Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Encuentran en el cuerpo de Anahí rastros genéticos del hombre que tenía su celular

Marcelo Villalba ya estaba detenido por encubrimiento y ahora será indagado por la violación seguida de muerte de la chica; esperan las pruebas del otro acusado

Jueves 31 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
Anahí Benítez
Anahí Benítez. Foto: Archivo

Hasta anoche, Marcelo Villalba estaba detenido, acusado de encubrimiento agravado porque había tenido en su poder el celular de Anahí Benítez. Pero hoy será indagado como presunto coautor de la violación y femicidio de la chica de 16 años asesinada el 4 de este mes en la reserva natural Santa Catalina, de Lomas de Zamora.

Según fuentes judiciales y policiales, el estudio genético realizado sobre el semen hallado en el cuerpo de la víctima reveló la coincidencia con el ADN del acusado. El análisis estuvo a cargo de peritos de la Superintendencia de Policía Científica bonaerense.

Como adelantó LA NACION en su última edición, antes de ser asesinada Anahí fue drogada con un potente sedante que le pusieron en la comida. Así, el homicida doblegó la resistencia de la chica no sólo para someterla sexualmente sino, también, para asfixiarla, aparentemente, con una almohada. Los peritos bioquímicos hallaron restos de ese sedante en el estómago de la adolescente. El hallazgo de esta sustancia echa luz sobre por qué no se encontraron en la víctima lesiones compatibles con una lucha: Anahí no tuvo posibilidad de defenderse porque había sido drogada.

Los resultados de los estudios toxicológicos en sangre y cabellos de la víctima revelarán si Anahí fue drogada con alguna otra sustancia y si el agresor la mantuvo sedada desde el día que la joven desapareció, el 29 de julio, cuando salió de su casa para ir a caminar a la reserva.

A partir del resultado del peritaje genético, la fiscal Verónica Pérez deberá definir la situación del otro sospechoso detenido: Marcos Bazán, debido a que el plazo para dictarle la prisión preventiva o una eventual falta de mérito vence el martes próximo. No obstante, antes de tomar alguna decisión al respecto la representante del Ministerio Público esperará los resultados de otros estudios para compararlos con elementos que ya fueron incorporados al expediente.

cerrar

Con respecto a Villalba, el resultado positivo del cotejo de ADN lo vincula con la víctima, a quien había negado conocer. En su indagatoria dijo que había encontrado el celular cuando llegaba su casa, en Oliden 1223, cerca de la reserva.

El cuerpo de Anahí fue hallado el 4 de agosto pasado, semienterrado en la Reserva Santa Catalina, a unos 300 metros de la casa de Bazán. En principio, los forenses que realizaron la autopsia dijeron que el cuerpo no presentaba signos de abuso sexual, pero en uno de los hisopados con los que se levantaron muestras de material orgánico del cadáver los bioquímicos encontraron restos de antígeno prostático.

Esos estudios, cuyas conclusiones se conocieron el lunes, indicaron que el semen contenía ADN capaz de ser cotejado. El análisis dio positivo con respecto a Villalba. Hasta anoche no se conocía el resultado de la comparación realizada con la muestra aportada por Bazán.

En su indagatoria, Villalba -que tiene antecedentes penales- expresó que le había sacado el chip al celular y lo tiró. Cuando llegó a su casa le quitó la funda y la tiró en un terreno vecino. Esa funda de color fucsia y negro fue encontrada por los investigadores en ese predio.

Villalba relató que le había pedido a su hermano que desbloqueara el celular y que le colocara un chip nuevo, tras lo cual le regaló el aparato a su hijo, que se lo entregó a los policías cuando lo localizaron, luego de que el artefacto se activó con una llamada realizada el 11 de este mes. Actualmente, el celular de Anahí está en poder de técnicos del Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires. Los peritos hicieron una copia de todos los archivos del teléfono y se abocaron a revisarlo con el objetivo de encontrar pruebas que permitan reconstruir los últimos movimientos de la adolescente y con quién se comunicó.

A partir del estudio de ADN, los investigadores saben que Villalba estuvo con Anahí. Pero los rastrillajes realizados con los perros especialmente entrenados no identificaron la huella de olor de la chica ni en su casa ni en el terreno donde apareció la funda. Los canes rastreadores sí indicaron que Anahí estuvo en la casa de Bazán y siguieron la huella de olor hasta el lugar donde apareció el cuerpo. Si bien los investigadores no encontraron todavía un vínculo entre Bazán y Villalba, en los próximos días tratarán de establecer si había relación entre el hijo del acusado y el dueño de la tijera hallada en la casa de Bazán. Ambos tienen la misma edad que Anahí.

La clave del ADN

El cotejo genético del semen hallado en el cuerpo de la víctima arrojó coincidencia con el perfil de la muestra de sangre aportada por el detenido Marcelo Villalba, quien fue apresado porque tuvo en su poder el celular de la adolescente

Te puede interesar