Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El seleccionado de taekwondo se bajó del Mundial en Corea del Norte por el conflicto de la zona

A pesar de que ya tenían los pasajes emitidos, la Federación Argentina (FATI) desistió de participar por la creciente tensión política y militar

Viernes 01 de septiembre de 2017 • 21:09
0
La selección no viajará al Mundial
La selección no viajará al Mundial. Foto: Télam

(Télam).- La selección argentina de taekwondo ITF, que iba a competir en el Mundial de Corea del Norte entre el 14 y el 21 de septiembre en la capital Pyonyang, decidió bajarse del torneo por el conflicto entre ese país con los Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

Gustavo Burgos, entrenador del seleccionado hace cinco años, se lamentó por la determinación que tomó la Federación Argentina (FATI) en consenso con el equipo. "Es una pena porque ya teníamos los pasajes emitidos y todo preparado para ir. Pero no pueden garantizarnos la seguridad allá y esta semana pasaron algunas cosas, así que lo entendemos", contó Burgos a Télam.

Corea del Norte lanzó este último miércoles un misil balístico que sobrevoló Japón, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, aseguró que el Pacífico y las aguas cercanas a Guam, donde Estados Unidos tiene dos importantes bases militares, serán sus objetivos militares.

Después de que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, considerara que dialogar con Kim Jong-un "no es una opción", aviones norteamericanos contestaron al día siguiente con una demostración de fuerza militar al llevar a cabo maniobras conjuntas -junto a surcoreanos y japoneses- con fuego real, a 150 kilómetros al sur de la zona desmilitarizada que divide a las dos Coreas.

Con este panorama, la Federación Argentina ITF decidió suspender el viaje que los taekwondistas argentinos tenían programado para el 12 de septiembre, y que se habían pagado a base de esfuerzo propio, ya que se trata de deportistas amateurs. "Hay varios países que se bajaron por estos motivos. Corea del Norte es la cuna del taekwondo ITF y teníamos muchas expectativas, pero bueno, comprendemos que no hay garantías", explicó Burgos.

Burgos, 'head coach' del seleccionado ITF (distinto de la WTF, que es el taekwondo que participa en los Juegos Olímpicos), también es el director del Instituto Mu-Deuk-kan, ubicado en Rafael Calzada, sede de entrenamiento del equipo nacional. Allí practican Ludmila Katz, Matías Deantoni, Gonzalo Espansandin, Lucas Trinidad, Pablo Marciano y Nahuel Álvarez, quienes se ganaron su plaza mundialista con buenas actuaciones en los diferentes campeonatos selectivos.

Suspendido el viaje a Corea del Norte, el seleccionado utilizará los pasajes para competir en la Copa del Mundo de Belarús, entre el 28 noviembre y el 4 de diciembre. "Casi todos los países que se ausentarán del Mundial de Corea irán a Bielorrusia, así que va a ser de buen nivel. Pero para los que amamos este deporte ir a Corea era muy 'groso' porque son los mejores del planeta", expresó Burgos.

"Mi idea es que los chicos sigan enfocados, pese a la desilusión, y nos preparemos trabajando duro. Ellos son amateurs que se entrenan como profesionales. Casi todos los chicos trabajan, son 'profes' de educación física, empleados en el municipio de Almirante Brown o enseñan taekwondo. Para esta selección era un gran sacrificio económico porque el viaje nos lo 'bancamos' nosotros", añadió el entrenador.

La única integrante femenina del equipo, Ludmila Katz, que es de La Plata y se va todos los días a entrenar a Rafael Calzada, es la única también que cuenta con sponsors (la cadena de heladerías Grido y un Centro de Rehabilitación de su ciudad) que la ayudan a solventar sus gastos de competencia. Pero, como el resto de sus compañeros -organizaron rifas para costear los pasajes-, hace todo a pulmón.

Hasta los cruces entre el líder norcoreano y Trump de esta semana, los argentinos planeaban viajar porque la tensión bélica "según los coreanos era más propaganda occidental que otra cosa".

"Cuando veíamos las noticias en los medios, era inevitable pensar en los peligros, además porque allá no hay embajada argentina, pero estábamos enfocados en la competencia", subrayó Burgos.

El taekwondo es tradicional de Corea, pero siempre fue objeto de la rivalidad entre el norte y el sur, enfrentados por la guerra y los intereses políticos. De hecho, hay dos organizaciones independientes: la Federación Mundial de Taekwondo (WTF) con sede en Seúl (Corea del Sur) y la Federación Internacional de Taekwondo (ITF) con sede en Viena, que es reconocida por Corea del Norte.

Ahora, los argentinos de la selección que compite en ITF deberán cambiar el chip y ponerlo en la Copa del Mundo de Belarús. No será en la meca de su deporte, pero de todas formas buscarán cumplir con los cinco principios del taekwondo: cortesía, integridad, perseverancia, autocontrol y espíritu indomable.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas