Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con clima de final, Uruguay piensa el plan para frenar a Lionel Messi

Tabárez busca potenciar el rendimiento colectivo y planea una marca escalonada para el Nº 10; el DT quiere total concentración

Miércoles 30 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Diego Godín, un jugador imprescindible para la estrategia de Tabárez
Diego Godín, un jugador imprescindible para la estrategia de Tabárez. Foto: Reuters

MONTEVIDEO.- Uruguay está en alerta. Si bien todavía dura la alegría por tener a Luis Suárez en el plantel, la noticia sobre la decisión del TAS de mantenerle los puntos a Chile lo devolvió a la realidad: las eliminatorias entran en su etapa decisiva y enfrente tendrán al mejor jugador del mundo, Lionel Messi . La sensación en esta parte del Río de la Plata es que el fallo termina subiendo la importancia del encuentro. Si antes ya se veía como un partido definitorio, ahora se vive como una final, ya que además de la desesperación argentina por los tres puntos, aquí se ilusionan con evitar el repechaje, un destino que parece marcado para la historia charrúa. Encerrado en el Complejo Celeste, obligado a estar bajo techo por la copiosa lluvia que cayó durante todo el día en Montevideo, Oscar Tabárez recibió la noticia, no le dio mayor importancia y continuó repasando conceptos con sus jugadores con la certeza de que el mejor plan para frenar a Leo es potenciar el rendimiento colectivo del equipo.

Si uno revisa la "biblia futbolística" del Maestro Tabárez, encuentra alguna pistas sobre cómo le planteará el partido a la selección. "La idea pasa por escalonarle la marca y en la última línea estar atentos a los posibles destinos de la pelota. Es lo único. Es muy difícil planificar un partido tratando de limitar a un solo jugador", dijo la última vez que lo enfrentó. Las peores versiones de Messi siempre se vieron cuando estuvo aislado, sin poder asociarse en el juego, y eso es lo que buscará el entrenador.

"Messi es impredecible porque no se puede decir qué hace; siempre sorprende, tiene un gran dominio de pelota, velocidad, va un segundo adelantado. Arranca en diagonal de derecha a izquierda y lo más peligroso es cuando trae la pelota con la izquierda. O cuando pone pelotas al lado opuesto como lo hace en Barcelona", subrayó.

"Sabemos que la idea de Sampaoli es apostar por la posesión y por el ataque con mucha gente. Tiene el agregado de contar con Messi. Lo que viene no es un partido más, sabemos lo que nos estamos jugando"
Diego Godín

Para frenar esa diagonal que lo preocupa, el entrenador pondrá por el lateral izquierdo a Martín Cáceres, actual jugador de Hellas Verona, que conoce a Messi de su paso por Barcelona entre 2008 y 20012. La voz de mando en la defensa será Diego Godín , un futbolista imprescindible para la idea de Tabárez. "No hay una fórmula para marcarlo. Es que nunca sabés para dónde te va a agarrar", advirtió el defensor, que sabe que tendrá una dura parada, ya que es probable que durante el partido también roten y aparezca Paulo Dybala sobre su banda. Y a eso se le sumarán las proyecciones del carrilero por derecha, lugar que ayer en la práctica de Ezeiza ocupó Lautaro Acosta, un delantero devenido en extremo/volante que buscará subir en cada ataque.

La función de Arévalo Ríos

Igualmente, quien más estará encima de Leo será Egidio Arévalo Ríos. El actual volante de Racing siempre hace el trabajo "sucio" del equipo. La última vez que se enfrentaron en Mendoza fue tal el fastidio que le generó a Messi que se terminaron pecheando, en un incidente que no pasó a mayores porque sus compañeros y el árbitro los separaron. "La clave es no dejarlo jugar libre, sino va a hacer su partido y generar situaciones de gol. Tenemos que tenerlo de referencia, marcarlo, y estar cerca de él", analizó.

Consciente de las diferencias de jerarquía entre los futbolistas de ambas selecciones, Tabárez acostumbra a hacer hincapié en el aspecto mental. Considera que muchas veces el convencimiento puede suplir a la técnica, o al menos achicar esas diferencias. "Hay cosas que tienen que ver con la preparación psicológica, con dar los pasos necesarios para el partido. Saber lo que nos jugamos. Manejar el stress que siempre produce enfrentar a un rival calificado. No es olvidarse del stress, es manejarlo", analizó en su última conferencia de prensa.

"¿Por qué un jugador a veces juega bien y a veces juega mal? Hay factores psicológicos y emocionales que conspiran para que no logren todo su potencial. Antes se decía que el rendimiento de un jugador dependía de cómo se levantaba el día de partido. Obdulio Varela decía que para jugar al fútbol había que levantarse bien temprano. Y no quería decir que hay que levantarse a las 6 de la mañana, sino que hay que estar bien despierto, bien concentrado", remató.

No fue casualidad que en su última charla haya citado al emblema de la gesta del Maracanazo. El sentido de pertenencia es algo que obsesiona al director técnico y que le llega a los jugadores. La apuesta de Uruguay pasará por retomar esa historia y lograr que lo colectivo, una vez más, supere a la suma de individualidades.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas