Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El descargo de Sebastián Wainraich, tras el polémico relato de un oyente sobre un supuesto abuso sexual

Desde el micrófono de su programa radial, Metro y Medio, el conductor tomó la palabra y pidió disculpas públicamente

Lunes 28 de agosto de 2017 • 19:01
Sebastián Wainraich pidió disculpas y defendió a sus compañeros de Metro y Medio
Sebastián Wainraich pidió disculpas y defendió a sus compañeros de Metro y Medio. Foto: Instagram

El viernes pasado, en el programa Metro y Medio, un oyente se comunicó para exponer al aire un supuesto caso de infidelidad. Sin embargo, a medida que avanzaba el relato sobre sus últimas vacaciones en Cancún, el clima se fue enrareciendo.

"La última noche me alcoholicé más que los demás días y veo una rubia canadiense tremenda. Fui derecho, me tiré de cabeza, la vi de lejos y la tacleé (sic). Cuestión que me encerré en la pieza del hotel y le di duro. Quería preguntarles si fue infidelidad eso", preguntó el joven, que se presentó al aire como Juan Agustín. Con Sebastián Wainraich ausente, Julieta Pink, Pablo Fábregas, Martín Reich y Tamara Pettinato comenzaron a interpelarlo, sin percibir que podía tratarse de una relación sexual no consentida; durante algunos tramos de la "entrevista", de hecho, hasta preguntaron entre risas si la chica "seguía viva".

Desde Twitter, varios usuarios dieron cuenta del asunto y la polémica no demoró en llegar. Tanto Pink como Fábregas pidieron disculpas, dijeron que se "dejaron llevar" por el relato y aseguraron que no estuvieron lo suficientemente "atentos" como para actuar en consecuencia. Wainraich, en tanto, también respondió, pese a que no estaba en el programa. "NO estuve ayer en la radio. Mis compañeros pidieron disculpas. El lunes hablaremos del tema como corresponde", adelantó.

Esta tarde, Metro y Medio abrió con un descargo a manos del conductor. "El viernes, un oyente contó en este programa que abusó de una mujer y el equipo no reaccionó como hubiese querido. Julieta Pink y Pablo Fábregas pidieron disculpas y yo hoy me sumo a esas disculpas, porque Metro y Medio es un equipo, y cuando hacemos reír lo hacemos todos, y cuando la pifiamos la pifiamos todos", inició Wainraich. "La radio es mi vida, es mi medio de vida, una de mis grandes pasiones. Gracias a la radio conocí a Fernando Peña, el artista más grande que dio este medio. Gracias a la radio conocí a mi mujer, el amor de mi vida y la madre de mis dos hijos. Vaya casualidad, fue mi mujer la que en estos años me enseñó cómo el machismo impacta en cada rincón de la sociedad".

"Crecí en una casa feliz y hermosa en la que éramos tres hermanos varones. Entonces, no tuve una hermana a la que 'apoyaran' en un medio de transporte, le dijeran cualquiera barbaridad en el trabajo o que tuviera que ver a un hombre bajarse el pantalón en la calle. Antes no se hablaban de estos temas. Vivimos en una sociedad machista y crecimos naturalizando un montón de situaciones que postergaron a la mujer. El feminismo es algo que se aprende, y lo estamos aprendiendo. Tenemos la radio para aprender, a esta maravillosa radio que me hizo conocer a Dalia [Gutman] y a Peña, y que también me hizo conocer a Pink y a Fábregas, dos grandes amigos de la vida. Pongo las manos en el fuego por ellos, porque además de grandes profesionales son buenas personas. Porque que quede en claro algo: para trabajar en Metro y medio hay que ser buenas personas", siguió.

"Los que trabajamos en este programa podemos mirarnos a los ojos y dormimos tranquilos de noche. A Julieta y a Pablo los admiro porque son inteligentes y me hacen reír a carcajadas. Pero sobre todo los quiero, porque son buenas personas y los elijo cada día. Sabemos que corremos riesgos. 'Taller de engaños' y 'Gordos con chorizos' son secciones que están al límite pero nos gustan, nos divierten. (...) Cada vez que sentimos que se corre un límite, frenamos. Esta vez no pudimos. Metro y Medio busca divertir y entretener pero no está ajeno a las problemáticas de esta sociedad". A continuación, Wainraich repasó las distintas causas con las que su programa se fue comprometiendo a lo largo de los años, como el movimiento "Ni una menos" o el pedido de justicia que llevan adelante los familiares de las víctimas de la Tragedia de Once.

A continuación, Pink y Fábregas volvieron a pedir disculpas y aseguraron que fueron "descolocados por el relato" y que nunca registraron de que se estaba hablando de un abuso. "Repudio profundamente la violencia machista", remarcó la conductora radial.

Además, desde la web oficial de la radio Metro, se publicó una carta abierta solicitando las disculpas a sus oyentes.

La carta de Radio Metro para sus oyentes

A nuestros queridas y queridos oyentes y seguidores,

Considerando los hechos acontecidos el pasado viernes en Metro y Medio, donde un oyente manifestó un acto de violencia de género contra una mujer, desde Radio Metro queremos pedir disculpas públicas por lo ocurrido en el aire.

Nada de lo que marcó la historia manifestada al aire representa los ideales de ningún comunicador de nuestra radio, ni de la radio institucionalmente.

Desde Metro reafirmamos los valores que nos identifican desde hace mas de 15 años de existencia: el inquebrantable compromiso por el respeto mutuo, por la igualdad entre las personas y los géneros, y por plena libertad de expresión.

Sabemos que a partir de las grandes movilizaciones como #niunamenos, la sociedad argentina hoy esta a la vanguardia en la lucha contra la violencia de género. Esto implica una gran responsabilidad, toma de conciencia colectiva y aprendizaje común, que estamos transitando más lentamente de lo que nos gustaría. Desde Metro tenemos el ineludible compromiso de sumarnos a esta lucha y profundizar en la desnaturalización de todas las dimensiones de la violencia ejercida del hombre hacia la mujer.

Pedimos disculpas. Tomamos lo que pasó con gran seriedad, nos sirve de enseñanza para poder hacer frente con decisión firme ante a una nueva situación de esta naturaleza; y asegurar que esto no volverá a ocurrir. No seremos cómplices de esta situación, ni lo seremos nunca.

Nos queremos dirigir a todos y todas nuestras oyentes, a aquellos que nos juzgan, a los que nos conocen y a los que desconocen nuestra historia como medio.

A todos los invitamos a que nos acompañen contructivamente en este cambio imprescindible para seguir creciendo como sociedad. Y también a todos aquellos que están junto a nosotros, hoy y siempre, darles las gracias por estar, por bancarnos y por acompañarnos.

Un abrazo sentido en nombre de todos los que hacemos Metro.

En esta nota:
Te puede interesar