Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartier analiza volver a la Argentina tras el cierre de su local porteño en 2012

Christophe Massoni, el CEO de la firma para Latinoamérica y el Caribe, dice que la actualidad del país permite soñar con un regreso

Jueves 31 de agosto de 2017 • 15:29
SEGUIR
LA NACION
0
Cartier cerró su local sobre la avenida Alvear en 2012.
Cartier cerró su local sobre la avenida Alvear en 2012..

"Cartier es el joyero de los reyes y el rey de los joyeros", dijo en una ocasión Eduardo VII, soberano británico entre 1901 y 1910. La enorme popularidad que históricamente han disfrutado sus relojes y accesorios entre los miembros de la aristocracia y el jet set mundial han convertido a esta marca en uno de los principales actores del mercado de artículos de lujo.

Fundada 170 años atrás, Cartier pasó de ser un emprendimiento familiar basado en Francia a una cadena internacional bajo control de la firma Compagnie Financière Richemont -que también es dueña de Van Cleef & Arpels y Montblanc, entre otros-. Actualmente, posee 278 tiendas en distintos países del mundo. La Argentina se contaba entre ellos hasta 2012, cuando las trabas a las importaciones llevaron al cierre de su sucursal en la avenida Alvear.

Pero todo esto puede cambiar pronto.

"Creemos que hay mucho espacio para crecer en el país", comenta a LA NACION Christophe Massoni, presidente de Cartier para el Caribe y Latinoamérica. "La Argentina merece una boutique Cartier en Buenos Aires. Estamos mirando oportunidades para el futuro, no tanto en el corto sino en el mediano plazo. Sería el paso natural en términos de desarrollo", detalla.

Christophe Massoni, CEO de Cartier para Latinoamérica y el Caribe.
Christophe Massoni, CEO de Cartier para Latinoamérica y el Caribe..

El directivo reconoce que las medidas impulsadas por el Gobierno han cambiado sus perspectivas respecto al país. "Está más estable. Tenemos que estar seguros de que existe el ambiente apropiado para la boutique, analizar opciones diferentes. La idea es tomarnos un tiempo, hacer un proyecto sustentable para el futuro."

Sin embargo, reconoce que es cauto en su optimismo. "Lo que es verdadero hoy quizá no lo sea mañana. En el presente están en mejor forma y creemos que seguiremos viendo mejoras en el país", agrega.

Destreza frente a la adversidad

Actualmente, México y Brasil representan los principales mercados de la tienda en la región. "Cartier ha estado siempre presente en Latinoamérica. Para nosotros, es muy importante, incluso con desafíos mayores como la volatilidad y la incertidumbre, que dificultan el negocio", admite.

"Afortunadamente tenemos agilidad en el modo en el que administramos nuestro negocio. Si tenemos algún mal año por la volatilidad o la depreciación de una moneda, el grupo es lo suficientemente sólido como para absorber este tipo de crisis. Nuestra fortaleza reside en anticipar los problemas y ajustar nuestros recursos de forma acorde", reconoce.

El desafío millennial

Massoni, que llegó a Buenos Aires para promover el lanzamiento de una nueva versión del Panthère, uno de los relojes insignia de la firma, cuenta que la compañía ha encarado un agresivo rediseño de su estrategia digital para atraer la atención de los millennials, uno de los grupos más elusivos para las marcas tradicionales.

"Cartier ve a los millennials como una oportunidad y no como un problema", argumenta. "El desafío para una maison de lujo como nosotros era ajustar nuestras herramientas de comunicación, adoptar nuevos vectores como redes sociales, canales de Youtube y chatbots y hemos podido hacerlo."

Foto: Archivo

En este contexto, afirma que el reto principal fue "desarrollar el equipo indicado, que produzca el contenido indicado a la velocidad adecuada". "Es necesario mantener a tu equipo actualizado de forma permanente", dice.

La pelea con los relojes inteligentes

Por otra parte, el ejecutivo descartó que vayan a ingresar al campo de los relojes inteligentes -smartwatches-. "No competimos en el mismo mercado. La gente que compra un reloj digital probablemente tenga que cambiarlo en dos años por un modelo con mejores características", asevera.

A su juicio, un reloj Cartier "tiene una emoción detrás, porque probablemente lo compraste o lo recibiste por una ocasión especial. Es algo que puedes dar a tus hijos en el futuro y tiene un valor que puede incrementarse con el tiempo."

Nuevos canales de venta

Posicionada como una de las marcas del mercado de lujo más valiosas, Cartier alcanza una facturación anual que ronda los US$ 5700 millones. De acuerdo a Massoni, la mayoría de las ventas todavía se realiza en sus tiendas físicas, pero la compañía no descuida los canales de venta virtuales.

"Ofrecemos Cartier en boutiques, en una red de especialistas, o en e-commerce. Creemos que es importante y complementario: hay muchos clientes que empiezan la compra online y la terminan en la tienda, mientras que otros la hacen toda en la red", ilustra.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas