Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Licencias especiales para que las víctimas no pierdan el trabajo

Empresas privadas comenzaron a aplicar medidas para acompañar a sus empleadas que sufren casos de violencia de género; La Fundación Avon presentó ayer un protocolo que prevé una licencia de 10 días y asistencia para las trabajadoras de su compañía

Jueves 31 de agosto de 2017 • 21:53
0

Los especialistas en la temática recalcan que cuando una mujer es víctima de violencia de género es de vital importancia que se le asegure su estabilidad laboral. Que no deba depender económicamente del mismo hombre que la maltrata es una cuestión a tener en cuenta. Y, para ello, es necesario que pueda conservar su lugar de trabajo.

Las organizaciones públicas y privadas empezaron a hacerse eco de esta cuestión y en diversas entidades comenzaron a implementarse protocolos para que las víctimas puedan llevar adelante sus denuncias apoyadas por su empleador.

Hace un año, por ejemplo, la Legislatura porteña aprobó una ley para que los docentes de la ciudad cuenten con una licencia especial cuando padezcan cualquier tipo de violencia de género que afecte su seguridad personal y que, por tal motivo, deban ausentarse de su puesto de trabajo.

Ayer hubo un primer paso similar en el ámbito privado. Avon y la Fundación Avon presentaron su propio protocolo y licencia por violencia de género para las empleadas de la compañía. En este caso no hará falta que la víctima realice obligatoriamente la denuncia policial para solicitar la licencia especial, explicó a LA NACIÓN Florencia Yanuzzio, directora ejecutiva de la Fundación Avon. "Siempre les dimos contención a nuestras trabajadoras, pero nos faltaba elaborar un contexto formal. Trabajamos con organizaciones sobre esta problemática y decidimos avanzar, siempre teniendo en cuenta la autonomía de la mujer", agregó.

El protocolo contempla 10 días hábiles de licencia, corridos o no seguidos, renovables por el mismo tiempo, para que la empleada asista a audiencias, peritajes y cualquier otro requerimiento. Tras una entrevista, las empleadas serán asistidas por especialistas que las acompañarán en todo el proceso sin poner en riesgo su posición laboral.

Fabiana Túñez, presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, destacó esta iniciativa e invitó a que otras empresas la imiten. "Cuando una mujer que tiene trabajo llega al momento de la denuncia por violencia termina pidiéndose días de vacaciones o de licencia psiquiátrica para hacer todos los trámites", dijo. "Es necesario asistir y acompañar a las mujeres para que no pierdan sus puestos", agregó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas