Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Eliminatorias: el recambio de Venezuela frenó a Colombia y va por más al Monumental

El juvenil Wuilker Fariñez y el experimentado David Ospina fueron claves en San Cristóbal, donde los locales y el equipo de José Pekerman igualaron 0-0

Jueves 31 de agosto de 2017 • 17:16
SEGUIR
LA NACION
  |  
VenezuelaVenezuela

-

P
ColombiaColombia

-

P
0

Más allá de no tener chances de ir al Mundial, Venezuela busca crecer
Más allá de no tener chances de ir al Mundial, Venezuela busca crecer. Foto: Reuters

Venezuela ya sabe que no tendrá un boleto disponible rumbo a la Copa del Mundo de Rusia 2018. Pero lejos de entregarse y comprender que será mejor relajarse, el seleccionado vinotinto se expresa en el campo como un equipo complejo, de la mano de un recambio. Así lo comprendió Colombia que ayer no pudo más que quedarse con un punto. Y también debe tomar nota de este empate 0-0 Jorge Sampaoli, porque Venezuela será el próximo rival de la Argentina y parece querer más en el Monumental.

Con este resultado, Colombia acumula 25 puntos y se ubica detrás del puntero, Brasil, mientras que Venezuela llegó a siete puntos y se mantiene en el fondo de la tabla.

Pero más allá de estas cuestiones de números, el equipo que dirige Rafael Dudamel hizo un buen papel como local, con varios jugadores que fueron subcampeones del Mundial Sub-20 de Corea del Sur. Venezuela estaba en la búsqueda de la recuperación tras la caída ante Chile en Santiago; ayer mostró otra cara y hasta tuvo la chance de darle un mayor dolor de cabeza a Colombia: cerca del final de la primera parte, Josef Martínez conmovió el travesaño con un tiro desde fuera del área.

Era un juego muy importante para el equipo de José Pekerman, porque una victoria lo ponía prácticamente dentro de Rusia 2018. Sin embargo, estuvo lejos de mostrar la actitud que se esperaba. El conjunto colombiano dejó crecer el juego de Venezuela, que ganó en confianza y por momentos dejó sin demasiadas ideas al conjunto de Radamel Falcao. Justamente el Tigre fue uno de los protagonistas, ya que tuvo una situación muy concreta para quebrar la resistencia venezolana, pero se chocó con el arquero Wuilker Fariñez, de apenas 19 años, que contuvo en dos tiempos.

El entrenador Dudamel leyó muy bien el juego y le cambió la fisonomía a su equipo en el segunda etapa. En ese detalle debería detenerse Sampaoli, porque Venezuela, con los volantes Rómulo Otero y John Murillo, mostró que es un equipo con más verticalidad en su intención ofensiva. Incluso, a tan sólo 20 minutos del final, fue el propio Murillo el que pisó el área de Colombia y asistió a Salomón Rondon, que intentó definir con potencia pero su remate terminó en la manos de David Ospina.

El resultado dejó un sabor amargo para Colombia, pero una buena sensación para Venezuela, que apuesta a una renovación y en ese camino pretenderá darle un golpe a la Argentina, el martes próximo. Será cuestión de que Sampaoli saque las conclusiones necesarias para evitar un dolor de cabeza.

Fariñez le ahogó el grito a Falcao

Ospina salvó a Colombia

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas