Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Apps recomendadas para un domingo de delivery

Guía de deliveries virtuales para esos días en que te atacan el hambre y la fiaca.

Viernes 01 de septiembre de 2017 • 16:22
0
Cinco apps para comer sin mover un pelo
Cinco apps para comer sin mover un pelo.

Por Dana Pascal

PedidosYa

iOS, Android y Windows Phone

Instalaciones: De 5.000.000 a 10.000.000

Gratis

La vida nos presenta, a veces, situaciones traumáticas. Ante la falta de inspiración frente la pregunta fatal “¿qué cenamos?”, esta aplicación ofrece un mapa de más de 3.000 restaurantes con delivery, para elegir entre infinitas variedades de cocina y de precios. Funciona perfecto y utiliza el GPS del teléfono para saber dónde está el usuario, y así indicarle lugares cercanos. De plus, viene con ofertas, descuentos y un horario estimado de entrega del pedido.

Sin imanes

iOS y Android

Instalaciones:De 10.000 a 50.000

Gratis

Nunca más un “dónde llamamos” a la hora de pedir comida y, como su nombre lo indica, un plus estético: una heladera limpita de imanes. Esta propuesta reúne cerca de 2.000 sitios para pedir delivery en Buenos Aires, La Plata, Rosario y Córdoba. Restaurantes, rotiserías y bebidas. Se puede usar desde sinimanes.com.ar. Su aplicación es fácil de navegar, aunque un poco lenta, con geolocalización y trackeo de pedidos anteriores. Ofrecen promociones y descuentos.

HoyPido

Android 4.0 y versiones superiores

Instalaciones:De 500 a 1.000

Gratis

Se puede usar la aplicación, que es fácil y funciona bien, o consultar desde hoypido.com. Acá no hay una extensa recopilación de restaurantes, sino tres opciones de comida, fijas, y con precios accesibles. Al realizar la orden, te envían un SMS que no solo indica en cuánto tiempo va a llegar el pedido, sino que también permite ver, en tiempo real, por dónde está el delivery. Ideal para pragmáticos, se promociona así: “Tu primer plato por solo $50. Pedí sin hablar con nadie”.

Yelp

iOS, Android y Windows Phone

Instalaciones: De 10.000.000 a 50.000.000

Gratis

La famosa red social colaborativa de reseñas de negocios, locales y servicios mapea un universo que va de dentistas a peluquerías, pasando por bares y restaurantes. No permite reservar ni pedir comida, pero tiene completísimas descripciones y críticas de los usuarios, con fotos y puntajes para elegir dónde pedir. Bonus: los que recomiendan (o desrecomiendan) más lugares pueden convertirse en “yelper elite” y recibir invitaciones a eventos gratuitas.

Restorando

iOS y Android

Instalaciones:De 100.000 a 500.000

Gratis

Si ya te decidiste a salir, desde esta aplicación podés reservar mesa en una lista bastante completa de restaurantes. De un modo muy eficaz y simple, podés descubrir entre más de 6.000 lugares. Ofrece opciones para comer todo tipo de comidas (de bodegones entrañables a sofisticados sitios de sushi y bares). Disponible en el país, Brasil, Colombia, México, Chile, Perú y Uruguay. Los usuarios pueden acceder a descuentos desde la página web.

El enrollador de sushi

Para hacer sushi en casa y que quede impecable, se puede tener paciencia japonesa o el Perfect Roll Sushi Maker, una herramienta esencial a la hora de hacer los rolls. Hay varias marcas y tipos, pero esta en particular es un hit. Es pequeña, de menos de 20 x 6 cm, así que no ocupa mucho espacio. Está hecha de polipropileno, por lo que es fácil de lavar. Además, bonita: viene en blanco o transparente. Y es ideal para los que se inician en el arte de preparar sushi. Se puede pedir por Amazon y está en oferta por US$ 10.

Sibaritas agrupados

Buena morfa
Buena morfa.

Buena Morfa Social Club es un grupo cerrado, pero de puertas abiertas, en Facebook que ya cuenta con más de 40.000 miembros. Empezó hace cinco años con un objetivo simple: hablar de comida y todo lo que rodea el tema. Participa todo tipo de gente, desde amantes del buen comer en general hasta chefs. Es una reunión virtual de fanáticos del mundo culinario que intercambian experiencias vinculadas a la gastronomía: adónde ir, secretos de recetas, productos difíciles de encontrar, viajes con el estómago y relatos, vivencias, anécdotas con cuchillo y tenedor. “Todo arrancó una vez que subí una foto de unos buñuelos de acelga. Mis amigos empezaron a comentar sobre la comida y uno me tiró la idea para que arme un grupo”, cuenta Marcelo Crivelli, creador, en una entrevista que le hicieron para el blog de gastronomía de Guía Oleo. Es que este abogado se convirtió en una celebrity del buen comer.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas