Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Woods Staton: "Las PASO van a acelerar la inversión extranjera que se requiere para activar la economía"

El presidente ejecutivo de Arcos Dorados, la empresa responsable de las franquicias de McDonald's en América latina, confió en que "se está entrando en una década muy buena para la región"

Miércoles 30 de agosto de 2017 • 11:44
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Wodds Staton, presidente ejecutivo de Arcos Dorados.
Wodds Staton, presidente ejecutivo de Arcos Dorados..

SAN PABLO, Brasil.- Retirado de las decisiones diarias de Arcos Dorados desde 2015, pero vigente como presidente ejecutivo, Woods Staton ve con optimismo el futuro económico de la Argentina y dijo que la región en general, salvo Venezuela, está "en la dirección correcta".

El fundador de la mayor empresa administradora de franquicias de McDonald's a nivel mundial, con 2156 sucursales en 20 países de América latina, está festejando 10 años desde que la cadena de hamburguesas le otorgó el derecho de las operaciones en toda la región, luego de ganar la licitación por 20 años a cambio de 700 millones de dólares.

En este contexto, Staton anunció en noviembre pasado una inversión de $ 1000 millones de pesos en la Argentina para el trienio 2017-2019, a diferencia de otros empresarios que todavía miran expectantes el mercado nacional. "El dinero es los más cobarde que hay, se mueve a lo más seguro", justificó en una conferencia de prensa con medios de América latina.

Elogioso con el nuevo clima de negocios en el país, el multimillonario colombiano analizó: "Creo que el Gobierno heredó una situación complicada de muchos subsidios y casi sin dinero. En los últimos dos años se ha dedicado a limpiar eso. Ahora las PASO van a acelerar la inversión extranjera que se requiere para activar la economía".

Si bien la compañía de franquicias tiene casi la mitad de sus sucursales en Brasil, la base de las operaciones está en Buenos Aires y la mayoría de los directivos son argentinos: "El país tiene un banco de talento de gente espectacular, hombres de negocios y emprendedores fantásticos; hay que darles un marco para que puedan trabajar y hacer sus cosas", señaló Staton, que vivió 25 años en la Argentina, donde inauguró el primer local de la empresa en el barrio de Belgrano, en 1986.

Woods Staton se reunió con Macri para anunciar la inversión de $ 1000 millones para el trienio 2017-2019.
Woods Staton se reunió con Macri para anunciar la inversión de $ 1000 millones para el trienio 2017-2019..

Luego de la crisis económica de la región, principalmente en Brasil y en la Argentina, Staton confía en que América latina está entrando en una década próspera: "Si uno ve el resto del mundo, y todos los potenciales problemas que pueden haber políticos y económicos, creo que la región está en la dirección correcta."

A su vez, agregó que se están dando las condiciones para que la región en general tenga un buen porvenir. "Especialmente Brasil; la Argentina; Chile, que ya venía bien; Uruguay, que está creciendo a una tasa muy buena; y Colombia, que acaba de lograr los acuerdos de paz con las FARC. Todo apunta a un desarrollo muy positivo para los negocios", proyectó.

El empresario colombiano, de padre brasileño y madre checa, señaló que hoy en día todos los países tienen mucha más disciplina fiscal que antes. "Brasil está pasando por una de las peores épocas y recesiones económicas de su historia, pero el real no se movió tanto, no hubo hiperinflación; dentro de este contexto, este país ha manejado muy bien una situación grave".

En ese sentido, comparó el contexto actual con su experiencia de cuando vivía en Buenos Aires. "Hoy en día las crisis no se terminan en catástrofes económicos como antes. Vivía en la Argentina en 1989 cuando hubo una inflación del 6000% anual; era imposible trabajar, ahora hay más previsibilidad", dijo.

La situación en Venezuela

Sin embargo hay un país específicamente que no entra en la proyección de Staton. "En Venezuela no vendemos papas porque no las podemos importar ni de la Argentina, ni de Canadá, ni de ningún lado. Entonces vendemos yuca, como papa frita. A veces las bebidas de Coca-Cola no tienen azúcar, nos faltan productos, o estamos a pocos días de que nos falte el pan, porque no hay harina. Venezuela está viviendo una situación realmente dramática", sintetizó.

Foto: Archivo

Sergio Alonso, CEO de Arcos Dorados, coincidió: "Típicamente en un mercado normal el principal reto de un negocio es cómo hacer para conseguir más clientes. En Venezuela el desafío más grande es cómo hacer para lograr ofrecer los productos que tenemos".

Y ejemplificó: "En los McDonald's de Venezuela no hay un Big Mac, se llama Big Melt (derretido), porque no conseguimos el queso cheddar en feta; tenemos uno que lo ponemos en forma de crema, por eso Melt. Las Cajita Feliz no tienen juguetes. Como no se puede importar nada, en vez de ofrecer los muñecos de las películas que se estrenan, hacemos, por ejemplo, un frisbee o un vaso de plástico y le pegamos la calcomanía del personaje", señaló el director ejecutivo, que es argentino.

Balance de la empresa

El desembolso de los $ 1000 millones en la Argentina forma parte de la inversión total de US$ 500 millones, que comenzó a hacer este año Arcos Dorados en los 20 países latinoamericanos donde tiene presencia.

"Esto tiene básicamente dos vertientes. Una es la apertura de nuevos restaurantes y la otra es la mejora de los que ya tenemos. El dinero se repartirá prácticamente en mitades iguales, tal vez un poco más en restaurantes ya existentes y un poquito menos en la apertura de nuevas locaciones", detalló Alonso, que prevé generar más de 13.000 nuevos empleos en toda la región.

Brasil, con 1000 millones de reales (US$ 316 millones), y la Argentina, con los US$ 58 millones prometidos, se llevan la mayor parte de la inversión. La empresa, que cotiza en la bolsa de Nueva York, tiene estimado facturar este año US$ 2929 millones.

"Si me preguntaban hace 10 años que íbamos a vender arroz con porotos y pollo, con tenedor y cuchillo en Colombia, yo les decía que estaban locos. Pero hoy en día es un gran por ciento del volumen que vendemos allá y no se pierde la identidad de estar en McDonald's. Es completamente diferente a lo que se vende en Estados Unidos, pero no pierde la esencia", dice Staton, cuya empresa emplea a 82.040 trabajadores.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas