Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Uruguay-Argentina. Los puntajes de la selección: Messi y Romero, los destacados en una noche a media luz

La selección empató sin goles con Uruguay en Montevideo, en el debut oficial de Jorge Sampaoli como entrenador del equipo; aquí, un repaso de las actuaciones individuales

Viernes 01 de septiembre de 2017 • 09:30
0
La selección no pudo torcer el cero en el Centenario
La selección no pudo torcer el cero en el Centenario. Foto: AFP

MONTEVIDEO.- En el debut oficial de Jorge Sampaoli como técnico de la selección, el equipo argentino tuvo una noche a media luz donde los destellos de Lionel Messi y la seguridad de Sergio Romero en el arco fueron los puntos más altos de un plantel que mostró renovación en nombres y esquema.

Sergio Romero (7): bien con los pies cuando sus compañeros lo buscaron, algo que se repitió durante muchos pasajes del partido. Siempre intentó sumarse al juego asociado propuesto por el equipo. A pesar de dar un rebote largo tuvo una doble intervención durante el primer tiempo en la jugada más peligrosa de Uruguay. Además se mostró rápido para anticipar a Suárez en la jugada más peligrosa para Uruguay en el segundo tiempo.

Gabriel Mercado (5): se planteó un mano a mano con Luis Suárez que tuvo varios episodios a lo largo del partido. Fue amonestado y será la única baja por acumulación de amarillas para el encuentro ante Venezuela, el martes en River.

Federico Fazio (5): tuvo una noche con altibajos. Un pase corto, cuando fue a trabar con Cavani, derivó en Suárez, que intentó convertir con un remate largo por encima de Romero. Seguro en el juego aéreo, una de sus principales virtudes.

Nicolás Otamendi (6): repitió como el más seguro de la defensa. Rápido y ágil en el momento de presionar y firme en el juego aéreo, siempre fue seguro en la circulación del balón que planteó la selección argentina.

Marcos Acuña (5): tuvo unos primeros 15 minutos muy activos por la franja derecha pero luego se fue desvaneciendo, hasta que fue reemplazado por Lautaro Acosta. Le costó mucho adaptarse a jugar con el perfil cambiado.

Lucas Biglia (6): el eje central en la circulación y la salida del equipo. La ausencia de Mascherano potenció su rol en el medio campo en un equipo que tuvo casi el 73% del tiempo la pelota.

Guido Pizarro (6): se adaptó con seguridad al rol de doble cinco con Bilgia para la contención y la salida del equipo. No desentonó en el manejo del balón e incluso se animó a pasar a zona ofensiva. Intentó asociarse con Messi.

Ángel Di María (5): no logró el juego asociado con Messi y Dybala que se esperaba. Se mostró siempre y tuvo sus típicos desbordes por izquierda, pero le costó culminar con éxito tanto sus centros como en sus remates al arco. Fue reemplazado por Joaquín Correa al final.


Lionel Messi (7): otra vez fue el dueño del equipo, lo que se espera de él. Se retrasó para tomar la pelota e iniciar las jugadas, aunque no le fue fácil encontrar socios. Tuvo la situación más clara en la única combinación con Dybala, pero Muslera le ahogó el grito de gol. En el segundo tiempo no tuvo tanta preponderancia ante un rival que se cerró en los últimos 30 metros del campo de juego.

Paulo Dybala (5): una única pared con Messi fue demasiado poco para un jugador del que se esperaba mucho más. Tuvo despliegue por todo el frente de ataque pero le costó mucho encontrar el juego asociado y poder explotar sus cualidades futbolísticas. No le fue sencillo resolver de espalda, una situación que se repitió. Lo reemplazó Pastore.

Mauro Icardi (5): demasiado inconexo con el resto del equipo, no pudo encontrar posibilidades para llevar peligro al arco rival. Tampoco pudo hacer su tipo juego de pivote, bien custodiado por Godín y Giménez. Un buen desmarque le permitió recibir de Messi y realizar su único remate, en el segundo tiempo, que Muslera controló sin problemas. A su favor: fue apenas su primer partido en la selección en cuatro años.

Ingresaron

Lautaro Acosta (5): ingresó por Acuña y en la primera jugada aprovechó su velocidad para desequilibrar por la banda derecha. Luego intentó buscar sus clásicas diagonales hacia el centro, pero coincidió con el momento que Uruguay cerró filas y redujo los espacios.

No fueron calificados por jugar menos de 30 minutos: Javier Pastore y Joaquín Correa.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas