mayores. Algunas de las dudas surgieron de la Asociación de Endocrinólogos de Chile, quienes expresaron su apoyo a permitir que los adultos realicen este tipo de modificaciones legales, pero sostuvieron que es prematuro realizarlas durante la niñez, ya que el cuerpo y el cerebro todavía se encuentran en desarrollo y la identidad de género a veces puede cambiar en la pubertad.

Niñas transexuales están de pie junto a un travesti durante una marcha del Orgullo Gay en Santiago, Chile.
Niñas transexuales están de pie junto a un travesti durante una marcha del Orgullo Gay en Santiago, Chile.. Foto: AP / Esteban Felix
Angela, debajo del centro, coloca una corona de flores en su cabeza mientras asiste a una marcha del Orgullo Gay junto a otros niños transgéneros en Santiago, Chile
Angela, debajo del centro, coloca una corona de flores en su cabeza mientras asiste a una marcha del Orgullo Gay junto a otros niños transgéneros en Santiago, Chile. Foto: AP / Esteban Felix

En el año 2012, después de la conmoción por el asesinato a golpes de un joven gay, Chile adoptó una ley que prohíbe la discriminación y condena los delitos de género. Y en el año 2015 se aprobó la unión civil para parejas del mismo sexo.

Casi todos estos avances han encontrado resistencia entre los legisladores conservadores y los líderes católicos, que argumentan que dichos cambios resultan devastadores para la familia y para la sociedad.

La hija de Mónica Flores -a quien ella pidió que llamemos Luna- todavía es demasiado chica para preocuparse por los detalles del debate.

Angela, llegando, arriba y Selenna, sentadas en el círculo en la parte superior izquierda y vistiendo un buzo azul, toman una clase de teatro y danza con chicas en su centro comunitario Santiago de Chile.
Angela, llegando, arriba y Selenna, sentadas en el círculo en la parte superior izquierda y vistiendo un buzo azul, toman una clase de teatro y danza con chicas en su centro comunitario Santiago de Chile.. Foto: AP / Esteban Felix

Ella se pone un pañuelo verde sobre el pelo negro y sedoso, una camisa floreada con calzas fucsia y un chaleco negro. Cuando había que elegir un personaje de la televisión, siempre quería ser una princesa o un hada. En cuanto aprendió a hablar, le preguntó a la madre por qué le había puesto un nombre de varón, si ella quería ser una nena.

Mónica y su esposo afirman estar convencidos de haber hecho lo correcto para su hija menor.

"Nosotros reclamamos justicia porque nuestra hija tenía que soportar demasiada discriminación y momentos incómodos cada vez que había que hacer trámites de rutina, papeleos o visitas al médico", dice su padre, Gonzalo Araya.

Selenna abraza a un narrador al final de su lectura junto a su amiga transexual Mathilda, en una librería en Santiago, Chile
Selenna abraza a un narrador al final de su lectura junto a su amiga transexual Mathilda, en una librería en Santiago, Chile. Foto: AP / Esteban Felix

"Tratamos de informarnos para ayudarla a ser feliz".

La aceptación creciente en el seno de la sociedad chilena ha llevado a otros niños transgénero a salir de las sombras, y varios de ellos participaron de la Marcha del Orgullo Gay en la capital chilena.

Selenna, una nena de ocho años de cabello castaño recogido en una cola de caballo, llorá de alegría mientras salta y juega con los demás chicos.

Su madre, Evelyn Silva, dice que tuvo que luchar mucho para encontrar una escuela que aceptara a una nena cuya partida de nacimiento sigue diciendo que es varón, pero finalmente le fue bastante bien.

Angela, segunda desde la derecha, posa para un retrato con su madre Ximena Maturana, su abuela, y bisabuela, en su casa de Santiago de Chile. Angela, que nació varón, todavía lucha para llegar a un acuerdo con su identidad un año después de su transición.
Angela, segunda desde la derecha, posa para un retrato con su madre Ximena Maturana, su abuela, y bisabuela, en su casa de Santiago de Chile. Angela, que nació varón, todavía lucha para llegar a un acuerdo con su identidad un año después de su transición.. Foto: AP / Esteban Felix
Matias, de 15 años, es abrazado por su abuela mientras asisten a un evento de celebración del Día del Niño Transgénero en Santiago de Chile
Matias, de 15 años, es abrazado por su abuela mientras asisten a un evento de celebración del Día del Niño Transgénero en Santiago de Chile. Foto: AP / Esteban Felix

Por su parte, Selenna dice que antes no le gustaba festejar su cumpleaños, porque siempre le regalaban autos de juguete.

"A lo mejor no se daban cuenta", dice Selena, "pero yo siempre fui una chica".

Textos: Eva Vergara / AP

Fotos : Esteban Felix

Traducción: Jaime Arrambide

Edición Fotográfica: Alfredo Sánchez

En esta nota:
Te puede interesar