Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

US Open: Roger Federer necesitó cinco sets y Rafael Nadal cambió a tiempo para avanzar

Tras su triunfo ante el ruso Mikhail Youzhny, en la próxima ronda el suizo cruzará con el español Feliciano López, mientras que el español, luego de vencer al japonés Taro Daniel, se medirá con Leo Mayer

Viernes 01 de septiembre de 2017 • 11:57
SEGUIR
dpa
 
  • Mikhail Youzhny
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • Roger Federer
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
  • -
0

Federer otra vez necesitó cinco sets
Federer otra vez necesitó cinco sets. Foto: AFP

NUEVA YORK (dpa) - Como sucedió en la primera ronda, el suizo Roger Federer volvió a necesitar de cinco sets para lograr su boleto a la tercera ronda del Abierto de tenis de Estados Unidos y el español Rafael Nadal también debió cambiar a tiempo para avanzar a la siguiente instancia.

Federer venció al ruso Mikhail Youzhny por 6-1, 6-7 (3-7), 4-6, 6-4 y 6-2, mientras que Nadal derrotó por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2 al japonés Taro Daniel.

Como en el debut ante el local Frances Tiafoe, Federer volvió a tener que trabajar extra y recién pudo superar al ruso después de tres horas y ocho minutos y remontar una desventaja de dos sets a uno. En su exitosa trayectoria, el suizo nunca había arrancado un Grand Slam con dos partidos a cinco sets.

A pesar de ese dato, Federer se mostró confiado. "No te preocupas porque cuando superas una valla, estás contento de haberla superado, así que no te fijas en lo negativo", explicó el suizo. "Puedo sentirme más cansado de lo que normalmente estaría en una tercera ronda, pero está bien", añadió.

Pese a su irregularidad y a no encontrar nunca su mejor versión, el suizo apeló a su experiencia y a su mentalidad para sacar adelante un partido incluso más complicado que el del martes.

"Todavía estoy en el cuadro, lo que me da una oportunidad. Sigo creyendo que voy a encontrar mi juego y ser más consistente, porque no estoy jugando tan mal. Es sólo que estoy teniendo altos y bajos durante todo el partido", analizó el suizo.

En la próxima ronda, el número tres del mundo chocará con el español Feliciano López, que venció por 6-3, 6-2, 3-6 y 6-1 a su compatriota Fernando Verdasco en dos horas y 11 minutos. "Me hace mucha ilusión jugar contra Federer aquí. A lo mejor no jugamos nunca más", destacó López, que consideró que el presente del suizo no lo hace ser un jugador inabordable. "Si jugó dos partidos a cinco sets, es evidente que no ha mostrado su mejor versión".

Rafa superó con autoridad a Taro Daniel
Rafa superó con autoridad a Taro Daniel. Foto: AFP

En el cierre de la jornada nocturna, Nadal supo cambiar a tiempo para vencer a Daniel y lograr su plaza en la tercera ronda, donde lo espera el argentino Leonardo Mayer, vencedor más temprano del japonés Yuichi Sugita.

Set abajo y quiebre abajo se encontraba el máximo favorito cuando empezó a mostrar el primer síntoma de reacción. Con una derecha paralela rompió por primera vez el servicio del asiático y lo celebró con el puño en alto hacia la grada, que hasta ese momento se mostraba complacida por el perfecto set y medio que había jugado Daniel.

"En el primer set, no he podido ser agresivo porque las sensaciones no eran buenas", reconoció Nadal, que admitió que ha estado especialmente nervioso en sus dos primeros partidos en Nueva York. "Durante un set y medio, creo que mi rival se sentía cómodo jugando conmigo. No creo que sintiera que estaba jugando con un jugador de mi nivel", indicó el mallorquín.

Pero a esa altura el partido ya no era el mismo. Nadal abandonó la postura pasiva que le había permitivo tener la iniciativa a su rival y comenzó mandar en el juego. Además, el nipón empezaba a cometer errores que hasta ese momento no había mostrado.

"A partir del tercero, sí, comencé a jugar mejor. Ahí sí creo que se empezó a sentir más agobiado y eso es lo que hace la diferencia al final, porque acá gana el que juega a más intensidad y comete menos errores", explicó Nadal.

Así el número uno del mundo emparejó primero el marcador y después se disparó, sin volver a mirar atrás. Con menos energías y, sobre todo con menos claridad, Daniel terminó de despedirse del partido cuando cedió su saque en el 2-2 del cuarto set con una doble falta.

Nadal ya había cambiado a tiempo y tenía la proa puesta en la tercera ronda, donde el sábado lo esperar un motivado Mayer, un jugador que ingresó al cuadro principal como "lucky loser" (perdedor afortunado) y que admitió es un "premio" la posibilidad de medirse con Nadal.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas