Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reunió casi 50.000 firmas el rechazo a la guía gremial

La petición en Change.org para impedir el uso político del caso en las aulas sigue sumando adhesiones; polémica en Twitter con la consigna #ConMisHijosNo

Viernes 01 de septiembre de 2017
0
Foto: Twitter

Mientras que la petición en la plataforma Change.org para rechazar el cuadernillo de Ctera sobre cómo difundir en las aulas una versión de lo que pudo sucederle a Santiago Maldonado superaba ayer las 47.000 adhesiones, la consigna #ConMisHijosNo en Twitter enfrentaba opiniones.

En el sitio Change.org, anoche seguían creciendo las firmas para apoyar el rechazo al instructivo de Ctera para que los docentes hablen con los alumnos del caso desde el jardín de infantes. El cuadernillo incluye una actividad en el aula en la que el docente debe leer un texto en el que pregunta: "¿Saben por qué no vino Santiago Maldonado?" La respuesta es: "¡Porque se lo llevó Gendarmería!"

La consigna de Change.org "No podemos permitir que nuestros hijos sean utilizados por la política" había recibido 47.285 firmas de apoyo al cierre de esta edición.

"El caso de Santiago Maldonado será tema de estudio y reflexión en los próximos días en las escuelas del país. Así lo pretenden por lo menos los principales gremios docentes del país, que comenzaron a distribuir entre sus afiliados polémicos materiales didácticos donde proponen hablar del joven como un «detenido desaparecido» al que «se lo llevó la Gendarmería», aunque eso aún está siendo investigado. La enseñanza debe ser apolítica y laica", se explica en la propuesta de rechazo a la iniciativa de Ctera.

Ayer por la mañana, durante una entrevista en Radio Delta, el líder de Suteba, Roberto Baradel, respaldó la versión sobre la desaparición de Maldonado que aparece en el instructivo. "Hay una carátula [judicial] que dice «desaparición forzada de persona»", dijo el gremialista, a la vez que aclaró que eso es parte de "sospechas". Y agregó: "En un operativo para desalojo de ruta para siete personas estaba Maldonado. Intervino la Gendarmería con 127 gendarmes en el marco de una represión y, desde ese momento, no se lo ve más".

Mientras, la polémica escaló en Twitter. "Mi hija tiene 17 años y obvio que no quiero que piense como yo, pero jamás voy a permitir que le digan cómo tiene que pensar", tuiteó el usuario Gustavo A. Bruzone. @ArCecilia escribió: "Ctera merece perder la personería jurídica por solicitar a sus afiliados que ignoren el estatuto docente".

"¡Quieren lavarle la cabeza a los chiquitos! Me parece mentira que se discuta esto, ¡por favor! Que se dediquen a enseñar", expresó en la red Gustavo González.

"Repudio absoluto a la politización de la educación, al adoctrinamiento y a la militancia política en las escuelas. Basta", tuiteó desde su cuenta la diputada Elisa Carrió. Lo hizo con la fotografía que ayer publicó LA NACION de alumnos de la Escuela N° 44 Marta Margarita Mastrángelo de Rafael Calzada, Almirante Brown, con las caras tapadas con una fotocopia de la imagen del rostro de Maldonado.

También se sucedieron los mensajes que criticaban la consigna. "¡No se les ocurra educarlos en el no te metas! ¡Que ni intenten ocultarles que el Estado desaparece y encubre!", lanzó Valeria Fgl.

Ramón Civede opinó: "Pobres los chicos cuyos padres les niegan el derecho a saber que un gobierno puede hacerte desaparecer y a los medios callar".

Para la usuaria Luciana Peker, "#ConMisHijosNo no es sólo una consigna contra el reclamo por Santiago Maldonado. Es una idea de hijxs como propiedad de padres que retrocede".

"Chau 0800, no necesito permiso para hablar de derechos humanos en mis clases", escribió el usuario Fabio Bringas a propósito del mensaje anónimo que comenzó a circular anteayer con el 0800-444-2400 del Ministerio de Educación porteño para que los padres denuncien "cualquier tipo de intromisión política en las escuelas".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas