Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

No apartarán al fiscal que investiga a Temer por corrupción

El presidente había pedido remover a Janot del Lava Jato

Jueves 31 de agosto de 2017
0
El presidente brasileño Michel Temer
El presidente brasileño Michel Temer. Foto: Archivo

BRASILIA.- La batalla judicial de Michel Temer sumó ayer un nuevo capítulo. El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) a cargo de la causa Lava Jato, Edson Fachin, rechazó un pedido del presidente para apartar del caso al fiscal general Rodrigo Janot, que investiga al mandatario por corrupción.

Las acciones del fiscal "no indican parcialidad", concluyó Fachin en su veredicto, publicado por varios medios locales. La defensa de Temer había presentado a comienzos de agosto un recurso ante el STF en el que pedía que Fachin fuera retirado del caso, al alegar que había "extrapolado los límites constitucionales" de su cargo y que perseguía al presidente por enemistad "personal".

Los argumentos de la defensa "no permiten la conclusión de la existencia de una relación de enemistad", señaló Fachin. Con ello, Janot podrá seguir adelante con sus investigaciones contra Temer. Se espera que el fiscal presente quizá ya en los próximos días una segunda denuncia contra el presidente, después de la que efectuó en junio pasado.

Temer, que está en visita oficial en China, grabó un video divulgado anteayer por la oficina de prensa del Palacio del Planalto. "Sabemos que hay personas que quieren parar a Brasil y que ese deseo no tiene límites. Quieren colocar obstáculos a nuestro trabajo", aseguró Temer.

El presidente dijo tener "fuerza para resistir" a quienes buscarían desestabilizar al gobierno a través de maniobras para "sembrar el desorden".

La mayoría de los observadores consideró que estas palabras de Temer fueron dirigidas, de forma elíptica, al fiscal Janot.

La denuncia por corrupción pasiva, lavado de activos y asociación delictiva fue la primera hecha contra un presidente en ejercicio y agudizó más la grave crisis institucional que sufre Brasil desde 2016.

El Congreso, controlado por los aliados de Temer, rechazó a comienzos de mes levantar la inmunidad del presidente para que pueda ser sometido a un juicio penal.

Janot señaló, no obstante, que continuará con las investigaciones, aunque su mandato vence el mes próximo. Se espera que la segunda denuncia contra Temer sea presentada poco antes de que deje el cargo.

El caso contra Temer está enmarcado en el Lava Jato, una megacausa que investiga desde hace tres años una trama de corrupción en el seno de la petrolera estatal Petrobras.

Decenas de políticos están acusados de haber sido sobornados por empresas interesadas en firmar jugosos contratos con Petrobras. El acusado más reconocido es el ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), que debe responder en seis juicios vinculados a la operación Lava Jato.

Diario O Globo y agencia ANSA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas