Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Moda itinerante: los desfiles salen de la pasarela y se apropian de la ciudad

Calles y edificios se transformaron en el escenario perfecto para muchas propuestas de diseño argentino que presentaron sus colecciones de verano en las últimas semanas

Viernes 01 de septiembre de 2017
0
Anoche, Jessica Trosman paseó su colección en el estadio de Atlanta
Anoche, Jessica Trosman paseó su colección en el estadio de Atlanta. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

La cancha de Atlanta se llenó ayer de gente. Pero el paisaje fue bien distinto al que suelen mostrar los hinchas y los bohemios de Villa Crespo. Anoche se vieron pantalones intergalácticos y vinílicos, en gradación de colores que viraban del azul al blanco y combinados con enormes camperas brillantes. Las prendas de la nueva colección de la diseñadora Jessica Trosman se pasearon entre las paredes pintadas de azul y amarillo y los pilares que sostienen al "Gran León", convertidos en espejos. El desfile integró la grilla de Designers Buenos Aires. Uno de los gimnasios del estadio, en Humboldt al 300, funcionó como pasarela y centro de reunión de la tribu que sigue a todos lados a una de las marcas más vanguardistas y creativas del diseño argentino. Transgredir los espacios y formatos habituales para la exhibición de la moda ya es una tendencia.

Hoy los diseñadores prefieren bajarse de la pasarela y diversificar sus puestas por toda la ciudad y apropiarse de espacios como teatros, museos, plazas y hasta canchas de fútbol. "Hay una historia que se quiere contar en la puesta y es más difícil hacerlo en una pasarela en común -opina el arquitecto e interiorista Julio Oropel-. Más allá de la indumentaria, las marcas buscan sorprender y transportar a su público a un lugar que tenga la esencia de su etiqueta o de su colección y, a la vez, generar impacto y contenido visual."

La marca de Agustina Dubié en la terraza de WeWork
La marca de Agustina Dubié en la terraza de WeWork. Foto: Gentileza Grupo Mass

La itinerancia de las locaciones es una tendencia mundial en la moda. Las marcas de lujo más reconocidas como Louis Vuitton, Chanel, Dior y Gucci trasladan a modelos, celebrities, prensa e influencers a los destinos más variados como el desierto de Los Ángeles, Cuba, Kyoto y Río de Janeiro para los desfiles donde el contexto sirve para apoyar el concepto de sus ideas rectoras.

La de Jessica Trosman fue sólo una de las más de 50 propuestas fashion que, durante las últimas semanas, conquistaron la ciudad. La temporada de presentaciones de las colecciones de verano se inauguraron a mediados de julio con la plataforma Argentina Diseña Futuro, liderada por Sergio Morinigo, que reúne a una selección federal de diseñadores argentinos con proyección al mercado exterior, un fuerte desarrollo sustentable y una pasarela itinerante. La diseñadora Lucía Chain presentó su instalación conceptual en un local en Villa Crespo, en el que celebró el trabajo manual y los oficios involucrados en la producción de su indumentaria, con una mesa de trabajo llena de herramientas y materiales naturales como la piel de cebolla y remolachas, con las que tiñe sus textiles. Cosecha Vintage, la marca de Alejandra Gougy y Clara Pastorini, mostraron la colección "Telépatas" en San Telmo, en la galería Guevara Gallery; la propuesta fue realizada con fibras naturales y descartes industriales de medias e inspirada en el contacto de los extraterrestres mediante telepatía.

Ginebra en el Teatro Astral
Ginebra en el Teatro Astral. Foto: Gentileza Grupo Mass

Luego se sumó Bafweek. La semana de la moda que reúne diseñadores emergentes y marcas comerciales desde hace más de 15 años tiene sede fija en La Rural. Sin embargo, varias marcas eligieron este año salirse del espacio tradicional. Por ejemplo, la marca de Romina Pigretti y Micaela Tinelli, Ginebra, trasformó al teatro Astral en un show musical donde varios amigos de la etiqueta interpretaron canciones en vivo, en medio de una puesta selvática y tropical. La creativa Emilse Benítez hizo desfilar su propuesta rockera en el garaje del segundo subsuelo de un centro comercial. Y esta semana comenzó Designers Buenos Aires, la semana de diseñadores de autor: Camila Milessi y Emiliano Blanco, de Kostüme, presentaron su colección inspirada en el hip hop y sus códigos de vestimenta en un galpón oscuro en Almagro de luces azules tenues.

En sintonía con Oropel, el diseñador argentino formado en Bélgica Juan Hernández Daels considera a las colecciones como una expresión personal que descodifican los valores socioculturales de una época. "Es importante transmitir lo que rodea a las temporadas en todas las imágenes: un desfile, un lookbook o una campaña son tan importantes como la ropa en sí. En la era de la imagen, la viralización y la generación de contenidos contundentes y distintos tiene una importancia clave para posicionar una marca", dice.

Lugares más democráticos

Laurencio Adot eligió el Museo de Arte Decorativo
Laurencio Adot eligió el Museo de Arte Decorativo. Foto: Gentileza Designers

Mariana Arias, ex modelo y periodista analiza los cambios en los desfiles de las últimas décadas. "Si bien se solían hacer en museos, plazas y hoteles, hace más de 20 años, se montaban las pasarelas mucho más altas, que obligaban al público a mirar para arriba, en una concepción más elitista de la moda". Oropel completa: "Se trata de llevar al diseño a lugares más democráticos y reales; cada creador quiere ser el más original y la pasarela única es mucho más limitada -por sus luces, escenografía y montaje- que lo que aporta la trama de la ciudad de Buenos Aires, con la magnificencia que brindan los edificios históricos".

Guillermo Azar, organizador de la plataforma Designers y Moda Look -que retoma la vieja tradición de realizar eventos en el cruce de Santa Fe y Callao con desfiles de carrozas- habla del esfuerzo que requiere esta propuesta itinerante: "Realizar cada una de estas puestas en distintos lugares es más costoso y representa mucho más trabajo de logística para conseguir las habilitaciones de los espacios, sus respectivos permisos y seguros. Sin embargo, apostamos a esta propuesta de diseño argentino, que logró convertirse en un sello nacional e internacional muy fuerte, no sólo por los creadores que participan sino también por la puesta en valor de sus locaciones", detalla.

Desfile de Kostume en American Express Designers Buenos Aires
Desfile de Kostume en American Express Designers Buenos Aires. Foto: Gentileza Grupo Mass

Además, requiere de un trabajo mayor y en conjunto de la organización con el gobierno porteño. "Nuestra motivación es lograr que la gente disfrute del espacio público -comenta Agustín Fox, presidente de la comuna de Recoleta-. Trabajamos en cada uno con una semana de anterioridad, para poder avisarles a los vecinos cuándo y cuánto tiempo se cortará el tránsito, si se colocará un vallado especial, etc.; confiamos plenamente en el valor agregado que la ciudad le brinda a la propuesta y cómo acerca el diseño a la gente."

Daels menciona además otros factores. "La calle no está preparada para recibir invitados, para ser sonorizada ni correctamente iluminada; si bien el trabajo escenográfico es mucho más extenuante, la puesta final hace valer todo el esfuerzo". El clima es otro condicionante. La lluvia del último martes impidió los desfiles de Fabián Zitta en la Embajada de España y de Evangelina Bomparola en Alvear y Ayacucho, que debieron ser reprogramados.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas