Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pulsiones distintas

Miércoles 30 de agosto de 2017
0

Estado Islámico da pelea en todos los frentes, y si hay un frente llamativo, es la poderosa delantera de la ex actriz porno Mia Khalifa. La provocativa libanesa de 24 años es una activa camgirl que exhibe insinuantes fotos y videos desde su cuenta de Instagram. Pero para los terroristas se pasó de la raya al aparecer ataviada con una hijab, tradicional vestimenta musulmana, teniendo sexo. Por eso la pusieron en la mira tanto cuando se viste como cuando se desviste. Su derroche de sensualidad les resulta decididamente sacrílego.

No es la primera vez que Mia calienta -en el sentido de enfurecer, no de hacerlos levantar temperatura sexual- a los extremistas de Medio Oriente. Ya hace un tiempo le interceptaron su cachonda cuenta con una bandera de Arabia Saudita y otros símbolos islámicos, pero no escarmentó. Volvió a subir el voltaje.

Ahora el fotomontaje que le mandaron es bastante más inquietante: se la ve dentro de un overol naranja tomada de atrás por un encapuchado, tal cual se muestra en las previas de las decapitaciones de EI. "Trato de no preocuparme, no hay que mostrarse débil con ellos, que es justamente lo que buscan", dijo a la CBS la actriz radicada en los Estados Unidos.

Mia libera endorfinas con el sexo. Pero a otros sólo les libera la ira.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas