Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mayweather potenció el valor del duelo entre Golovkin y Canelo

Osvaldo Príncipi

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 01 de septiembre de 2017 • 00:19
0

Cuando Leonard Ellerbe, presidente de Mayweather Promotion, escogió el 26 de agosto último para la realización del híbrido pugilístico entre el estadounidense Floyd Mayweather y el irlandés Conor McGregor, no eligió, solamente, un día especifico; seleccionó una fecha ideal para interferir y perjudicar, en la promoción del gran combate programado por Golden Boy Promotion - empresa con la que compiten en pésimas y agresivas relaciones- entre el kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saul "Canelo" Álvarez , previsto para el sábado 16 del actual y considerado como uno de los más importantes del último lustro.

El extravagante experimento de cruzar a un boxeador con un luchador arrojó cifras millonarias. Dana White, presidente de UFC, se anticipó a los medios y anunció una venta récord de 6.500.000 abonos de PPV (pay per view, la televisión paga por eventos), que afortunadamente no hirió al pugilismo puro. Cumplió con su misión de entretener al mundo y contra todo lo pensado, potenció el choque venidero: Golovkin vs. Canelo. Tal es así, que una vez, culminado ese espectáculo, las marquesinas del T-Mobile Stadium, de Las Vegas, con un rutilante show de imagen y sonido, proyectaron un mensaje hacia toda la ciudad: " ¡Entradas agotadas para el 16 de septiembre! ". A modo de reto a lo acaecido tras la victoria de Mayweather, con sólo 14.500 asientos cubiertos sobre los 20.000 puestos a la venta.

Otro factor que dimensionará el duelo Golovkin vs. Canelo se produjo también el sábado último, y consistió en la resurrección boxística del puertorriqueño Miguel Cotto, quién reconquistó el titulo mediano junior con una maravillosa exhibición de técnica y plástica sobre el cuadrilátero ante el japonés Kamegai, por lo cual se constituyó en rival obligado del vencedor de éste duelo.

¿Qué significa la realización de Golovkin vs. Canelo? Implica un choque de reconocimiento absoluto. Acopia la presión de generar un desarrollo sobre el ring tan excitante como lo esperado. Con la obligación de desterrar la pésima imagen que dejaron Floyd Mayweather y Manny Pacquiao el 3 de mayo de 2015, en el combate más esperado de los últimos tiempos. El choque entre el kazajo y el mexicano sucede en importancia a esa contienda.

¿El vencedor será considerado, finalmente, el incuestionable número 1 de éste período pugilístico? Sí, definitivamente. Porque Golovkin, encontrará después de 37 triunfos consecutivos y 11 años de trajín en el profesionalismo, un adversario idóneo y popular como Álvarez, que le permitirá legitimar una carrera con muy pocos compromisos riesgosos. Y Canelo, de 27 años y un récord de 49 victorias, una derrota y un empate, requiere de un rival pomposo como Golovkin para purgar aquel traspié -con "baile"- que le propinó Mayweather en 2013. Ambos se necesitan para llegar a lo más alto y lograr la distinción egocéntrica de ser considerados "el mejor de todos, gramo por gramo , libra por libra", por sobre los pergaminos de otros competidores como Andre Ward, Anthony Joshua, Román " Chocolatito" Gonzalez o Vasil Lomachenko, que actualmente pujan por lo mismo.

Se abre el juego para una instancia vital del boxeo. Mayweather sobrevivió al ridículo que implicaba su show con McGregor y potenció el momento de éste deporte, que luego de un par de años opacos, recuperó bríos con peleas creíbles y atractivas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas