Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Docta, más culta: cinco museos imperdibles en Córdoba

En un recorrido de 700 metros, cinco joyas arquitectónicas, varias obras de arte y una buena manera de descubrir la ferviente movida cultural en la ciudad

Domingo 03 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El Palacio Dionisi, frente a plaza España, el primer museo exclusivamente fotográfico
El Palacio Dionisi, frente a plaza España, el primer museo exclusivamente fotográfico.

Hay una nueva movida cultural que, desde hace un par de años, viene haciendo ruido en la Docta. Las ruinas jesuíticas dieron paso a todo un nuevo abanico de espacios de arte, cultura y diseño que están comenzando a ser los nuevos imperdibles de turistas y locales.

Arte, arquitectura y buenos paisajes cordobeses a tan sólo 700 metros podría ser el título de este recorrido. Todos los museos y parques se encuentran en los alrededores de una de las zonas más transitadas de la ciudad: la plaza España, en Nueva Córdoba.

Este barrio se ha transformado en uno de los ejes culturales de la capital mediterránea. Hacia el sur de las ruinas jesuíticas, la Ciudad Nueva -así se llamó en un primer momento- comenzó a poblarse en 1917 y, actualmente, es uno de los sectores más dinámicos de la ciudad.

Cinco de los espacios culturales más importantes de Córdoba se encuentran a distancias caminables entre sí y, sobre todo en una tarde de verano, se puede disfrutar de sus espectaculares construcciones. Una buena recomendación es coronar -o comenzar- el recorrido con un buen picnic o paseo por el Parque Sarmiento o el Parque de las Tejas.

Réplicas tamaño real, entre los favoritos del Museo de Ciencias Naturales
Réplicas tamaño real, entre los favoritos del Museo de Ciencias Naturales.

En la primera parada, un enorme caracol parece empotrado en medio de las paredes de cemento. El Museo Provincial de Ciencias Naturales Dr. Arturo Umberto Illia, abierto al público en el 2007, simula -y de manera muy lograda- un fósil: consta de tres entarimados conectados entre sí por medio de rampas, lo que genera la sensación de estar dentro de un esqueleto de un caracol prehistórico. En ese loop constante, colecciones de minerales y rocas de distintas partes del mundo, réplicas de ejemplares, restos óseos de animales, van apareciendo junto con algunas palabras en un azul intenso como "descubrir", "conservar", "interpretar". El momento cúlmine, tanto para niños como para adultos, es cuando se llega al anillo central y más bajo de este enorme esqueleto. Una torre de huesos se eleva entre el resto de las vitrinas y se convierte en la mayor atracción del recorrido.

De la naturaleza, a las artes visuales

Luego de este viaje a tiempos prehistóricos, la máquina del tiempo da un salto y nos transporta a uno de los edificios más vanguardistas de la ciudad. A tan sólo 120 metros, una fantástica pista de aterrizaje de avión se extiende y se eleva por encima de la avenida. Las curvas a ambos lados de la planicie transmiten la sensación de estar en el medio de un mar bravo y agitado. Esta estructura de cemento forma parte del Centro Cultural Córdoba, inaugurado en el 2014. El faro, que corona ese espacio, ya se ha convertido en uno de los íconos de la ciudad y la explanada funciona como plaza seca.

El predio tiene más de 15.0000 m2 y alberga, entre sus paredes, al Archivo Histórico de la ciudad -declarado por la Unesco como Memoria del Mundo-, a la Junta Provincial de Historia, un Centro de Interpretación, un multiespacio destinado a las Artes Visuales y el auditorio Salzano, un espacio muy acogedor y con excelente acústica, destinado a las producciones de cine, música, teatro y danza. Una buena recomendación es recorrer la explanada y disfrutar de las diferentes vistas que ofrece de los alrededores.

A tan sólo 150 metros, se encuentra uno de los museos más antiguos de la ciudad de Córdoba.

Un hombre escuálido, en el medio de la sala dos, llama la atención de todos los visitantes del Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Caraffa. Está sin remera y se le notan las costillas. Esta escultura forma parte de una de las muestras itinerantes que tendrá el museo en cartel hasta octubre.

Siempre tiene algo interesante para descubrir. Sus 1500m2, distribuidos en nueve salas, cobijan varias muestras itinerantes y una permanente que tiene firmas como Quinquela Martín, Malanca, Alonso, Picasso, Seguí, entre otros.

El Caraffa, entre lo clásico y lo moderno
El Caraffa, entre lo clásico y lo moderno.

Por fuera, el Caraffa deja ver dos caras totalmente diferentes. La fachada sobre la Av. Poeta Lugones con una mixtura entre lo clásico y lo moderno: grandes bloques de cemento son atravesados por dos pasarelas de vidrio que florecen en medio de la estructura. Este lado más bien moderno, fue inaugurado en el 2007 y el objetivo del proyecto era la conexión del edificio antiguo del museo, proyectado en 1916 por el arquitecto húngaro Johannes Kronfuss, y el ex Instituto del Profesorado de Educación Física (IPEF).

El frente original y principal del museo puede observarse desde la plaza España.

Una excelente recomendación es recorrer las pasarelas de vidrio para tener una buena vista aérea de toda la zona.

A tan sólo 160 metros o una media vuelta de plaza España, se encuentra el Museo Provincial Palacio Dionisi. En verano o primavera, los dos árboles tupidos de la puerta de entrada muestran un hermoso contraste entre el verde intenso de sus hojas y la antigua fachada.

El edificio perteneció a Juan Kegeler, un importante ferretero de la ciudad. El Palacio fue construido en el siglo XX y fue diseñado según características de la arquitectura francesa de la época. Adentro, una escalera enorme, paredes de mármol tallado y madera trabajada, vitrales plagados de detalles -obra de Villela y Thomas de Buenos Aires- reciben a los visitantes. Todos los materiales utilizados para su construcción fueron traídos directamente de Europa, incluso el cemento. El edificio es una obra de arte en sí misma: todos los detalles están perfectamente conservados y es inevitable imaginar en cada habitación a los integrantes de la familia que vivió ese pequeño palacio.

El espacio cuenta con 31 habitaciones -sólo 12 se utilizan como salas- en las que se muestran trabajos únicamente de fotografía. "Es el primer museo de foto público que tenemos en nuestra ciudad. Queríamos marcar una diferencia con el Caraffa que ya tiene 100 años y el Ferreyra que tiene 10", dijo Natalia Mónaco, directora del Palacio Dionisi.

Todas las exposiciones son itinerantes y se distribuyen en cinco bloques. "Las muestras son muy variadas pero el foco es la foto a nivel nacional y latinoamericano. A su vez, intentamos darle un apoyo especial a los artistas locales", agregó Mónaco.

Una excelente recomendación es pasear por la Av. Hipólito Yrigoyen y recorrer los edificios alrededor del Dionisi como la sede del Goethe Institut, la sede del Poder Judicial de la Nación, entre otros. Todos son pequeños palacios que pertenecieron a antiguas familias de la zona.

La última parada de este recorrido, que implicó 700 metros pero una infinidad de obras de arte y cinco joyas arquitectónicas, es el Museo Superior de Bellas Artes Evita. El terreno ocupa toda una manzana que separa dos de las calles más transitadas de la zona: la sofisticada Av. Hipólito Yrigoyen y el comercial Bv. Chacabuco. El palacio parece oculto detrás de los enormes y añosos árboles que decoran el jardín, diseñado -al igual que el Parque Sarmiento- por el paisajista francés Carlos Thays.

Más conocido como Palacio Ferreyra, el proyecto fue realizado por arquitectos franceses para un destacado médico cirujano llamado Martín Ferreyra, quien pasó muchas de sus vacaciones en París. Su fachada exterior recrea el clasicismo francés y, en su interior, una enorme escalinata de mármol blanco resalta la similitudes estructurales con el Palacio Dionisi. Este lugar fue inaugurado en el 2007 luego de que muchas críticas cayeran sobre quienes habían imaginado un destino más moderno a este gigante clásico.

El balcón terraza del segundo piso es uno de los lugares imperdibles dentro del museo. Desde allí, se puede contemplar el extenso parque que rodea la estructura. A pesar de formar parte de la misma plaza España, el ruido de los autos parece imperceptible desde esa parte del coloso.

Una vez terminado el recorrido, y si quedan aún ganas de caminar, se pueden visitar otros edificios históricos como el Paseo del Buen Pastor, a 550 metros, la Manzana Jesuítica, a 1500 metros, o la Catedral, a 1700 metros. Otra opción recomendada, si el clima acompaña, es relajarse y descansar en los diferentes espacios verdes de la zona como el Parque Sarmiento y el Parque de las Tejas. Una buena recomendación es recorrer el Circuito de Arte Urbano, una galería de 600 metros de murales que decoran a este último.

Un sótano con mística

A 5 kilómetros de la plaza España, unas escaleras comunican al 220 Cultura Contemporánea con la costanera de la Ciudad de Córdoba. Mucha gente no sabe que, en el subsuelo de la ex Vieja Usina -actual Plaza de la Música-, el arte contemporáneo tiene su propio refugio.

El espacio se ubica justo debajo de la estructura de ladrillos y se divide en diferentes pasillos y pequeños espacios que, en algunos casos, se comunican con la superficie. Cada uno de los pasadizos parecen formar un sistema de alcantarillas subterráneas lo que le da un halo de misterio e intriga a todo el recorrido.

El 220 Cultura Contemporánea, subsuelo de la ex Vieja Usina, un recorrido misterioso e intrigante
El 220 Cultura Contemporánea, subsuelo de la ex Vieja Usina, un recorrido misterioso e intrigante. Foto: Pablo Martínez

Este centro cultural, inaugurado en 2014, se caracteriza por tener en sus paredes obras de las más variadas disciplinas pero, principalmente, de las artes visuales. Desde que comenzó a funcionar, reconocidos fotógrafos -tanto nacionales como internacionales- han elegido al 220 para llevar sus muestras. Desde la argentina Gaby Herbstein, pasando por Steve McCurry, fotógrafo de National Geographic, y hasta Bob Gruen, fotógrafo y amigo personal de John Lennon, han colgado sus obras en esas paredes.

Datos útiles

Dónde ir

- Museo Provincial de Ciencias Naturales Dr. Arturo U. Illia. Martes a domingos, de 10 a 20. Entrada general $ 25; jubilados y menores de 18 años, gratis. Poeta Lugones 395. Tel. 0351-4344071

Centro Cultural Córdoba. El valor de la entradas varía según el espectáculo. Para consultar sobre otras fechas: https:/issuu.com/centroculturalcordoba

- Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Caraffa. Para ver: Stage Diving de Martín Di Girolamo. De martes a domingos y feriados, de 10 a 20. Entrada general: $15. Entrada combinada entre Caraffa, Dionisi y Ferreyra: $20. Av. Poeta Lugones 411, Tel: +54 (351) 434 3348 49; www.museocaraffa.org.ar

- Museo Palacio Dionisi: Para ver: Jazz Play de Julio Audisio y Marcos Allende Ferranti, salas 1,2 y 3; y Martín Chambi, el maestro de la luz, salas 7, 8, 9 y 10. Ambas hasta el 10 de septiembre. Martes a Domingo y feriados de 10 a 20 hs. Entrada general: $ 15; estudiantes, jubilados y menores de 18 años, gratis. Av. Hipólito Yrigoyen 622, tel: (0351) 4343311

- Museo Superior de Bellas Artes Evita: Palacio Ferreyra. Para ver: El costo humano de los agrotóxicos de Fabián Piovano, salas A y D. Martes a Domingos de 10 a 20 hs. Entrada general: $ 15, menores de 12 años, estudiantes y jubilados gratis. Av. Hipólito Yrigoyen 511, tel: 0351 434-3636

-220 Cultura Contemporánea: de martes a domingos, de 15 a 20 hs. Entrada, martes a jueves: $ 25; viernes a domingo: $ 30. Costanera esq. Mendoza; www.220cultura.com

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas