Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piden que siga preso uno de los acusados por el crimen contra Anahí

Es Marcos Bazán, que vivía en la casa donde, se cree, estuvo la adolescente

Viernes 01 de septiembre de 2017

La fiscalía de Lomas de Zamora pidió que Marcos Bazán, uno de los acusados por el homicidio de Anahí Benítez, siga preso. Ayer, los responsables de la investigación presentaron ante el juez de Garantías del distrito Sebastián Ariel Monelos la solicitud de prisión preventiva del imputado.

Los representantes del Ministerio Público de Lomas de Zamora sostienen que hay indicios suficientes para fundamentar la responsabilidad de Bazán como supuesto coautor de la privación ilegal de la libertad, abuso sexual y posterior homicidio de la adolescente, que tenía 16 años.

A partir de la línea investigativa encarada por la fiscalía, se habría determinado que el homicidio de Anahí fue cometido por al menos dos personas. Uno habría sido Bazán y el otro, Marcelo Villalba, apresado originalmente porque había tenido en su poder, después del crimen, el teléfono celular de la chica.

Villalba será indagado hoy por la fiscal Verónica Pérez, quien le notificará que se modificó la acusación en su contra, de encubrimiento agravado a privación ilegal de la libertad, abuso sexual y homicidio criminis causae. La nueva imputación surgió después de que la fiscal recibió el resultado de los estudios de ADN realizados sobre el semen hallado en el cuerpo de la víctima: el perfil genético del antígeno prostático era el de Villalba.

Un rastrillaje realizado con un perro especialmente entrenado es uno de los principales elementos en los que se funda el pedido de prisión preventiva contra Bazán. El can identificó la huella de olor de Anahí en el galpón de la casa de Bazán. Otro de los elementos que tuvo en cuenta la fiscal Pérez es la anotación que hizo la propia víctima en su diario íntimo, en la que describía una casa similar a la de Bazán en la Reserva Santa Catalina a la que iba con sus amigas.

El cuerpo de Anahí fue hallado a 300 metros de la casa de Bazán. El acusado afirma que es inocente y comenzó una huelga de hambre para reclamar celeridad en el proceso en su contra.

"La fiscal acusó a mi defendido de ser supuesto coautor del hecho. Pero no puede probar un vínculo entre Bazán y Villalba. Además, no hay ninguna prueba física que relacione a Bazán con la víctima", dijo anoche a LA NACION el defensor del acusado, el abogado Lucio de la Rosa.

En esta nota:
Te puede interesar