Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Oriana Sabatini: "Amo actuar, amo bailar, amo cantar"

En su camino de actriz y cantante, muestra su mejor faceta como modelo presentando una de las tendencias más contundentes de la temporada: el metalizado

Foto: Pablo Franco
Domingo 03 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

"Recién este año pensé en irme a vivir sola, pero me cuesta mucho separarme de mi familia -confiesa Oriana, a la vez que se acomoda en uno de los sillones que dibuja el gran living en la casa de los Sabatini-. Extraño horrores. No es que no sea capaz de vivir sola, puedo, pero me gusta estar con ellos, verlos todos los días, compartir una cena. Los domingos son sagrados. Lo más importante es la familia. Después viene el resto."

Lejos de cargar con el apellido familiar, Oriana (21), la primogénita de la venezolana Catherine Fulop y Ova Sabatini, hermano de Gabriela, nuestra máxima tenista, comenzó a recorrer su camino como modelo, actriz y cantante.

"Ser hija de, sobrina de, no me condicionó; tampoco fui tocada por una varita. La gente se da cuenta de todo lo que pone uno. Todos somos hijos de...", reflexiona la embajadora de Casting y Elvive de L'Oréal Paris.

¿Cómo es la relación con Tiziana, tu hermana?

Nos llevamos bárbaro. Hace poco hicimos un viaje por Europa, donde visitamos a mi tía (Gabriela). Estuvo increíble. Tenemos pocos años de diferencia, tres, así que salimos juntas. La siento una amiga más.

¿Tus mejores amigas son de toda la vida?

Tengo muy pocos amigos del medio. Para mí los verdaderos amigos son los que te conocen de toda la vida. Reconozco igual que lo que se generó con el grupo de Aliados [la serie de Cris Morena que protagonizó] fue único. Hubo una energía especial. Con mis amigas lo comparto todo. Antes me daba vergüenza contar cosas que me pasaban, ahora no tanto. Con ellas nos reímos mucho cuando salen notas que dicen cualquier cosa. Las subimos al grupo y nos matamos de risa.

Foto: Pablo Franco

¿De qué se ríen?

Hace poco se hicieron una película porque comencé a seguir por Instagram a jugadores de fútbol. Dijeron que los seguía porque eran amigos de otro jugador.

De Paulo Dybala.

Sí, pero nada que ver. Empecé a seguirlos porque les escribí para pedirles algo. Unos amigos tuvieron un accidente, un ex mío falleció, y con algunos chicos pensamos en hacer algo. Nada que ver con lo que la gente pensó. Hicieron notas sobre eso, me genera mucha impotencia que se pongan a hablar sin saber la verdadera razón. Además, primero, nunca trataría de chamuyarme a alguien por Instagram. Si quiero ponerme en contacto con alguien, pido el número de teléfono. Me mata. Con Dybala no hay nada. Estoy bien así. No es que digo no me quiero enamorar y sólo voy a enfocarme en mi carrera.

Son sólo frases.

Tal cual. Las cosas pasan. Tengo la energía puesta en el trabajo, en mi carrera como cantante, pero eso no quiere decir que "me cerré al amor".

Parece un tema perfecto para una canción.

Tal cual.

Foto: Pablo Franco

¿Ya estás trabajando en el disco?

La idea es grabarlo antes de fin de año para editarlo en el verano. Tengo una agenda medio complicada por eso estamos viendo en qué momento puedo hacerme un tiempo. Va a estar buenísimo. Antes del disco vamos a sacar dos o tres canciones nuevas. Para el año que viene se vienen unos shows muy copados.

¿Tu gran prueba de fuego fue ser telonera de Ariana Grande en su presentación en la Argentina?

Fue increíble, pasó todo tan rápido. La verdad es que no tuve tiempo ni siquiera de ponerme nerviosa. Volví de hacer la campaña de Ginebra [marca de Micaela Tinelli] y a los tres días tuve que hacer el show. Estuvo bueno encarar este desafío, salir de la zona de comodidad y ponerme a prueba. Fueron cuatro canciones. Los fans de Ariana me recibieron muy bien. Hubo una energía lindísima.

¿Cómo imaginás tus shows?

Soy bastante tradicional, siempre me gustaron los shows en el que el artista toca un instrumento, canta y baila. Me gusta poder tocar el piano, bailar, cantar, hacer las coreos, combinarlo todo.

Foto: Pablo Franco

¿Por qué cantás en inglés?

En mi casa no se escuchaba mucha música, no es que mi mamá y mi papá me inculcaron sus gustos. Me crie escuchando lo que pasaban en la tele, en Disney. Todo era en inglés. Tengo primos que vivían en Miami, y de chiquita quería hablar como ellos. Escuchaba lo que ellos escuchaban, al igual que mis primas venezolanas que seguían a bandas americanas. Cuando empecé a escribir me sentía más cómoda haciéndolo en inglés. También me pareció que estaba bueno, porque es el idioma universal y me parecía tonto desaprovechar la oportunidad. Así me van a poder escuchar en otros lados.

¿Te resulta más fácil escribir en inglés que en castellano?

Me sale natural. Muy pocas veces escribí en castellano, no porque no me guste. En la escuela me iba mejor en inglés que en castellano. Básicamente por eso, pero en algún momento voy a hacer canciones en castellano. Como estuvimos yendo a grabar las canciones a Los Ángeles, dijimos ya que las hacemos acá, hagámoslas bien.

A la hora de componer, ¿qué es lo que te inspira?

Soy chica, ponele, no viví cosas tan fuertes, recién este año corté con mi primer novio serio, con el que estuve más tiempo [el youtuber y actor Julián Serrano]. Me pasaba de ponerme a escribir canciones y no sabía de qué escribir porque no tenía mucho con qué. Recién cuando corté con mi novio me sentí identificada con un montón de canciones, antes no entendía cómo la gente se identificaba. Es increíble que pase. Siento que este año viví varias cosas y eso me lleva a que tenga ganas de escribir. Está bueno.

¿Qué cantante es tu referente?

Rihanna, ella es mi referente actual. Pero yo me crie escuchando en los 90 a Britney Spears, era mi ídola, quería ser como ella. También escuchaba a Avril Lavigne, que era más rocker.

Foto: Pablo Franco

¿Soñaste siempre con ser cantante?

Desde chiquita. Me vienen a la cabeza imágenes mías bailando frente al espejo o haciendo shows para mis vecinos, a los que les cobraba cinco pesos. Me preparé para esto, empecé con guitarra y después pasé a estudiar piano, me gusta mucho más.

En los últimos años aparecieron varias cantantes pop, Lali Espósito, Tini Stoessel y Ángela Torres

Está buenísimo, hay muchos artistas argentinos, pero faltaban voces femeninas que hicieran este tipo de pop, con coreos. Cada vez son más las chicas que se animan, y por suerte el público nos acompaña.

¿La actuación qué lugar ocupa?

Amo actuar, amo bailar, amo cantar. Mi idea es poder hacer las tres cosas. Tengo dando vuelta algo fuerte para octubre, es un proyecto para cine. Viene encaminado. No cierro puertas. Sé que la música es una carrera sacrificada que requiere de bastante energía.

Foto: Pablo Franco

En Instagram tenés más de 2 millones de seguidores. ¿Cómo manejás la exposición en las redes?

Es importante la opinión de la gente porque las cosas que uno hace al fin y al cabo las hace para ellos. Sé que la música que hago me tiene que gustar a mí, pero también tengo que encontrar la manera de que el otro la disfrute. Si subo el video de una canción voy a ver los comentarios, y todo mi equipo va a estar atento a eso, pero tengo en claro que siempre voy a hacer lo que yo quiera y lo que me haga sentir cómoda, y si al otro le gusta, y se siente identificado, mejor. Lo que aprendí es a no ponerme mal con lo que leo, a que no me afecte.

Tu relación con Julián estuvo muy expuesta.

Él venía de ese palo y teníamos toda la repercusión de la tele porque nos conocimos en Aliados y los fans estuvieron muy atentos a lo que nos pasaba. En un futuro, si llego a tener otra pareja no expondría así la relación, porque das lugar a que la gente hable. La verdad es que muchas veces me sentí reincómoda con que la gente opinara de mi relación tan abiertamente, algunas cosas me daban mucha bronca. Igual no me arrepiento de nada, uno aprende, es parte del crecimiento. Ahora prefiero que la gente no sepa todo de mí, mantener cierto misterio. Además, me siento incómoda hablando todo el tiempo de mí. Está todo bien si tiene que ver con el trabajo, pero no con mis amores, no me gusta que eso se mediatice, que se hable sin saber. En mi casa, en ese sentido, siempre se cosechó el perfil bajo. Y ahora con todo esto que se armó con los jugadores que sigo, o si estoy o no con alguien, me pone nerviosa. Si tengo algo que decir será porque hay algo superimportante que contar. O diré las cosas en un libro. Sí, en un futuro voy a escribir un libro, es una de mis metas.

¿Un libro? ¿Cómo aparece esa idea?

Siempre dije que quería escribir un libro. En un momento pensaba que tenía que esperar, ser más grande, tener más experiencia, pero la realidad es que me puedo morir mañana y si me muero antes de escribirlo voy a estar muy decepcionada de mí misma.

Foto: Pablo Franco

¿Sobre qué vas a escribir?

Cuando era chiquita sentí que había leído todos los libros equivocados, no eran los que tenía que leer. La adolescencia es un momento dramático, sobre todo en la vida de las mujeres, con tantos cambios. Me gustaría escribir el libro que yo necesitaba en ese momento.

¿Qué necesitabas?

Una historia de vida (pausa), de experiencia de vida. No una dramática, sino una inspiracional, motivacional. No lo quiero hacer tan trillado, tampoco que sea tan autobiográfico sino escribir experiencias de vida, reflexiones.

Tenés seguidores adolescentes y también chicos de 7 años en adelante. Muchos dicen que sos un referente.

No voy por la vida pensando que soy un referente. A veces, que me digan esto me afecta. Yo tengo 21 años, puede sonar feo esto, pero desde que tengo 13 años trabajo con mi cuerpo. Porque el modelaje es trabajar con tu cuerpo. Me pasó de tener fotos un poco más jugadas, con poca ropa o más reveladoras y preguntarme si estaba bien que se subieran por las fans chiquitas, si era un buen ejemplo. En ese sentido, a veces se me hace difícil, uno tiene que cuidar su imagen para no dar un mal ejemplo. Pero, al mismo tiempo, me digo por qué me tengo que reservar y no subir una foto en bikini. Yo trabajo reduro para tener el cuerpo que tengo. También quiero que las chicas adolescentes amen su cuerpo, lo celebren, se acepten.

Muchos criticaron esta posición, al decir que es fácil aceptarse siendo Oriana, teniendo ese cuerpo, el que muchos consideran ideal.

Me da mucha bronca cuando pasa eso porque la gente cree que nací con este cuerpo que para mí tiene un millón de defectos. Los gustos son relativos. Llegaron a decir que estaba operada, que era bulímica. Ojalá hubiese nacido con este cuerpo. Hago gimnasia todos los días. Me molesta leer esas cosas, no saben todo lo que transpiro para estar así. Tampoco busco un cuerpo inalcanzable, sólo quiero tener un cuerpo que me haga sentir cómoda conmigo misma, un cuerpo saludable. Me corro del lugar de la perfección. Uno tiene una sola vida, y eso es lo que me digo también cuando subo una foto mía más jugada o en bikini. Voy a tener 80 años, si llego con suerte, y cuando vea las fotos y no encuentre una mía en bikini me voy a sentir como una tonta. Me voy a arrepentir, me voy a decir por qué no lo hice, más allá del rollito, de la estría.

¿Te editás al subir las fotos?

Subo fotos editadas, las de las campañas, las que tienen que ver con mi carrera, pero también las otras, las que son más personales. Esas no las edito, me muestro como soy. Me encanta cuando me producen, me maquillan, me siento una diosa, pero también quiero mostrar las otras. Si me editara yo misma, sería raro, me mentiría a mí misma.

Parecés ser muy exigente con vos.

Muy exigente. Debería tranquilizarme un poco. Poco a poco aprendí a no martirizarme, me permito equivocarme. Mi papá me dice que si te caés significa que lo estás intentando, peor sería quedarte en tu casa llorando, sin hacer nada, esperando, frustrada.

En una oportunidad comentaste que admirabas a Angelina Jolie, no sólo como actriz, sino como mujer

Llegué a obsesionarme. Siempre me cautivó su fortaleza, capaz de decir y hacer tantas cosas por los más necesitados. Su manera de actuar es muy sincera.

¿Qué temas te preocupan?

Si hay alguien que nos mira desde arriba debe decir "mirá estos boludos, cómo se están matando entre ellos". Me parece un horror lo que pasó en Manchester en el recital de Ariana. Me da mucha tristeza. Tenemos que empezar a mirarnos y no estar buscando los defectos en el otro. Y las mujeres sufren mucho más la mirada del otro.

¿A qué te referís?

A los comentarios horribles que se hacen cuando aparece una chica asesinada. Esos que dicen que tenía la pollerita muy corta o que salía todas las noches, eso viene del machismo que está muy instalado en nosotros. Nada te da motivo para matarla. También me di cuenta de que las mujeres somos las primeras en ser machistas y que a veces no nos damos cuenta de lo que decimos o pensamos.

El futuro

Antes de fin de año lanzará dos o tres nuevas canciones como anticipo del disco que editará en 2018 y con el que planea hacer una serie de shows. Si todo resulta según lo previsto, en octubre participará de la película con la que marcará su debut en el cine

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas