Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pyongyang lanza un misil hacia Japón y desata la ira de Tokio

"Defenderemos firmemente la vida de nuestra gente", dijo Abe

Martes 29 de agosto de 2017
0
Una pantalla muestra la noticia del misil que fue lanzado por Corea del Norte, ante ayer
Una pantalla muestra la noticia del misil que fue lanzado por Corea del Norte, ante ayer. Foto: Reuters

SEÚL (AP).- Corea del Norte volvió a desafiar ayer a la región y desató la furia de Tokio luego de lanzar un nuevo misil balístico, que sobrevoló el territorio de Japón y cayó en el océano Pacífico.

Japón informó, además, que el misil se rompió en tres partes, que cayeron en el agua, no muy lejos de la isla de Hokkaido, en el norte del país, y que en ningún momento sus fuerzas militares intentaron derribarlo. El Pentágono, por su parte, confirmó que la trayectoria del misil pasó por encima del archipiélago.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, señaló que hará todo lo posible para proteger a los japoneses después de esta nueva provocación del régimen de Kim Jong-un. "Haremos todos los esfuerzos posibles para defender firmemente las vidas de nuestra gente", dijo a los periodistas antes de entrar a una reunión de emergencia para hablar sobre la cuestión.

El vocero del gobierno, Yoshihide Suga, dijo que el misil representa "una amenaza de seguridad grave".

El ejército surcoreano detalló que el misil logró recorrer 2700 kilómetros y que fue lanzado desde las afueras de Sunan, donde se encuentra el aeropuerto internacional de Pyongyang, la capital, según informó la agencia de noticias oficial de Corea del Sur, Yonhap.

Este lanzamiento se produce un par de días después de que Pyongyang probó tres misiles de corto alcance, que fueron considerados como una provocación nimia ante el ejercicio conjunto anual que realizan Estados Unidos y Corea del Sur.

Kim Jong-un, durante un lanzamiento de un misil anteayer
Kim Jong-un, durante un lanzamiento de un misil anteayer. Foto: AFP

Los dos aliados presentan estas operaciones como defensivas, pero para Pyongyang representan una repetición provocadora de la invasión de su territorio. Cada año, Corea del Norte amenaza con represalias militares.

Además, el lanzamiento supone un nuevo desafío a las reiteradas prohibiciones y sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que rechaza cualquier desarrollo militar norcoreano que pueda estar vinculado o potenciar su programa nuclear.

En julio pasado, y en plena guerra verbal con el gobierno de Donald Trump, Corea del Norte probó con éxito dos misiles intercontinentales, capaces de alcanzar territorio estadounidense, lo que desencadenó una fuerte escalada de tensión en la región.

A principios de agosto, la ONU castigó estos lanzamientos con un duro paquete de sanciones, lo que desató una renovada escalada verbal entre Pyongyang y la Casa Blanca, que llevó a Corea del Norte a amenazar con atacar la isla de Guam a modo de represalia.

Finalmente, cuando los dos países no tenían más opción que concretar sus amenazas, la tensión cedió. Sin embargo, las advertencias se suceden casi todos los días, al igual que los despliegues militares, como el lanzamiento del misil de ayer.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas