Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La batalla del fin de semana

Jueves con sol y 18°C; Sábado caluroso e inestable; Domingo con lluvia y frío

Diego Angeli

SEGUIR
PARA LA NACION@Jopoangeli
Miércoles 30 de agosto de 2017 • 22:43
0
Ilustración: Costhanzo
Ilustración: Costhanzo.

Escenas del capítulo anterior

Después de varios días de lluvias y nubarrones el sol volvió al rescate de los incautos rioplatenses, la humedad bajó y Buenos Aires dejó de ser un pantano. El ángel gris refutó su leyenda y Febo le devolvió los colores a la ciudad. El invierno se puso al mando, desempolvo sus pergaminos, lustró sus medallas y exhibió mañanas frías dignas de fines de Junio. Gorros, bufandas y cierres hasta la pera nos recordaron que el invierno tiene mandato vigente.

Jueves: confesiones de invierno

Comienza el jueves rememorando las primeras mañanas invernales con temperatura de 5°C en la zona suburbana. La gran diferencia será el viento, mucho menos hostil que en el amanecer de ayer y ya sin composición sur. El aire ahora llega desde el río y eso será determinante a la hora de recuperar la temperatura vespertina. Se espera un cielo mayormente limpio para todo el jueves con la traza de mercurio superando los 18°C. Por lo que pasó y por lo que viene, parecería ser hoy el día que mejor combina todas las variables meteorológicas. La noche se entera que se fue el viento frío y ofrece 15°C, con cielo despejado mostrando a la luna superando el cuarto creciente.

(Creo que es la noche donde las chicas se cortan las puntas de sus cabellos por qué no se que del magnetismo lunar del coso de la energía astrofísica del infinito punto rojo o algo así)

Viernes: septiembre trae el calor

Septiembre ya no suena a tanto frío como marzo no está asociado a tanto calor. A pesar de tener la mayoría de sus días enrolados en el invierno, septiembre suena a primavera. Y ya que estamos hablando de sonar y mas allá que el reglamento lo permita, si usted es de los que dice "setiembre" sin "p" queda automáticamente expulsado de esta columna y no puede seguir leyendo más allá de este punto.

Mañana comienza el arribo masivo de aire caliente hacia nuestra posición con la veleta marcando noreste, en una mañana que refrenda la recuperación térmica con 12°C al amanecer. Se estima un día ventoso, será el precio para un viernes templado con el mercurio superando holgadamente los 20°C y apagando todas las estufas de la ciudad. El aire llega caliente pero también húmedo, por eso podría cerrarse el cielo por la tarde y terminar el día con todos los cuadrantes nublados. Los cúmulos retienen la temperatura de la superficie en una noche que ensaya para la primavera con 18°C. El invierno retrocede, pero solo toma envión para su imponente embestida del fin de semana.

Sábado: o vento noreste

El fin de semana será un verdadero yin yang térmico ofreciendo desde matices de primavera hasta trazos gruesos de duro invierno. Ajustarse los cinturones, la caída será empinada y el despertar puede ser duro.

El sábado ya no tiene llegada de viento templado. Tiene una avalancha masiva de aire caliente brasileño, a modo de secador de pelo en máxima potencia apuntando al Río de la Plata. Llegan ráfagas desde el sur de Brasil, agradezcan la gentileza de los que están en Rio Grande do Sul o Porto Alegre soplando para acá. Tampoco quiero olvidarme de todos aquellos que están en Pelotas. Las saudades del viento producen una exuberancia térmica que hace las delicias de la afición primaveral con 25°C de temperatura punta según la estimación oficial.

El caldo que baja es inestable y no estamos exentos de algunas lluvias aisladas. El calor domina el ambiente pero será impactado en horas de la noche por un verdadero ejército invernal. La batalla será intensa desde la medianoche. La frontera del domingo sería el escenario de los primeros combates que pueden durar toda la madrugada. Aquellos que tengan actividad nocturna buscar actualizaciones sobre el inicio estimativo de los eventos y la atenuación o fortificación de los chaparrones. Es preferible no regresar tarde, aquellos que vuelvan de bailar y caigan en garras de la tormenta, que Dios los encuentre confesados.

Domingo: la verdadera Santa Rosa

La jornada dominical presenta lluvias y tormentas desde las primeras horas de la madrugada. El intenso viento sur tacklea al termómetro en una nueva vuelta a los amaneceres fríos. La mayor actividad se prevé hasta media mañana, luego se estiman lluvias más débiles hacia el mediodía y una lenta mejora hacia el final de la tarde. Se derrumba la máxima hasta los 16°C y se prenden las estufas. Existe un escenario de una mejora no tan gradual, que podría dejarnos una tarde de sol. La suerte dominical está echada a que tan rápido pueda recuperarse de las tormentas de la mañana. En la mayoría de los modelos los nubarrones persisten hasta la última hora con lloviznas intermitentes.

Eso es todo amigos! Hasta la semana que viene!

@JopoAngeli

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas