Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La inflación galopante deja a los venezolanos sin ensalada

En lo que va del año, productos como la zanahoria, el tomate y la papa sufrieron aumentos de hasta 600% y la gente deja de comprar

Jueves 31 de agosto de 2017 • 10:10
0
La inflación hace estragos en la mesa de los venezolanos
La inflación hace estragos en la mesa de los venezolanos. Foto: AFP

CARACAS (El Nacional/GDA).- La inflación galopante en Venezuela provocó que las hortalizas y las verduras, productos del consumo cotidiano, estén ausentes de las mesas. Los consumidores están dejando de comprar, cada día más, algunos de estos artículos ante los constantes aumentos de los precios.

El tomate, muy usado en ensaladas, guisos y salsas para pastas, aumentó 12% en una semana, informó un trabajador de un supermercado del este de Caracas. "Yo fui a ese supermercado esta semana y solo pude comprar tres tomates que me salieron en 7000 bolívares, porque no me alcanzó para el kilo", relató una consumidora que esta semana decidió recurrir a uno de los camiones que traen hortalizas del Táchira, por ser la opción más económica.

El kilo de zanahoria registró un incremento de 585% en 7 meses. "Los precios suben de un día para otro", señaló una empleada de un establecimiento. En el mismo período el kilo de papas subió un 612%, la yuca 603%, la cebolla 118% y el tomate 290%.

Una consumidora, que prefirió no identificarse, dijo que ha dejado de comprar algunas hortalizas y solo compra por unidad. "Cada vez compro menos, he dejado de comprar muchas hortalizas, sobre todo la zanahoria", dijo.

"Cada vez compro menos, he dejado de comprar muchas hortalizas, sobre todo la zanahoria", dijo una consumidora"

Las ventas y el flujo de consumidores han mermado. Un trabajador del camión aseguró que disminuyeron los pedidos, porque a veces se han quedado con productos sin vender.

En otro camión de la misma zona remataban las verduras y hortalizas. "El martes nosotros teníamos el kilo de tomates a 7000 bolívares y tuvimos que bajarlo a 5500 bolívares para poder venderlo antes de irnos", señaló el encargado.

El kilo de papas y de repollo morado lo remataron a 2500 bolívares cuando un día antes costaba 3000 bolívares. "Hoy estoy comprando papas porque están en oferta. Además, ya no compro zanahorias ni cebollas porque lo que gano no me alcanza", lamentó una consumidora.

El encargado agregó que el constante aumento de los precios tumbó las ventas, por lo que disminuyeron los pedidos de zanahorias, pepinos, papas y tomates porque les han sobrado productos.

En una feria socialista, ubicada en Los Cortijos de Lourdes, aunque los precios son más económicos, no se escapan de la inflación. El kilo de cebolla, pimentón y zanahoria aumentó 50% en un mes y el tomate un 100%. Alejandro Torres, un consumidor que se encontraba en la feria, dijo que no pudo comprar más tomates, por lo que sustituye esta falta por salsa de tomate para pastas en lata. "Esta situación es bastante caótica, mi sueldo no alcanza para comprar lo suficiente. Fíjate, hasta me vi en la obligación de sacar a mi hija del colegio porque no lo puedo pagar", expresó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas