Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno evalúa presentarse como querellante en la causa por Maldonado

Martes 29 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El Gobierno evalúa presentarse como querellante en la causa en la que se investiga la desaparición de Santiago Maldonado. Según pudo saber LA NACION, el escrito correspondiente ya pasó todos los filtros internos del Ministerio de Justicia y quedó sujeto a su aprobación política.

Así, como "particular damnificado", el Gobierno podría acceder al expediente, tomar conocimiento de cada actuación judicial, pedir medidas de prueba y apelar resoluciones. La decisión final, que ayer a última hora no estaba definida, la tiene el ministro Germán Garavano.

"Lo están evaluando en Derechos Humanos. Se definirá mañana [por hoy] a la tarde", adelantó uno de los hombres de confianza del presidente Mauricio Macri.

Entre los motivos que están valorando en el Gobierno para justificar su presentación se destaca que hasta el momento -según fuentes al tanto de la investigación- "no hay elementos que involucren a la Gendarmería" en la desaparición del joven tatuador. Un informe de los fiscales avalaría esta posición.

Ayer trabajaron sobre la posible presentación los abogados de la Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Claudio Avruj, que analizaron la factibilidad de presentarse en la pesquisa. Maldonado está desaparecido desde hace 27 días, después de un procedimiento de la Gendarmería para desalojar a la comunidad mapuche Pu Lof de un sector de la Estancia Leleque, en el departamento de Cushamen, en Chubut.

Si finalmente el Gobierno decide hoy presentarse en la causa como querellante, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, a cargo del expediente, deberá decidir si lo acepta.

Ayer, mientras tanto, en la Casa Rosada siguieron con atención cada novedad que surgía sobre el tema. "Hay preocupación, pero nos estamos ocupando", reconocieron fuentes oficiales. En la Casa Rosada hay mucho malestar con algunos organismos de derechos humanos y parte de la oposición, a la que acusan de buscar un rédito político.

"El Estado tiene la responsabilidad de encontrarlo. Estamos de acuerdo con eso. Por eso está en manos de la Justicia. Acá hay que gente que dice que no va a declarar en una causa hasta que «devolvamos a Maldonado». Hay gente que está muy mal", dijo un hombre con acceso diario al despacho presidencial, en referencia a las declaraciones de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Cruces

Horas antes, Bonafini había cuestionado a los que comparan la desaparición de Maldonado con la de Julio López: "Son diferentes personas; Maldonado era un militante y Julio López era un guardiacárcel. ¿No sabían? López trabajaba de guardiacárcel. Igualmente no tiene que estar desaparecido, pero no es lo mismo que un militante comprometido como este pibe".

Con motivo de cumplirse un mes de la desaparición de Maldonado, organismos de derechos humanos preparan un festival para el viernes en la Plaza de Mayo, para reclamar por el joven, según confirmó ayer la referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Taty Almeida. Además, se esperan movilizaciones en otros puntos del país.

Almeida también reiteró el pedido para que los organismos de derechos humanos sean recibidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. "Vamos a seguir insistiendo para que nos reciba", sostuvo en declaraciones a la Radio FutuRock. La última semana, un encuentro con Garavano y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, terminó con declaraciones cruzadas y acusaciones.

Graciela Fernández Meijide, la ex integrante de la Conadep, consideró "miserable" que se haga "un uso político" del caso de la desaparición de Maldonado y pidió "ser cuidadosos" antes de defender el rol de la Gendarmería porque las fuerzas de seguridad "están integradas por hombres y son falibles". Según Fernández Meijide, comparar lo de Maldonado con las desapariciones en la última dictadura militar sólo se puede hacer "por mala fe, por inocencia o por ignorancia". Y consideró que los dirigentes de derechos humanos que reclaman por el caso tienen mucha experiencia "golpeando puertas" como para saber que las situaciones no son comparables.

El hijo de Julio López, quien permanece desaparecido desde el 18 de septiembre de 2006, cuando iba a declarar en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, también se sumó al debate. "El que opina sin haber reclamado por mi viejo -dijo ayer Rubén- no tiene autoridad moral para hacerlo."

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas